Desde el año 1988 la legislación de españa en materia promocional no deja que las bebidas alcohólicas superiores a 20 grados logren anunciarse en televisión, lo que transforma a este país en un caso único en toda Europa. Esta es la primordial conclusión a la que llegó el nuevo informe de Europa Ciudadana, ”La regulación de la propaganda en televisión en la Unión Europea: la situacion español», tras investigar todos los ordenamientos jurídicos en temas de propaganda de los estados integrantes de la Unión Europea.

“Ya hace 32 años, la regulación en materia promocional es un caso de muestra de mala práctica jurídica, única en Europa, en tanto que se discrimina a un producto de exactamente la misma categoría en frente de otro sin ninguna base científica y de manera arbitraria puesto que esa distinción de 20 grados no responde a ninguna prueba médica ni clínica y atenta contra el principio de igualdad de trato”, apunta el creador del informe y Presidente de Europa Ciudadana, José Carlos Cano.

Por este motivo, en este momento, mucho más de tres décadas después que se aprobara esa discriminación, el Gobierno tiene la posibilidad de terminar con esta anomalía en el desarrollo de transposición de la Directiva europea de Comunicación Audiovisual que regula, entre otras caracteristicas, la propaganda en televisión. Para esto, solo debe utilizar lo que recopila la Directiva en relación a la propaganda de alcohol en televisión.

“La Directiva de Comunicación Audiovisual deja que las bebidas alcohólicas logren anunciarse en televisión y, para esto, establece una sucesión de criterios pormenorizados, pero no discrimina dependiendo de la graduación. De ahí que, el Gobierno debe, en el contexto de la transposición de la Directiva, cambiar la legislación en vigor y utilizar lo que establece la Directiva para terminar con esta anomalía”, resalta el presidente de Europa Ciudadana en su informe.

En este sentido, el informe resalta que no existe ninguna evidencia a nivel científico que deje finalizar que los efectos dañinos de las bebidas alcohólicas para la salud pública dependan de su nivel de graduación, puesto que lo esencial es la proporción de alcohol consumido.

Según el instructor Cano, «todos y cada uno de los alcoholes son iguales y de esta forma lo dicen las autoridades sanitarias y, por consiguiente, no posee ningún sentido esta distinción que existe hoy día”. En verdad, nuestro Ministerio de Sanidad asegura de manera explícita: «desde la visión sanitaria tiene mayor importancia saber los gramos de etanol absoluto ingerido, que el volumen de bebida alcohólica».

Las regulaciones en otros países 
Para lograr subsanar este fallo, el informe apunta como modelos a proseguir para España las legislaciones de publicidad de Grecia, Portugal, Alemania, Holanda o Italia, en las que se compaginan los objetivos regulatorios de la novedosa Directiva de Comunicación Audiovisual estableciendo restricciones por horarios y audiencias sin la necesidad de discriminar a un producto alcohólico en frente de otro en función de su graduación

Por otro lado, el informe asimismo advierte de que España podría incurrir en graves responsabilidades caso de sostener esta discriminación no solo frente a la jurisdicción de españa -ordinaria y constitucional en la medida que se afectan derechos escenciales susceptibles de amparo- sino más bien asimismo frente a la jurisdicción europea.

Sobre Europa Ciudadana
Europa Ciudadana es un think tank académico experto en temas de europa.

Dossier de prensa

Tendencia y Belleza - %filename$

#Europa #Ciudadana #España #discrimina #propaganda #alcohol #por #graduación #caso #único #Europa

Fuente: Comunicae