• Áreas de trabajo: los especialistas apuestan por el modelo ‘hub and spoke’ que dé contestación a la movilidad y elasticidad laboral. Las áreas de trabajo centrales dismuyen y se muestran sedes mucho más pequeñas en núcleos urbanos de menor consistencia que marchan como nodos de conexión entre los usados.
  • Hoteles: el 69% de los arquitectos y diseñadores de interiores españoles estiman que los modelos híbridos entre hotel y oficina, populares como ‘Workspitality’, van a ser muy importantes en la oferta hotelera de los próximos años.
  • Tiendas: se transformarán en espacios ‘phygitales’, entre el planeta físico y el en línea, y en laboratorios de vivencias, mucho más orientadas a los servicios y a la prescripción que únicamente en venta.

Una casa modular que por el día es oficina y durante la noche, un hogar común; un hotel que reconvierte sus habitaciones en espacios de coworking de lunes a viernes y los últimos días de la semana recibe a turistas; una oficina entendida como punto de acercamiento de usados y no como centro de trabajo; o una tienda física orientada a la experiencia del usuario, pero que anima a la adquisición de sus artículos por la red. Es posible que parezca que describen los espacios que se habitarán más adelante, pero estos cambios ahora llegaron.

Y sucede que la crisis sanitaria ha acelerado la implantación de muchas tendencias que hubieran retrasado años en realizarse. Un caso de muestra visible es el trabajo a distancia, una exclusiva situación a la que tuvieron que amoldarse los espacios y que transformó el término de casas, áreas de trabajo, hoteles y tiendas como se conocían hasta la actualidad. Esta pertence a las primordiales conclusiones del estudio “The new habitat. Los espacios que habitamos en la verdad pospandémica”, efectuado por APE Conjunto en colaboración con future-A y que se ha anunciado el día de hoy en Casa Decor.

El informe comprueba de qué manera ha influido la crisis del coronavirus en el diseño de los distintos espacios que habitamos: hogares, áreas de trabajo, hoteles y tiendas. Para su realización se ha realizado una investigación de tendencias en el campo en todo el mundo y se ha analizado la opinión de 180 especialistas españoles del diseño de interiores y la arquitectura.

“Ahora mismo de inflexión estratégica, la innovación es que se requiere para adecuarnos a los retos a los que nos encaramos como sociedad”, ha asegurado José Miguel Pellicer, director ejecutivo de APE Conjunto. “Vivimos un periodo de tiempo de indecisión, con lo que en APE Conjunto sentimos el deber de investigar y comunicar este conocimiento” mediante un archivo “vanguardista en el ámbito que adelanta los cambios mucho más significativos en casas, áreas de trabajo, hoteles y shoppings, o sea, nuestros espacios vitales”, concluye.

Casas: ‘Hoffice’, un nuevo pensamiento en los hogares
La carencia de espacio libre, la reducción del tamaño medio de las viviendas o la introducción de novedosas funcionalidades en la vivienda -como el trabajo a distancia, la socialización o el deporte-, se unen con estilos de vida mucho más activos y variables que fuerzan a la vivienda a amoldarse de una manera rápida, simple y alcanzable. En verdad, la elasticidad del espacio va a ser fundamental para diseñar las viviendas del futuro, como de esta forma lo aseguran ocho de cada 10 expertos del ámbito.

La introducción de un término como el Hoffice (Home Office), forzará a planear los hogares para la conciliación entre trabajo y vida personal, lo que va a suponer la búsqueda de resoluciones que incluyan y oculten la oficina de una manera simple, artículos flexibles que tengan múltiples usos, tanto para el trabajo para las facetas privadas de la vida.

Específicamente, entre los criterios que priorizan los arquitectos y diseñadores de interiores españoles en el momento de diseñar la vivienda del futuro resalta su apertura al exterior, la elasticidad del espacio interior y la sostenibilidad.

‘More than an office’: espacios de trabajo flexibles y saludables
Más allá de que la mayor parte de las compañías eligió por modelos de trabajo a distancia a lo largo de la pandemia, muchas están apostando por un modelo híbrido, con lo que las áreas de trabajo proseguirán siendo importantes.

Por eso un 37% de los expertos del campo piensa que la oficina va a ser el espacio más esencial para utilizar criterios de elasticidad, sobre la vivienda, los hoteles o las tiendas. Las áreas de trabajo se transformarán en ‘Hub & spoke’: espacios de acercamiento para promover el trabajo colaborativo, capaces de producir interacción entre la gente. El espacio se va a dividir en zonas destinadas a distintas usos: espacios de concentración, zonas de brainstorming, salas de trabajo colaborativo, talleres, etcétera. De este modo, entra en crisis la aptitud de concentración de los modelos libres tan extendidos en los últimos tiempos y que en este momento se cuestionan en pos de modelos mucho más compartimentados.

