Según VINNO, compañía experta en la venta de ecógrafos, la ecografía pertence a las exploraciones de imagen mucho más usuales. Es tan segura que prácticamente no posee contraindicaciones y, al tiempo, es una herramienta de diagnóstico inestimable con muchas apps distintas. No obstante, este examen tiene sus restricciones y en ocasiones necesita una preparación correcta.

De qué manera marcha una ecografía
El aparato que se usa para efectuar la ecografía lleva por nombre ecógrafo, nombre que procede de tres expresiones griegas que significan «nivel mucho más prominente», «sonido» y «dibujo». El dispositivo crea imágenes de las construcciones internas del cuerpo usando un fenómeno físico llamado ultrasonido. Hablamos de sonidos tan superiores, esto es, que tienen una continuidad tan alta, que prosiguen siendo imperceptibles para el oído humano.

El cabezal del ecógrafo dirige un rayo de luz de tales sonidos hacia la región examinada y al tiempo los recopila en el momento en que vuelven reflejados de las construcciones mentadas.

Si golpeas con el dedo una mesa de madera, oirás un sonido diferente que si golpeas un cristal del mismo modo. De igual forma, los diferentes órganos y tejidos tienen la posibilidad de «sonar» de manera diferente a un ecógrafo, que traduce esta información del sonido en una imagen, de manera afín a como marcha el sonar o los sistemas de guía de los submarinos.

¿Son seguros los ultrasonidos?
Si bien las ondas de ultrasonido tienen la capacidad de traspasar en las células del cuerpo, no tienen ningún contraefecto sobre ellas, en contraste a las radiaciones ionizantes usadas en los exámenes de rayos X o en la tomografía computarizada. En contraste a la resonancia imantada, tampoco es requisito un campo imantado profundo, cuyo empleo es la base de muchas contraindicaciones.

Las utilidades de la ecografía son muchas, pertence a los métodos médicos mucho más seguros y menos invasivos, con lo que puede efectuarse prácticamente con cualquier continuidad, asimismo a lo largo del embarazo, en el momento en que pertenece a las revisiones básicas.

¿Qué se puede investigar con la ecografía?
Merced a la presencia de sondas de ultrasonidos de diferentes tamaños y formas, se tienen la posibilidad de investigar distintas unas partes del cuerpo humano. Varios de los géneros de ecografía más habituales son:

  • Ecografía de la cavidad abdominal,
  • Ecografía de la mama (pezón),
  • Ecografía del corazón (llamada eco del corazón o ecocardiografía),
  • Ultrasonido de la tiroides,
  • Ecografía Doppler (ecografía Doppler de las arterias y las venas),
  • Ecografía ginecológica,
  • Ecografía obstétrica (examen citado efectuado a lo largo del embarazo),
  • Ecografía de la próstata,
  • ecografía testicular,
  • ecografía del tracto urinario,
  • Ecografía de tejidos blandos,
  • Ecografía de articulaciones, un examen primordial en el deporte.

La ecografía deja valorar el tamaño, la manera y el estado de los vasos sanguíneos, los órganos y los tejidos particulares con una precisión de 0,1 mm. A lo largo del examen se tienen la posibilidad de advertir tumores, quistes, abscesos, lesiones postraumáticas y neoplásicas, que se usan no solo para hacer un diagnostico patologías, sino más bien asimismo para supervisar la evolución del régimen. Merced a la ecografía asimismo es viable revisar si el feto en el útero de la madre se está construyendo apropiadamente (y de qué sexo es) y efectuar métodos que necesitan enorme precisión, como una biopsia.

No obstante, no todo puede examinarse con esta tecnología. Los ultrasonidos tienen adversidades para traspasar en el tejido óseo, tal como en el aire del tubo digestivo y los pulmones. Por este motivo, en ocasiones es requisito realizar mucho más bien una radiografía, un TAC o una RMN (por servirnos de un ejemplo, para ver el cerebro encerrado en el cráneo).

De qué manera prepararse para la ecografía
Lo que se marcha a fotografiar precisamente a través de el género de ecografía asimismo establece si el tolerante debe prepararse para el examen de alguna forma particularmente. El médico remitente o el plantel del centro en el que se marcha a efectuar la ecografía tienen que ofrecer las normas primordiales.

Sin embargo, para orientarle, se muestran ahora ciertos ejemplos de normas. Como se ha citado que el aire en el tracto gastrointestinal impide la propagación de los ultrasonidos, el día antes de la ecografía abdominal, que incluye el sistema digestivo, debe tomar un listo antiflatulento de venta libre y una dieta rápida (sin artículos lácteos o ricos en fibra y sin bebidas carbonatadas). Si se es predispuesto a la hinchazón, hay que cambiar la dieta unos días antes. El médico asimismo puede aconsejarle que tome laxantes para remover los restos de comida de los intestinos, que asimismo tienen la posibilidad de entorpecer en los desenlaces de la ecografía.

Masticar chicle y fumar cigarros no es aconsejable, en tanto que estas ocupaciones tienen la posibilidad de ocasionar la ingestión de aire, con lo que se recurre antes a una dieta y a antídotos contra la flatulencia, con el objetivo de remover la mayor cantidad viable de gases del tracto digestivo. Además de esto, el humo de los cigarros hace difícil la obtención de una imagen clara de los tejidos, en contraste a la orina amontonada en la vejiga (que no puede visualizarse adecuadamente a través de ecografía si está vacía). En consecuencia, antes del examen, es requisito tomar mucha agua sin gas o té despacio sin azúcar, a fin de que el tolerante sienta la necesidad de ir al baño a lo largo del examen.

La vejiga debe llenarse no solo a lo largo de la ecografía abdominal, sino más bien asimismo para exámenes como:

  • Ecografía del tracto urinario,
  • Ecografía pélvica,
  • ecografía transabdominal de la próstata,
  • Ecografía transabdominal ginecológica.

Examen por ultrasonidos
En lo que se refiere a la ropa para la ecografía, una aceptable decisión es un grupo holgado y cómodo, que logre quitarse o doblarse de forma fácil para dejar al descubierto la región del cuerpo que se marcha a investigar.

El examen radica en desplazar el cabezal de ultrasonidos sobre la piel del tolerante y presionarlo. Por consiguiente, las únicas contraindicaciones de la ecografía son las infecciones, las quemaduras y las lesiones abiertas en la región en cuestión. El examen tampoco frecuenta efectuarse en la situacion de fracturas óseas que terminan de cicatrizar, para no ocasionar un mal insignificante al tolerante.

No obstante, la ecografía puede ser un tanto dolorosa si hay un tumor o un quiste que presiona los nervios circundantes. No obstante, lo mucho más recurrente es que cualquier molestia a lo largo de la ecografía se limite a una sensación de frescor ocasionada por un gel particular que se aplica a la cabeza del aparato para achicar la fricción y hacer más simple la penetración de las ondas de ultrasonido.

El trámite terminado acostumbra perdurar de unos pocos a múltiples minutos. A lo largo de este tiempo, el médico que efectúa la ecografía mira las imágenes mandadas por el transductor en el monitor de la ecografía. Imprime los mucho más esenciales en papel fotográfico y los detalla en el final. Justo después del examen, el tolerante puede adecentar el gel de la piel con una toalla de papel y vestirse, y tras recibir los desenlaces, dejar la institución y regresar a las ocupaciones cotidianas.

#Qué #una #ecografía #cuáles #son #sus #apps #Por #VINNO #expertos #ecógrafos

Fuente: Comunicae