Los investigadores del condado de Lamar (Georgia) han confirmado que Jessica Miranda Coffee de 28 años de edad y su pareja Phillip Luke Norman, de 30 años de edad están acusados de maltrato infantil, al romper 27 huesos a su bebé de tan solo dos meses de edad.

La policía del condado hizo pública la noticia y las fotos de la niña que sacaron de las redes sociales de los propios padres. En dichas fotos, ya se ven claramente signos más que evidentes de maltrato infantil severo en el bebé de la pareja.

Padres maltratadores
Padres de la menor acusados de Maltrato infantil.

La pareja fue detenida después de que la madre llevara al bebé al hospital de Griffin.

Los médicos del hospital WellStar Spalding, alertaron a las autoridades después de confirmar que la pobre criatura, sufría un traumatismo craneoencefálico grave además de múltiples fracturas de huesos en diferentes partes de su cuerpo, debido a los continuos malos tratos que recbía de sus padres.

Los padres de la niña fueron interrogados en el propio hospital sobre las lesiones que sufría su hija, pero éstos dijeron “no tener ni idea” de cómo se las había hecho.

Hasta el momento no se sabe de qué forma la pequeña recibió tales palizas. Las autoridades siguen investigando sobre el caso, mientras los padres están en prisión provisional acusados de maltrato infantil sobre su hija.

Los médicos confirmaron que la niña sufría heridas y signos de maltrato nuevos, pero también antiguos según los forenses adjuntos al caso, las autoridades llegaro a dichas conclusiones, tras determinar que la niña tenía lesiones que ya habían cicatrizado y otras se encontraban en proceso de curación.

La pareja tiene otros tres hijos que en la actualidad están bajo la custodia del estado.

La bebé de dos meses sigue ingresada en estado grave en el hospital de Children´s healthcare of Atlanta en Scottish Rite.

Una de las cuestiones más sorprendentes y escalofriantes de este caso, es que los padres de la pequeña maltratada, publicaban fotos de la bebé con múltiples magulladuras en su rostro sin ningún tipo de pudor en sus redes sociales, de donde incluso nosotros hemos podido adquirir a día de hoy las imagenes de este artículo sobre el maltrato infantil de la pequeña de 2 meses.

En las fotos publicadas en las rdes sociales de los progenitores, se puede observar que la niña siempre llevaba pañuelos y accesorios de bebé en la cabeza para disimular los golpes propinados por sus propios padres.

En sus perfiles de Facebook, podemos ver como aparentemente parecen una familia normal, mostrando fotos familiares, cumpleaños, fiestas de disfraces, realizando pasteles o jugando a juegos de mesa con sus hijos.

Padres dan paliza a bebe

Sin embargo, entre esas mismas paredes se estaba sembrando el terror, el maltrato infantil más cruel e inhumano a una niña de tan solo dos meses de edad.

Estas cosas nos demuestran una vez más, que la gente puede simular en redes sociales una vida idílica, cuando en realidad es completamente lo contrario.

La bebé lucha minuto a minuto por salvar su vida.