Las bujías son elementos son indispensables a fin de que el vehículo logre rodar. Su función primordial es generar una chispa que genera la explosión de la mezcla de carburante y aire en la cámara de combustión. Son las causantes de prender la mezcla y que haya movimiento de trabajo. Siendo tan esenciales en la mecánica general del vehículo, es indispensables revisarlas y mudarlas en el momento en que empiezan a gastarse. De ahí que, hay que saber sus diversos tipos y comprender discriminarlas para llevar a cabo un preciso sustituimiento.

La chispa eléctrica que se crea para aprender la mezcla de carburante lo realiza a través del electrodo. Pero los electrodos no son la única parte indispensable de la bujía. Asimismo se distingue por su género de taburete: cónico o chato de arandela. Además de esto, toda bujía tiene un rango térmico, o en otras expresiones, si es una bujía fría o una bujía ardiente.

Comenzando por los electrodos, hay 3 tipos, dependiendo del material con el que esté construido la bujía. Estos son 3:

  • Cobre. Este material tiene una buenísima conductividad, que ejercita menos resistencia al paso de la corriente. Además de esto, tiene buenísima durabilidad, hasta 25000 km.

  • Iridium. No tienen tanta conductividad de corriente pero tiene una mayor durabilidad que las de cobre, hasta 100000 km. Por este motivo, su precio es superior.

  • Platino. De la misma las de Iridium, tienen menos conductividad a fin de que sean mucho más resistentes a su desgaste, duran hasta 100000 km y su precio asimismo es mucho más alto.

No obstante, hay otro aspecto tan esencial como el material del electrodo, y es el nivel térmico de la bujía. Es la aptitud de la bujía de desvanecer el calor. Estas tienen que trabajar con una temperatura comprendida entre los 450 y 800 grados. Si se trabaja bajo estas temperaturas, no va a remover bien el carbón de la combustión.

Tienen un ingrediente cerámico, el aislante del electrodo. En las bujías calientes hay poco material aislante en contacto con el metal de la bujía. En la bujía fría hay mucho más área de contacto que contribuye a desvanecer el calor. Por este motivo, el aislante cerámico transmite el calor al cuerpo metálico de la bujía y después a la cabeza. De esta manera, se escogerán bujías mucho más frías en motores editados.

En este momento, ciertas sugerencias:

  • Numerar todas y cada una de las bujías antes de reemplazarlas a fin de que, en el momento en que se desgasten, sea mucho más simple admitir cuál fallaba.

  • Antes de disponer una bujía de cobre es requisito calibrarla. Puedes seleccionar un medidor estilo navaja, moneda o de alambre.

  • Las bujías de platino o iridium no precisan medición.

  • Usar la punta del revestimiento de un cable de bujía para ponerla en su rincón, en tanto que contribuye mucho más distancia y resulta considerablemente más simple instalarlas.

#Corto #guía #para #principiantes #sobre #tipos #bujías #por #bujiaspro

Fuente: Comunicae