Instituto Alborán: Educar en un ambiente natural, una parte del desarrollo integral de los estudiantes

Foto de Estudiantes del El Colegio Alborán en Marbella


Richard Louv acuñó un trastorno que vino a llamar “déficit por trastorno de naturaleza”, aun llegó a relacionarlo con la teoría de las Inteligencias Múltiples de Howard Gardner. Baste pensar sobre el éxodo masivo de la población de las considerables ciudades en periodos vacacionales, que no son mucho más que rencuentros con la Naturaleza. Se responde a una necesidad escencial. El vínculo es visible. Pero, según los especialistas, poder gozar de un medioambiente como un bosque mediterráneo durante un curso escolar es alargar la sensación de confort prácticamente a lo largo de todo el año. Optimización de concentración y del estado anímico, incremento del nivel de energía efectiva, sencillez para la integración, mayor oxigenación de los tejidos…, para resumir, mejor calidad de vida.

José Luis González, directivo técnico del Instituto Alborán ubicado en Marbella lo sabe realmente bien, y sucede que el instituto tiene 25.000 m2 de área, la mayoría con zonas ajardinadas y donde la educación medioambiental se encuentra dentro de los pilares de su educación.

Hablamos de un instituto que está en un ambiente favorecido, cubierto de varios árboles autóctonos, centenarios habitualmente, y múltiples islas con plantas decorativas, muchas de ellas aromatizadas, peculiaridades de su flora mediterránea. Por otra parte, asimismo tiene un huerto ecológico, distribuido en parcelas, una por curso y con cultivos distintos y cartelería políglota. En el otro radical del instituto está el Club Hípico Alborán y la granja de animales, con ponys, caballos, cabras, conejos, burro, vaca, patos, ovejas…

Así como remarca José Luis González, “un ambiente que contribuye enormes provecho a sus estudiantes que tienen la oportunidad de ofrecer clases en un sala de madera bajo una encina centenaria, cubierto de verde, con el sonido de fondo producido por el trinar de los pájaros y algún rebuzno apartado de burro o mugido de vaca, donde las experiencias que reciben los alumnos van a ser muy dispares a si están en un ambiente de hormigón, humos y ruidos”.

Además de esto, “tenemos múltiples salas outdoor de madera, tanto para trabajar en formato cooperativo, para clase magistral y, muy de manera frecuente, aprovechamos nuestras 2 hectáreas y media de espacio, la mayor parte ajardinado, para llevar a cabo tareas laborables en el exterior”, destaca.

Esto deja que la educación medioambiental sea entre los pilares de la educación del Instituto Alborán donde su emprendimiento educativo pasa por el saber del medio y la sensibilización en relación a la restricción de los elementos que da la Naturaleza. Por este motivo, “singularmente en las etapas mucho más tempranas -los tres tutoriales de infantil y el primer período de EPO-, en la Educación Física y también que viene dentro en el emprendimiento de nuestro Club Hípico, tenemos los paseos a lomos de ponys por el ambiente del Centro. A lo largo del recorrido se destaca la relevancia del respeto a los animales, al medio en el que vivimos y su conservación. Esa etapa de Infantil, y toda la de Principal, tiene sus parcelas respectivas y distintos cultivos propios para cada estación. Es un huerto ecológico que goza la integridad del Centro, en verdad, son múltiples los tutoriales de ESO que desarrollan proyectos relacionados con los distintos cultivos, en coordinación con el monitor del huertoecological garden-. En la granja nuestro alumnado se esfuerza en el precaución de nuestros caballos-lavado y cepillado- o ocupaciones múltiples como la obtenida de huevos y su posterior incubación o el cultivo y crianza de insectos en terrariums, como proyectos de Educación Infantil”.

“En ESO, nuestro alumnado se ocupa del cuidado y conservación del ambiente dunar de la región, particularmente, del precaución de una duna que el Instituto tiene apadrinada, en la próxima región de El Barronal, a la que entramos con un interesante recorrido por la orilla del mar, y cuyo propósito, nuevamente, es la concienciación medioambiental y la erradicación de especies vegetales invasoras, merced al emprendimiento Produnas”, prosigue.

Un ambiente que permite una educación medioambiental en sus campos, “nuestro alumnado vió explotar un huevo, vió a un potro recién nacido mamar de su madre o ha precaución un gazapillo de solamente unos días. Lógicamente son vivencias que dejan huella, y que promueven el respeto y el cariño a los animales particularmente, y a la naturaleza por norma general. Pasear a lomos de un pony, acariciar un conejo o juntar huevos son situaciones comunes del día a día en el Instituto Alborán. Así mismo se desarrollan vínculos con los animales, se desarrollan sensibilidades y se fomentan valores, que habitualmente llega a tener sentido terapéutico. En el fondo, charlamos de unas ciencias de la naturaleza de carne y hueso, no solo en papel o en la pantalla de un dispositivo”.

“Cualquier centro del siglo XXI debe tomar en consideración los puntos renovadores de la educación, tanto a nivel de metodología como de gadgets, es primordial educar en la utilización responsable de los gadgets, promover el espíritu crítico y la imaginación, usar distintos lenguajes y comprender charlar públicamente o trabajar en grupo. Al lado de ello, hay componentes que hacen de una iniciativa un valor diferenciador. En el Instituto Alborán, aparte de esos componentes nombrados, los valores humanos, la naturaleza y el confort por norma general son peculiaridades identitarias”, que hacen de su oferta didáctica una iniciativa diferente, encuadrada en el campo de la sostenibilidad y el respeto al medioambiente, como unas partes del desarrollo integral de su alumnado. En el fondo, “como una sección primordial del género de ciudadanos que deseamos dar a la sociedad”, concluye José Luis González.

El Instituto Alborán, instituto políglota ubicado en Marbella (Málaga), nace en 1985 y comprende todas y cada una de las etapas del sistema educativo: Educación Infantil, Y también. Principal, Y también. Secundaria Obligatoria y Bachillerato. Un instituto que apuesta por la calidad y la excelencia de la enseñanza, con los objetivos primordiales de fomentar el desarrollo intelectual y sensible del alumnado, el pleno avance a través de la capacitación humana integral, el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades escenciales.

#Instituto #Alborán #Educar #ambiente #natural #parte #del #desarrollo #integral #los #estudiantes

Fuente: Comunicae