Comentando claro. Filosofía fundamental aplicada para médicos, enfermos y ambiente (Editorial Tregolam, 2020) es el tercer libro anunciado de Antoni Beltrán. Esta vez, el creador hace una crítica de la práctica de la medicina actual tomando como base su experiencia como enfermo a lo largo de ciertos años.

El escritor comparte con aspecto las experiencias a lo largo de su patología, sin esconder los instantes mucho más duros, con la intención de progresar la relación de los sanitarios y la gente enfermas. El libro nace con la vocación de ser útil de guía a todo el que que desee comprender el planeta hospitalario.

«Cualquier persona, que hay sufrido una patología y haya tenido necesidad de una extendida hospitalización, vive unas ocasiones, independientes de la dolencia que sufra, completamente novedosas. Sería lo mismo a ingresar en otro planeta distinto al que se encontraba habituada; eso representa un espectacular choque sensible. Enfrentamiento que, en el estudio, expongo con ejemplos y aporto toda clase de datos. Pero, no solo es el enfermo, al que se le transmuta la presencia, sino más bien asimismo a sus familiares mucho más próximos».

De este modo, expone que la práctica de la medicina mecanicista que se realiza en la sanidad occidental no tiene presente que los órganos pertenecen a un todo, que es el cuerpo humano, y en el que la cabeza tiene bastante poder. Por este motivo, Beltrán ve preciso emprender la naturaleza del Homo sapiens y poner de relieve que es un ser supeditado a sus sentimientos y que esta cuestión no puede ser olvidada por el plantel sanitario.

Otra iniciativa central en el ensayo es la contraposición entre el médico narcisista, que es inútil de ponerse en el sitio del enfermo, exponiendo aun algunos aspectos psicopáticos, en frente de la precisa actitud de empatía. El escritor apunta que este es un inconveniente derivado de la medicina mecanicista y, por este motivo, explora los valores y méritos indispensables para prosperar la relación del personal sanitario y el enfermo.

«Hoy en día, para estudiar medicina, solo es requisito pasar la llamada nota de corte, y con esto ahora se puede elegir a la facultad. No todas y cada una la gente, por su naturaleza o, mejor afirmaría, por la educación que han recibido en la niñez, están dispuestas para dirigir empatía y esto causa que, más de una vez, al clínico le falten facultades, para tratar al enfermo».

El ensayo asimismo pone en valor las prácticas de la medicina oriental y los entendimientos derivados del estudio de los campos morfogenéticos, tal como su viable app en la medicina occidental. Indudablemente, una visión que estimulará a los que leen mucho más curiosos y les incitará a reforzar mucho más en el tema.

Comentando claro: filosofía fundamental aplicada para médicos, enfermos y ambiente asimismo aborda otros temas transcendentales y fundamentales para el hombre como el temor y la desmitificación de la desaparición o el término de confort, que frecuentemente se confunde con salud, y en el que habría que poner un mayor énfasis:

«En el estudio, reivindico la diferencia que hay ente salud y confort, a propósito, dividida por una sutil línea, que puede llegarse a confundir. Tanto es conque, ciertos médicos la acostumbran a combinar, en el momento en que visitan en los consultorios a la multitud mayor».

Comentando claro: filosofía fundamental aplicada para médicos, enfermos y ambiente es un artículo subversivo que no deja indiferente y que despertará la curiosidad de los mucho más inteligentes y les incitará a investigar mucho más sobre el tema.

Antoni Beltrán concluye el libro proponiendo las novedosas esperanzas que los adelantos científicos van a traer en este siglo, revolucionando claramente el campo de la salud y, evidentemente, el confort.

Comentando claro: filosofía fundamental aplicada para médicos, enfermos y ambiente ahora está libre en las librerías para editar la práctica de la medicina.

#Antoni #Beltrán #aborda #toda #problemática #medicina #de hoy #desde #una #visión #intrépido #honesta

Fuente: Comunicae