Como es ya conocido, las situaciones de miopía en la población incrementan todos los años y, según los consejos de los especialistas es precisa la detección temprana con revisiones periódicas y rastreo de tratamientos indicados para preservar una adecuada salud visual a lo largo de mucho más tiempo.

Si se charla sobre la prevalencia de la miopía infantil en España, asimismo va en incremento. Gracias a la pandemia esta situación ha afectado mucho más a la visión a este colectivo por el incremento de exposición a pantallas y por la restricción de pasar tiempo al aire libre, situación que de a poco se está recobrando.

Los controles visuales periódicos son la mejor herramienta para advertir el inconveniente. Se conoce que en la mayoría de las situaciones la miopía hace aparición entre los 6 y 10 años y se lleva a cabo a lo largo de la temporada de desarrollo, estabilizándose entre los 21 y 25 años de edad. Lo habitual es llevar a cabo exámenes visuales anualmente si el experto de la visión no señala que sean de forma mucho más recurrente.

Según asegura Fabio Cottet, directivo óptico de Cottet Óptica y Audiología si bien tiene un ingrediente hereditario la mayor parte de las miopías se causan por cambios ambientales. “El estar en ámbitos cerrados con poca exposición del sol y dedicar la mayoría del tiempo a tareas que necesitan estar viendo de cerca, hoy día se piensan los causantes definitivos para la aparición de la miopía en pequeños y su progresión”.

Cerca del 30% de los pequeños inferiores de 8 años emplea el móvil inteligente todos y cada uno de los días, lo que provoca que su graduación en miopía se haya aumentado en 1,75 dioptrías en los cinco últimos años, ocho décimas mucho más que la gente de entre 17 y 27 años, según datos del Instituto Oficial de Ópticos y Optometristas de Cataluña (COOOC).

También advierte la Organización Mundial de la Salud (OMS) que la miopía está incrementando en todo el mundo a un ritmo preocupante. Un 50% de la población mundial va a ser miope para el 2050, de las que un cuarto van a ser miopes de sobra de cinco dioptrías de miopía lo que acarreará el peligro de sufrir patologías oculares graves y también incapacitantes como el glaucoma, desprendimiento de retina o retinopatía miópica y piensa una enorme complicación para la salud pública. Por todo ello la OMS ha proclamado la miopía pandemia del siglo XXI.

Sobre de qué manera influye en la salud ocular de los pequeños la utilización de lentes de contacto el estudio Ocular Health of Children wearing daily disposable contact lenses over a 6-year period (publicación ElSevier)” lanza datos atrayentes. La investigación se efectuó a 144 pequeños de 6 años en un ensayo clínico para investigar el desempeño de una lentilla de hidrogel blando de enfoque dual desarrollada para supervisar la progresión de la miopía. Los desenlaces proponen que los pequeños de esta edad tienen la posibilidad de utilizar de manera exitosa lentes de contacto de hidrogel tirables todos los días con un encontronazo mínimo en la fisiología ocular. El producto asimismo examina los varios componentes que afectan al excelente resultado del empleo de lentes de contacto, incluido su adaptación, el material, la área y los hábitos del tolerante.

El especialista de Cottet señala que “en el momento en que la miopía ahora está presente, hay métodos para ralentizar su evolución, pero todavía no para achicar o parar totalmente su evolución. Se tienen tratamientos farmacológicos o sistemas ópticos (lentes oftálmicas y lentes de contacto) que separadamente o combinados están probando ser efectivos en el control de la evolución de la miopía en pequeños”.

Además de esto, el especialista dice que “fisiológicamente no hay ningún inconveniente a fin de que los pequeños empleen lentes de contacto. El experto de la visión examina cada caso y aconsejará la opción mejor. Todas y cada una de las resoluciones ópticas son adaptadas y el profesional es el que debe sugerir la opción mejor para el niño, así como para los mayores”.

Según datos de la Asociación Visión y Vida, la sobreexposición a las pantallas y pasar poco tiempo al aire libre en la niñez, influyen en el avance de la miopía. Apunta asimismo que la mitad de la gente entre 18 y 34 años en España son ya miopes y que perjudica mucho más a las mujeres (57,7%), que a los hombres (48,7%). En el momento en que esta miopía sobrepasa las cinco dioptrías, puede derivar en nosologías visuales, así como DMAE o glaucoma”.

Práctica de ocupaciones y deportes con lentes o lentillas
La nutrición, el reposo/reposar bien y el ejercicio son fundamentales para el avance mental y físico de los pequeños de la vivienda. Para la práctica deportiva es indispensable tener una aceptable visión, y llevar una protección correcta en ojos. De ahí que la recomendación del especialista de Cottet es que “los pequeños efectúen sus ocupaciones deportivas extraescolares o de fin de semana con una gafa deportiva concreta, bien sea graduada o combinada con lentillas y remarca que es esencial que no lleve su gafa frecuente, ya que probablemente no está desarrollada para eso y no homologada como elemento de protección visual”. También afirma que “las lentes de contacto en pequeños son una aceptable opción por la independencia de movimientos que dan y más que nada en la actividad deportiva”.

Con lo que sabe hasta la actualidad la mejor forma de impedir la aparición de la miopía es aumentar las ocupaciones al aire libre con luz del sol a lo largo del día. Por regla se aconseja que los pequeños estén por lo menos una hora y media cada día al aire libre, jugando, realizando deporte, etcétera. eludiendo proseguir viendo de forma incesante de cerca. De nada sirve que prosigan con una consola en el parque.

Precaución de lentillas
Para la utilización de lentillas, desde la Sociedad De españa de Optometría (SEO) recomiendan centrarse en el lavado de manos «antes de poner o sacar las lentes de contacto o tocar el portalentillas o el bote de lentillas». Además de esto, aconsejan frotar y enjuagar aquellas lentillas que no sean de empleo períodico y cambiar todos los días el producto de conservación del estuche de las lentes bisemanales, por mes o cada tres meses.

Referencias: Cottet Óptica y Audiología, Instituto Oficial de Ópticos y Optometristas de Cataluña (COOOC), Visión y Vida, SEO y https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1367048420302046, OMS.

www.cottet.com

#COTTET #Lentes #contacto #una #opción alternativa #eficaz #control #evolución #miopía #infantil

Fuente: Comunicae