La función de estos 12 genes establece el comienzo de la premenopausia y de la menopausia de cada mujer. No obstante, según el doctor Jan Tesarik y la doctora Raquel Mendoza Tesarik, autores del estudio, “todavía no tenemos técnicas eficaces y seguras para esta clase de régimen, puesto que están en etapa de avance en fase de prueba”.

Elecciones libres
La disfunción de varios de los genes implicados en el envejecimiento ovárico confluye en exactamente la misma consecuencia: el agobio oxidativo. Este fenómeno establece el comienzo de la premenopausia y de la menopausia de cada mujer y está implicado en la mayor parte de las situaciones de la infertilidad humana, femenina y masculina.

La información sobre el encontronazo del agobio oxidativo sobre la calidad y la proporción de los óvulos forma una base para nuevos tratamientos de distintas nosologías femeninas. “El régimen – los autores granadinos- se apoya en la activación de sistemas antioxidantes para remover las especies reactivas del oxígeno excedentes. En todos y cada uno de los casos, la decisión de los medicamentos mucho más correctos, empleados solos o en combinación, es dependiente de una evaluación profunda de la condición de cada mujer”.

Antioxidantes indirectos
Esencialmente hay 2 géneros de antioxidantes, indirectos y directos. Un popular antioxidante indirecto es la hormona de desarrollo que no agrede de forma directa las especies del oxígeno, sino más bien fortalece los sistemas propios de las células para efectuar esta labor. A una parte de esta acción, la hormona de desarrollo asimismo “remoza” los ovarios a través de otros mecanismos y optimización la ovulación en las mujeres con los ovarios poliquísticos. “Por estas causas es conveniente en las mujeres con una premenopausia, fisiológica o prematura, y en las situaciones de los ovarios poliquísticos” apuntan los doctores Tesarik y Mendoza-Tesarik.

Antioxidantes directos
Entre las substancias antioxidantes con un efecto directo resaltan las vitaminas C y Y también, el ácido fólico, la coenzima Q10 y, más que nada la melatonina, la mucho más fuerte de todas y cada una. Aparte de conjuntar los efectos antioxidantes directos y también indirectos, la melatonina asimismo frena el avance de la endometriosis y la adenomiosis, y actúa como un inmunomodulador.

Resoluciones de futuro
Una acción directa sobre los genes causantes podría ser una solución para el futuro y “múltiples centros de investigación de distintas países nos encontramos comprometidos en esta labor” comunican los autores del estudio.

De qué manera se genera el agobio oxidativo
El agobio oxidativo perjudica tanto a los espermatozoides como a los óvulos, y hace diversos tipos de inconvenientes de fecundación, tal como anomalías del avance preimplantacional de los embriones, exactamente el mismo desarrollo de la implantación (anidación) de los embriones en el útero, y un peligro alto de abortos involuntarios y anomalías de la descendencia. En el organismo femenino, el agobio oxidativo es objeto hoy en día de un profundo estudio a nivel molecular.

El agobio oxidativo tiene su origen en un desequilibrio entre la producción de especies reactivas del oxígeno y la supresión de los modelos excedentes de las células. Más allá de que, la producción de especies reactivas del oxígeno es un desarrollo preciso para dotar las células de la energía usada en múltiples procesos intracelulares, la acumulación excesiva de estas moléculas tiene la posibilidad de tener efectos asoladores, ocasionando daños esenciales en las mitocondrias, los orgánulos causantes del metabolismo energético. Además de esto, las especies reactivas del oxígeno se escapan, en algún momento, de las mitocondrias dañadas y atacan a otros elementos celulares, introduciendo su material genético (ADN).

#Hay #genes #relacionados #con #envejecimiento #ovárico

Fuente: Comunicae