Por otra parte, la crisis sanitaria ha causado un incremento en la toma de conciencia sobre la relevancia de hacer espacios de trabajo saludables, que apoyen el confort físico y sensible de todos y cada uno de los individuos de la oficina.

Además de esto, los centros de trabajo están evolucionando rapidísimo hacia un ecosistema de espacios flexibles diseñados para múltiples ocupaciones, donde la interacción humana va a tomar un papel escencial. De esta manera, las áreas de trabajo reconfigurarán su espacio para transformarse en ‘More than an office’ o, lo que es exactamente lo mismo, en espacios hibridados con otros modelos (comercial, cultural, acontecimientos, etcétera.). Hablamos de una visión mucho más interdisciplinar del trabajo, que crea novedosas y también inopinadas correspondencias entre compañías y proyectos de diferente índole.

‘Workspitality’: el trabajo a distancia como enorme ocasión para los hoteles
No hay duda de que el término de vacaciones cambió para toda la vida. Las opciones de viaje que dejan desconectar del agobio urbano están cogiendo fuerza y se revitalizan mediante fórmulas que dejan aislarse y mantenerse seguros, de esta manera aparece asimismo el término del hotel como cobijo, donde conectar con la naturaleza: una cuestión escencial para el viajero de los próximos años. Los hoteles apartados en medios de rincones naturales fueron los que mejor han subsistido a la crisis del turismo. Al unísono prosiguen mostrándose nuevos proyectos que aprovechan su localización para hacer espacios apartados, centrados en la salud holística del viajero y concebidos para el turista familiar que habita en enormes ciudades.

En todo caso, el campo hotelero fué entre los mucho más castigados a lo largo de la crisis sanitaria al perder la conexión con su cliente en todo el mundo, lo que ha obligado a producir tácticas para diversificar su negocio. Hasta la actualidad, los hoteles eran espacios que, en cierta forma, vivían ajeno de la región; tras la pandemia tuvieron que transformarse en núcleos de socialización y buscan un nuevo papel como entidades culturales, sociales y económicas.

El hotel por el momento no desea ser un espacio designado en única al turista o viajero de negocios, sino desea conseguir un posicionamiento como espacio conectado a su ambiente y transformarse en un ente participativo en los sitios en los que se posiciona. Se reconsidera su ocupación, impulsado por la necesidad de diversificar el negocio y desarrollar fortalezas frente crisis como la presente, pero asimismo como un cambio preciso para transformarlos en sitios híbridos y alterables, asumiendo novedosas funcionalidades.

De esta manera se desarrollan espacios combinados entre hotel y oficina, donde los poco a poco más varios teletrabajadores hallan los servicios correctos a sus pretensiones; esto es, lo que se conoce como workspitality. Estos modelos van a ser fundamentales en la oferta hotelera de los próximos años, según opina un 69% de los expertos del campo. En verdad, los diseñadores de interiores y arquitectos españoles valoran altísimo (un 8,1 sobre 10) la posibilidad de negocio del trabajo a distancia para los hoteles.

Espacios ‘phigital’: las tiendas como laboratorios de experiencia
Trabajar la seguridad fué clave para el ámbito retail a lo largo de la temporada mucho más fuerte del confinamiento. Si bien al comienzo las tiendas físicas se vieron muy perjudicadas por la caída de las ventas, cuando se estableció un nivel de seguridad el ámbito ha conocido explotar la posibilidad para reconstruirse cerca de la economía digital. En este momento, la experiencia omnicanal (venta ordenada por medio de distintas canales físicos y digitales) va a ser primordial para planear las tiendas del futuro. La tienda física se transformará en un paso mucho más en el desarrollo de compra, que se conectará con ecommerce o marketplaces, realizando del comercio un espacio ‘phygital’.

También, los espacios físicos de venta van a cobrar mayor relevancia como sitios para tomar contacto con la marca y sus valores. Las previsiones indican, que en este ambiente de comercio omnicanal, las tiendas van a pasar a ser ‘laboratorios de experiencia’ mucho más orientados a los servicios y la prescripción que a nuestra venta. Esa experiencia en la tienda va a ser la cuestión más esencial en el momento de diseñar el espacio para 4 de cada 10 expertos del campo de la arquitectura y la decoración. Si bien asimismo priorizan la introducción de la tecnología (21%), la exposición del producto (14 %) o la elasticidad del espacio interior (9%).

En relación a la localización de las tiendas, tras la pandemia el gasto de los usuarios se ha apartado del centro de las ciudades y los centros comerciales a los distritos locales. En la situacion de las fabricantes, les queda probar que tuvieron presente el modo de vida y la rutina de los clientes del servicio de las ubicaciones o distritos a los que se desea llegar, amoldando la oferta a la ‘tienda hiperlocal’.

Bajar aquí el estudio terminado.

#pandemia #hace más rápido #los #cambios #diseño #interiores #fusiona #casas #áreas de trabajo #según #APE #Conjunto

Fuente: Comunicae