La compilación conformada por una cincuentena de elementos, proporciona la posibilidad de arrimar al público la dimensión mucho más íntima de esta inusual actriz y mujer. Es indiscutible que la popularidad de Vivien Leigh, intérprete de la indomable Scarlett O’Hara en Lo que el viento se llevó, llegó a todos y cada uno de los rincones del mundo. No es asombroso que la entonces joven de quince años Elvira Clara Bonet, quedara rápidamente prendada de la actriz tras ver el estreno de la película en su natal Barcelona. Insólito es, que dirigida por una enorme perseverancia y devoción, lograse cartearse con la estrella durante más de una década, acabando con 2 encuentros personales en su vivienda londinense.

Tras la desaparición de Vivien Leigh, su última pareja sentimental John Merivale invita a Clara Elvira Bonet a ayudar al funeral, al lado de amigos íntimos como Michael Redgrave y Alec Guinness. A causa de la relación que Elvira Clara Bonet entabla con los familiares de Vivien Leigh tras su muerte, y en atención al cariño y devoción que siente por ella, es obsequiada con un sinnúmero de elementos personales de enorme carga sentimental.

Setdart tiene el honor de subastar esta singular compilación donde están recuerdos íntimos como la pitillera de oro y plata que siempre y en todo momento llevaba encima, una sanguina italiana sobre papel del siglo XVIII, tal como simbólicos elementos de attrezzo: un parasol correspondiente a la filmación de Lo que el viento se llevó, o unas lentes usadas por Vivien Leigh en su última película El barco de los locos, del año 1965. La correo apuntada no solo a Vivien Leigh sino más bien asimismo a su compañera de reparto Olivia de Havilland, lanza luz sobre las agitadas vidas de las actrices, tal como sobre la proximidad que compartían con sus seguidores en esa temporada.

Entre las joyas de la compilación resalta la agenda que Vivien Leigh usó el año de su muerte en 1967, con notas en tinta azul de su mano como «cumpleaños de mamá» o «cena con Bill’, tal como entradas que dejan reconstruir los datos de la vida diaria de la actriz en su último año. La vivienda inglesa Sotheby’s subasta en 2017 un lote afín: la agenda usada por Leigh entre 1937 y 1939, rematada por £15000.

Otro indudable «highlight» de la subasta, testimonio del tórrido romance con la enorme estrella británica actualmente Laurence Olivier, es una pequeña serie de fotografías nuevas en las que se puede observarlos nadando desnudos.

El rotundo éxito de Lo que el viento se llevó, entre las películas mucho más taquilleras de la historia, catapulta a Vivien Leigh a la popularidad y la consagra como entre los iconos mucho más esenciales de la historia del cine y de los niveles del West End. La atractiva personalidad de Vivien Leigh, su trágica historia personal y el impresionante instante histórico en el que se desenvuelve, prosiguen intrigando a las generaciones de seguidores y coleccionistas hasta hoy.

Ingreso a la subasta.

#compilación #elementos #personales #Vivien #Leigh #subasta

Fuente: Comunicae