La popularización de los patinetes eléctricos ha derivado en que poco a poco más compañías de electrónica decidieron comercializar sus patinetes. En la actualidad, se tienen la posibilidad de conseguir esta clase de automóviles en multitud de tiendas y páginas en línea, y no por este motivo son de peor calidad o suponen algún peligro para el cliente, al revés, es mucho más cómodo para él.

En el momento en que se piensa en obtener uno, se acostumbra ver el diseño y el valor, pero ¿son estas las especificaciones mucho más esenciales? Desgraciadamente, no. Si se busca un óptimo patinete eléctrico que dure varios años y que solamente requiera cuidado, se deben tener en consideración múltiples componentes.

De igual forma, un patinete no es exactamente lo mismo que una bicicleta, en tanto que transporta motor y puede lograr velocidades de hasta 30km/h, con lo que está sujeto a una regulación diferente y hay que tomar mucho más cautelas.

Para hacer más simple la labor de elegir un óptimo patinete, esta es la información más esencial que hay que tener en consideración para asegurar una compra triunfadora:

– Normativa y seguro. Como se comentaba, los patinetes eléctricos están sujetos a una regulación diferente que hay que tomar en consideración para lograr circular. En España, están recogidos en el Reglamento General de Automóviles, en el apartado de automóviles de movilidad personal. Entre los puntos mucho más esenciales predomina la necesidad de un certificado de circulación o la restricción de la agilidad a 25km/h. Por ahora, no es obligación el seguro, pero sí muy aconsejable.

– Certificado de seguridad. Hay que comprobar que el patinete que se vaya a obtener disponga del certificado de seguridad pertinente para cada país (UL-2272 en USA y SGS en Europa). Con él, se va a tener la seguridad de que se tiene un vehículo seguramente cumple con todas y cada una de las normativas.

– Empleo que se le dará. Es esencial meditar qué empleo se le dará al dispositivo, puesto que ello determinará ciertas especificaciones del patinete, como el peso, si es plegable o no, las peculiaridades de las ruedas, etcétera. Por poner un ejemplo, si se marcha a circular por lote en estado deplorable, va a haber que seleccionar un patinete todoterreno.

– Batería y autonomía. Con relación al punto 3, asimismo hay que tomar en consideración la distancia que va a recorrer el patinete todos los días. Para esto hay que buscar un patinete que garantice muchas horas de autonomía, con lo que su batería debe ser de muy excelente calidad.

– Frenos. Para ir completamente seguro montado en un patinete, un factor que evitará daños mayores va a ser los frenos. Estos frenos tienen la posibilidad de ser de disco o de tambor, más allá de que se aconsejan los de disco, en tanto que aportan una mayor ventilación y evitan que los frenos fallen gracias a un sobrecalentamiento.

– Cacos. ¿Se precisa casco? Por ahora, la normativa no establece que sea obligación la utilización de casco, no obstante, hay que estimar que se llegan a lograr velocidades altísimas, con lo que cuanta mayor protección, mejor.

Estos son los puntos mucho más esenciales que hay que comprobar antes de meditar en obtener un patinete eléctrico, pero hay considerablemente más. Y tambiéns aconsejable buscar los patinetes eléctricos mucho más adquiridos o sugeridos, su ficha técnica y su certificado de seguridad.

#consejos #antes #obtener #patinete #eléctrico #por #patinetepro

Fuente: Comunicae