Este 28 de junio, con motivo del Día Mundial del Árbol, la marca de muebles y decoración sostenible Hannun se suma al alegato de cuidar y respetar nuestro planeta, mostrando cómo otras formas de pensar y de hacer son compatibles con el crecimiento de marca.

“En Hannun luchamos por implantar un sistema sostenible entre ser humano y naturaleza, devolviendo a la tierra lo que le pertenece y realizando un uso justo y controlado de lo que obtenemos de ella”, apunta Maurici Badia, fundador y Director del Dpto. de Cultura de Hannun.

Diseñados para durar

Tomando como base los principios de la economía circular, Hannun diseña sus productos teniendo en cuenta su vida útil. De esta forma, la reutilización será siempre una constante. Esta premisa tiene por objetivo reducir la entrada de materia prima, el consumo y el desperdicio. De esta manera, desde la primera pieza hasta la última pueden reutilizarse o reciclarse una vez terminada su vida útil. 

Sostenibilidad y responsabilidad

En Hannun cuentan con la certificación PEFC (Asociación para la Certificación Española Forestal) y con el sello FSC (Forest Stewardship Council) que acreditan que solo utilizan maderas procedentes de bosques sostenibles. Desde estas organizaciones, sin ánimo de lucro, se promueve la gestión responsable de los bosques para evitar talas descontroladas o que los intereses económicos primen sobre los medioambientales. Por ello, la reutilización de la madera es uno de los grandes compromisos de la firma con el medioambiente ya que los muebles de madera reciclada necesitan menos pinturas y tintes y por tanto son menos contaminantes. Asimismo, los artesanos de Hannun únicamente trabajan con barnices ecofriendly fabricados con bases como el aceite esencial de linaza, ceras, pigmentos minerales o agua.

Larga vida a la madera

Uno de los objetivos de Hannun es ser una marca Zero Waste, no crear residuos y dar segundas oportunidades a los productos. Por ello, crean conceptos como el “Reuse Market”, mediante el cual ofrecen muebles que han sido utilizados con anterioridad en showrooms o prototipos, con descuentos para que tengan una segunda vida y no se desperdicien.

Zero waste

Otro de los puntos fuertes de la marca es que su packaging también está elaborado con cartones reciclados pretendiendo así eliminar por completo la presencia de plásticos en el interior de los paquetes antes de 2025. De hecho, acaba de lanzar The Way We SEA en colaboración con The Gravity Wave. Su primera colección elaborada con plástico postindustrial reciclado con la que pretende dar una segunda vida al plástico y recuperar parte del que hay en el océano, ayudando así a disminuir la contaminación y a crear un impacto positivo en el planeta.