Los estudios de Institut Marquès demostraron la relación entre los tóxicos ambientales y el aumento de la baja calidad del esperma en este país. En España aún no hay datos que confirmen que la polución ambiental podría estar asimismo afectando el avance de los genitales masculinos a lo largo de la gestación. No obstante, en USA ahora se han publicado ciertos reportes sobre esto apuntando que tóxicos como los ftalatos podrían ocasionar diversos tipos de malformaciones genitales. Entre los probables efectos que podría ocasionar la polución ambiental, según estas publicaciones americanas, es la reducción del tamaño del pene. El servicio de andrología de Institut Marquès recibe por esta razón un aumento de las consultas de progenitores preocupados por el tamaño del pene de sus hijos.

Pene pequeño o micropene
La distinción de los genitales externos se genera entre la sexta y la octava semana de gestación. En ese instante, las gónadas indiferenciadas evolucionan a testículos en contestación a una sucesión de hormonas primordiales de cara al desarrollo de los genitales externos. Si a lo largo de esta etapa del avance embrionario se genera un déficit hormonal, ello va a poder ofrecer sitio a un feto con genitales equívocos o con micropene.

El pene de un niño al nacer debe medir cerca de 3,5 cm (entre 3,1 y 3,9 cm como límites inferior y superior de normalidad). Se charla de micropene en el momento en que es menor de 2,6 cm, si bien no debe malinterpretarse con el falso micropene o pseudomicropene (pene sepultado en la grasa púbica, pene palmeado o pene atrapado en el escroto, por poner un ejemplo).

Hasta el momento en que el niño cumple once años, la longitud de su pene tiene muy poca variación. Desde los 12 años, en el momento en que empiezan los cambios puberales, el pene duplica su longitud; los límites inferior y superior de normalidad se multiplican por 4. El tamaño debe apreciarse según la edad ósea y no por la edad cronológica.

Visita al Andrólogo
La única forma de hacer un diagnostico un auténtico caso de micropene es a través de una visita al andrólogo quien efectuará una exploración médica y prescribirá las pruebas que se logren estimar primordiales como el estudio del cariotipo y la medición de los escenarios hormonales de FSH, LH y testosterona u otras determinaciones hormonales. Ciertos casos necesitan un régimen endocrinológico concreto. El micropene puede asociarse a otro género de malformaciones testiculares o de la uretra que tienen la posibilidad de corregirse con cirugía.

Dossier de prensa

Tendencia y Belleza - %filename$

La preocupación sobre el viable efecto de los tóxicos en la for

Bajar

#Cada #vez #mucho más #consultas #sobre #tamaño #del #pene #los #pequeños

Fuente: Comunicae