Se vive en el planeta de la imagen y el aspecto donde los sentimientos mucho más humanos pasaron a un background ahogados por la hipocresía que ocultan los mensajes contentos. Ya hace múltiples años se está tratando trasmitir la iniciativa de que la receta mágica para ser feliz radica en ver el lado bueno de las cosas, pero ¿enserio centrarse en lo satisfactorio provoca que los inconvenientes desaparezcan? En un planeta lleno de inconvenientes y instantes complicados como el que ha tocado vivir con la pandemia, donde mucho más de 300 miles de individuos conviven con depresión y 260 millones con ansiedad, según datos de la OMS, hombres, mujeres, jubilados, mayores, jovenes y pequeños sienten la presión de sonreír y aparentar que todo está bien, si bien no sean capaces de administrar verdaderamente sus conmuevas.

Este es el punto de inicio que transporta al sicólogo y instructor universitario Buenaventura del Charco, consultado muchas veces por medios como ABC, Vogue, Harpers Bazaar, El Planeta, El País, Ethic o Cosmopolitan, a efectuar en su primer libro: Hasta los huevos del pensamiento positivo, una crítica capaz, mordaz y revolucionaria contra los mensajes lindos, pero inútiles y vacíos de contenido, que ocultan las páginas de la mayoría de los libros de autoayuda centrados en el llamado pensamiento positivo, que, lejos de espantar los pensamientos malos, fuerzan a reprimir las conmuevas reales.

En esta obra honesta, franca, emotiva y directa, este joven sicólogo de origen marbellense enseña a ser feliz desde el auténtico cambio y la lealtad a uno mismo. Un viaje sensible hacia lo que significa ser verdaderamente feliz, admitiendo y superando el mal, al prestar una filosofía de vida que verdaderamente asiste para localizar el sendero para una vida profunda y plena.

“De súbito la angustia y la ansiedad son conmuevas que tienen que ocultarse, a peligro de ser etiquetado, archivado y apartado, por el hecho de que en un cosmos de sonrisas es realmente difícil poner mala cara”. Es de este modo como empieza Hasta los huevos del pensamiento positivo, cuyo prólogo ha firmado Toni García Ramón, creador de ‘Aniquila a tus ídolos’ y que coopera escribiendo para medios como Esquire, The Wall Street Journal o Vogue. Un prólogo lleno de referencias cinematográficas y literarias, con el que recalca la última práctica de la ejecución de determinados factores de pensamiento y el daño estructural que están ocasionando en la sociedad los subliminales mensajes del «no supongas, sonríe». Para García Ramón, Del Charco decidió sabotear la banal comunicación de los fanaticos del buen rollo y el positivismo con su contundente mensaje. “Pues no precisas ser ilusionado, precisas ser franco con de qué forma te sientes y que pasa en tu vida, y basado en eso escoge como encararlo siendo leal a ti y no un gilipollas talento que va montado en un unicornio devolviendo arcoíris”.

Supuestamente, la psicología y el espacio de la autoayuda está sumidos en este momento en un período de positividad que distancia a la gente de lo verdaderamente esencial: el planeta real. Por este motivo, Del Charco ofrece un viaje interior crudo y franco en el que los inconvenientes y el mal no se comprenden como negativos o algo que esconder, sino más bien como sentimientos reales que, en el momento en que se comprenden y se combaten, se es con la capacidad de solventarlos y ser leal a uno mismo.

Anunciado por Lantia Publishing para Editorial Samarcanda, Hasta los huevos del pensamiento positivo, y sugerido por Publishers Weekly y por Rebeca Yanke (El Planeta) ahora está libre en las librerías.

#Hasta #los #huevos #del #pensamiento #positivo #crítica #Buenaventura #del #Charco #los #mensajes #vacíos

Fuente: Comunicae