¿De qué manera se escucharía la música de la España del período medieval? ¿Qué sonaría entre los muros de los castillos en las fiestas de la aristocracia? ¿Con qué armonías se deleitarían los fanáticos de las artes en una temporada donde la guerra y la desaparición eran el pan de cada día?

La superproducción de españa «El Cid», recién estrenada en Prime Vídeo, de Amazon, transporta de la mano a descubrirlo. Y es viable merced al trabajo efectuado por 2 de los músicos mucho más ovacionados de los últimos tiempos: el argentino Gustavo Santaolalla, ganador de 2 premios Oscar por la banda sonora de Brokeback Mountain (2006) y Babel (2007), y el español Alfonso G. Aguilar, constructor de la música de Klaus, nominada al Oscar a la mejor película de animación.

Los 2 tenían claro que la banda sonora de esta creación audiovisual debía ser diferente. Particular. Épica, como la historia a la que acompaña. Y también hicieron un viaje en el tiempo para lograrlo.

«Deseábamos reproducir los sonidos reales de aquella temporada. Enseñar de qué manera sonaba la música de hace mil años y evolucionarla hasta este día.», enseña Alfonso G. Aguilar. Para esto incorporaron instrumentos medievales como laúd, dulcimer o el harpa y múltiples elementos de percusión de la temporada».

Mezclaron musicalmente las etnias que cohabitaban en aquel momento introduciendo instrumentación de todo el mundo árabe y de los distintos reinos que el día de hoy forman España. «Comenzamos a hacer y conocer nuevos sonidos. Experimentamos de qué manera debíamos tocar cada instrumento para hallar la personalidad en ellos y hallar un tono único. El resultado fue un grupo de notas y sonidos distintas, singulares».

Pero los músicos no se han quedado ahí. Unieron esta música ‘medieval’ con música de hoy. La mezclaron con técnicas del siglo XXI, sintetizadores electrónicos, filtros, resonadores, etcétera. Todo ello dió rincón a una banda sonora enternecedora, «que fortalece las por sí profundas interpretaciones de los actores». Y sucede que, como apunta Aguilar, «fué un desarrollo de creación enriquecedor que ha evolucionado y crecido con cada personaje de la serie, con cada escena y con cada trama».

La angosta colaboración entre los dos músicos ha resultado en una banda sonora profunda, que juega bastante con los silencios; una música épica, que acompañará al nacimiento de un héroe.

Una canción para Soria
El Cid, de la productora Zebra y construída por Luis Arranz y José Velasco, se ha grabado en diferentes ubicaciones de las provincias de Soria, Burgos, Teruel, Zaragoza y la Red social de La capital de españa. El compositor Alfonso G. Aguilar deseó rendir un homenaje a uno de estos entornos que acogió al grupo de grabación: Soria. Por este motivo se unió a la idea «Soria Ahora!» con la composición de una canción beneficiosa de nombre homónimo: «Soriaya«. Con un vídeo protagonizado por los actores de la serie, la recaudación de «Soriaya» va a ir destinada íntegramente a Cruz Roja.

La serie de El Campeador dió sitio a una creación musical mucho más. El tema de reggaeton «Romance« que canta nuestro personaje principal de la serie, Jaime Lorente, y que pone música a la promo de esta producción audiovisual.

El compositor del público
Alfonso G. Aguilar se encuentra dentro de los músicos españoles mucho más reconocidos internacionalmente. Recientemente recibía el premio del público en los World Soundtrack Awards por la banda sonora de la película de animación Klaus. Este se encuentra dentro de los reconocimientos musicales mucho más relevantes en el panorama cinematográfico que, en ediciones precedentes recibieron las bandas sonoras de largos como “Harry Potter y El preso de Azkaban” (2004), “El Señor de los Anillos: La red social del anillo” (2002) o “Crepúsculo” (2009).

Entre sus últimas creaciones están, aparte de la banda sonora de El Cid, la música para la última película del director de cine Carlos Saura: “El Rey de todo el planeta”, tal como la de la serie “Santiago of the Seas” (de la cadena Nickelodeon).

Mucho más información

[email protected]

#música #España #medieval #cobra #vida #Cid

Fuente: Comunicae