El confinamiento por el Covid-19 puso a prueba a las familias, mudando sus prácticas dentro y fuera del hogar y ocasionando a lo largo de un total de prácticamente 3 meses que pasaran 24 horas cada día juntos sin salir de casa. No obstante, el cómputo de esta transformación fué positivo para la mayor parte de ellas. En verdad, el 34% afirma que les ha unido y que en este momento pasan mucho más tiempo juntos, en frente de 2 de cada 10 familias el confinamiento ha supuesto cierto distanciamiento debido al incremento del tiempo en línea y la necesidad de desconexión. Todo ello, según datos extraídos del estudio último estudio efectuado por Qustodio, interfaz de seguridad y confort digital para familias, ‘Centennials: el antes y el tras una generación marcada por el Covid-19’ en el que han analizado de qué manera está afectando la novedosa normalidad a las familias españolas.

Para Eduardo Cruz, co-principal creador y director ejecutivo de Qustodio, “el Covid-19 creó novedosas prácticas del día a día, dentro y fuera de casa, pero asimismo nos hizo recobrar muchas otras, como cenar. Asimismo en el campo digital, de ahí que es esencial contribuir a las familias a garantizar un equilibrio de tiempo on y sin conexión. En ocasiones el mayor inconveniente es la brecha digital que existe entre progenitores y también hijos o el hecho de comprender que el tiempo en línea asimismo puede asegurarles instantes de calidad juntos en familia si entendemos de qué forma”.

Si bien con el fin del estado de alarma las limitaciones son cada vez inferiores, la mascarilla, el gel hidroalcohólico, los turnos en las academias, la suspensión de ciertas extraescolares o el trabajo a distancia, son varios de los elementos que hacen que lo diario haya cambiado. Coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Familia (15 de mayo), desde Qustodio quisieron efectuar una corto radiografía de la situación de hoy:

  • La hora de ir al instituto es diferente. El 84% de los pasajeros cambió su forma de moverse al trabajo o llevar a sus hijos a la escuela a lo largo de 2020 y 2021 con el objetivo de eludir la utilización de transporte público, según una investigación de Ecologistas en Acción. En verdad, la utilización del autobús pasó de 1,8 días a la semana en casos de movilidad laboral o académica a 1 día a la semana, con lo que los progenitores se convirtieron en choferes y distribuyen el camino a la escuela con sus hijos.
  • Cerca del 33% de las familias afirma que comen juntas mucho más muchas veces que antes de la pandemia. La hora de la comida ahora no posee rincón en las cantinas institucionales o en la cafetería del trabajo con la meta de eludir contagios, por este motivo, el número de familias que come en el hogar ha incrementado. Además de esto, el cierre de los bares ha disparado el negocio de la comida a hogar que, según la asesora NDP, el volumen de facturación en España ahora consigue los 1.770 millones de euros, realizando que las familias sean compañeras de mesa a cualquier hora.
  • La manera de ocio asimismo cambió y divertir a los inferiores no es labor simple. Lo digital es parte indiscutible de la novedosa situación en el hogar. A lo largo de el año pasado, el 34% de las familias españolas se registró en alguna interfaz de vídeo en línea y el 32% adquirió un nuevo dispositivo, pero asimismo se recobraron otro género de ocupaciones como cocinar, llevar a cabo manualidades o los juegos familiares. Las prácticas adquiridas a lo largo del confinamiento han marcado las opciones recientes, en verdad, 6 de cada 10 familias elige efectuar ocupaciones en el hogar, como refleja el III Estudio Salud y Vida de Aegon.

#cada #familias #afirman #pandemia #les #unido #según #estudio #efectuado #por #Qustodio

Fuente: Comunicae