Taberna Los Gallos, medias porciones de felicidad, en el único callejón de Puigcerdá

Foto de Taberna de los Gallos


Taberna Los Gallos abrió sus puertas en el año 2011. Una vieja casa transformada en un bello lugar de comidas, con diferentes espacios y 2 cautivadoras terrazas, una caminando de calle y otra en el ático, dónde gozar de una muy elegante iniciativa gastronómica de corte clásico con toques canarios, en honor a la tierra natal de Pepe Caldas.

Una vigilada estética, donde no dejan de invertir enormes dosis de esfuerzo, y que, tras su reciente reforma, luce aún mucho más magníficamente en la única Milla de Oro madrileña. El propósito escencial de sus dueños, y el lema de la vivienda, promover un ámbito propicio para el placer. Con ese propósito, proponen la opción de soliciar medias porciones. Una idea que invita a comunicar platos y instantes, bajo la cálida atención de su excelente equipo que le hacen sentir como en el hogar.

Cocina ininterrumpida y pequeños enormes datos
La cocina, abre de manera ininterrumpida, a fin de que se logre gozar a cualquier hora, mientras que agasajan con pequeños datos que marcan la diferencia. En el momento del piscolabis, proponen su exquisita tapa de tortilla de patatas casera, que desarrollan cada mañana y que jamás puede faltar en Taberna Los Gallos.

Por las tardes, las copas van acompañadas siempre y en todo momento de unas entretenidas chuches y unos fabulosos pistachos, por el hecho de que de lo que se habla siempre y en todo momento es de llevar a cabo feliz al cliente.

La carta de Taberna Los Gallos
La carta de Taberna Los Gallos, se identifica por la calidad de los artículos que emplean en la elaboración de sus platos. Una iniciativa que reúne tradición con toques renovadores, que favorecen platos muy atinados de todas las clases. Entre ellos, no tienen la posibilidad de faltar las ricas papas arrugadas con mojo, un guiño a Canarias, la tierra natal de Pepe. Las fabulosas croquetas hogareñas de jamón, han cosechado multitud de seguidores, y sus chanquetes con huevo y pimientos asados se convirtieron en uno de sus platos estrella.

Entre las novedosas incorporaciones en carta, hay que resaltar el original carpaccio de calabacín al pesto y burrata, perfecto para los días vernales y el falso risotto de carabineros que es un auténtico espectáculo. Entre los platos mucho más tradicionales, los dados de solomillo salteados con patatas y pimientos, son una genuina oda al producto, al paso que, los callos, fuera de carta, que Félix Ortiz, su jefe de cocina realiza con almejas forman una espléndida explosión de gusto en boca.

En el apartado de los postres, la crostada de chocolate con helado de vainilla es la joya de la corona. Un final muy elegante, dulce y delicioso.

Taberna Los Gallos, un bello lugar de comidas en el corazón del vecindario de Salamanca dónde gozar de mordiscos de felicidad y coleccionar instantes memorables regados de diversión.

#Taberna #Los #Gallos #medias #porciones #felicidad #único #callejón #Puigcerdá

Fuente: Comunicae