El planeta laboral ha vivido una genuina transformación en la última década, en buena medida causada por la digitalización. Las respuestas a el interrogante ‘¿Qué deseas ser de mayor?’ cada vez son más variadas y a las profesiones mucho más habituales se sumaron muchas otras extensamente ligadas con la tecnología como: desarrolladores, investigadores de datos, diseñadores UX/UI, pero asimismo autores de contenidos para interfaces como Youtube, Instagram, TikTok o Twitch, por ejemplo.

Desde Qustodio, interfaz de seguridad y confort para familias, han visto a lo largo del último año un enorme desarrollo del empleo de comunidades por la parte de los inferiores, incrementando un 76% el tiempo usado respecto a 2019, datos que recopila su estudio de forma anual ‘Apps y inferiores: un año atrapados tras las pantallas’, y que asimismo exhibe que la utilización de las interfaces de vídeo en línea como YouTube habría incrementado un 25%.

“Estos datos son una clara exhibe de la situación de hoy. Los inferiores pasan mucho más tiempo en las comunidades consumiendo contenido que crean los influencers y estos se transforman en modelos a proseguir” asegura Eduardo Cruz, director ejecutivo y co-principal creador de Qustodio. “Es muy normal que nuestros hijos deseen este género de papel. La vida que se expone en las redes es idílica y usada como anzuelo de marketing, que tu trabajo sea jugar a juegos para videoconsolas o viajar cerca del planeta incentiva mucho más que un trabajo de 8 a 5”.

Exactamente la misma anteriormente los pequeños soñaban con ser caballeros o guerreros por el hecho de que hallaban en ellos inspiración y la ensaltación de todos y cada uno de los valores que deseaban representar, hoy en día, los jóvenes y inferiores aspiran a ser influencers, los nuevos referentes de las novedosas generaciones. En verdad, según datos de la XIII Encuesta de Adecco ¿Qué deseas ser de mayor?, la profesión de estrella de youtube hace aparición como la cuarta mucho más deseada para los prácticamente 2.000 pequeños y pequeñas españoles de entre 4 y 16 años.

La verdad es que, el planeta evoluciona y con él, nacen novedosas profesiones. Tanto es de esta manera, que en España hay mucho más de 7.500 personas dedicadas a la creación de contenido en las redes, transformando su modo de vida en un negocio de marketing. Una activa bien difícil de entender para las generaciones mayores, pero muy admirada por los originarios digitales.

Es un hecho. La profesión de influencer existe y se convirtió en entre los trabajos mejor pagados de los últimos tiempos. En verdad, según el informe Influencer Marketing Hub, el negocio de la propaganda en comunidades medró en 2020 cerca de 8.200 millones de euros. Instagram ocupa la primera situación del top en el que un macro-influencer podría ganar entre 4.000 y 8.000 euros por articulo y un mega-influencer por un contenido promocional jamás admitiría menos de 8.000 euros logrando llegar al millón de euros en casos de celebridades. En YouTube un nano-influencer puede ganar entre 16 y 160 euros y un mega-influencer puede llegar a entrar mucho más de 16.000 euros por mención. Al tiempo que el sueldo medio de un instructor de Educación Principal está cerca de los 2.000 euros, según datos de la UGT y el de médico en unos 4.400 euros. Estos datos se transforman en una motivación mucho más para los jóvenes.

La demanda de estos expertos por las fabricantes fué tan alta que se han desarrollado estudios para lograr estudiar a ejercer este puesto. En 2019, la Facultad Autónoma de La capital española decidió hacer el curso ‘Intelligence Influencers: Fashion & Beauty’, ordenado por la Capacitad de Psicología y la Escuela de Sabiduría Económica de la UAM, adjuntado con la colaboración de la Ibiza Fashion Week para conformar a los jóvenes en esta novedosa profesión.

La figura del influencer no es otra cosa que una exclusiva herramienta de marketing que las fabricantes tienen dentro en sus tácticas para lograr producir mucho más ventas y mayor reputación de marca y marcha. El éxito del fenómeno hay que a la sensación de probabilidad que aportan en la actualidad las críticas de estos desarolladores de contenido. No se conoce cuánto va a perdurar, lo que sí que es una cosa obvia es que los influencers, tienen poder, y bastante, sobre los usuarios y sobre los pequeños.

#Hijos #Jugadores #Youtubers #TikTokers #profesiones #con #futuro #moda #pasajera

Fuente: Comunicae