Ayer miércoles, la revista Lecturas publicaba y afirmaba con rotundidad que Sara Carbonero e Iker Casillas se han separado y que ya no comparten casa; pero horas después la revista ¡Hola! Digital, lo ha desmentido.

Sara Carbonero e Iker Casillas se divorcian

Sara Carbonero e Iker Casillas se separan. Esa es la “exclusiva” que la revista Lecturas publicaba este miércoles 10 de marzo de 2021.

Según la revista Lecturas, la pareja habría decidido terminar con su matrimonio después de 4 años y dos hijos.

La revista aseguraba que el ex futbolista y la periodista vivían ya en separado; él en una vivienda muy cercana a la que vive Sara con los niños.

Sin embargo, la revista ¡Hola! Ha desmentido esta información: “Sara Carbonero e Iker Casillas viven juntos y no se han separado”.

En los últimos tiempos, la pareja ha tenido que luchar contra varias adversidades como los graves problemas de salud de Sara Carbonero, el infarto de Iker y los constantes rumores de la separación de ambos por parte de los medios de comunicación.

La pareja volvió a la capital tras vivir 5 años en la ciudad de Oporto, lugar donde pudimos ver momentos muy felices entre ambos, pero también momentos muy amargos ya que toda la pesadilla de la enfermedad de Sara empezó ahí.

A Sara Carbonero le detectaron un cáncer de ovario por el que tuvo que hacer tratamiento durante más de un año.

Aunque la pareja siempre ha sido muy reservada para su vida privada, Iker Casillas concedió una entrevista donde reconoció que no había estado a la altura durante el tratamiento de Sara Carbonero.

De hecho, Sara Carbonero dedicó unas palabras muy emotivas para su hermana y no hacia Iker donde le daba las gracias por todo el apoyo recibido durante su tratamiento.

A mediados del año pasado cumplían su décimo aniversario de casados y “Ya es mediodía” afirmaba que la pareja estaba pasando por una grave crisis y que buscaban casa por separado en la capital.

Después de esas afirmaciones, Sara Carbonero sufrió una recaída de su enfermedad volviéndola a ingresar a finales de febrero para ser de nuevo intervenida.

Muchos medios confirmaban el “arreglo” de la pareja porque se veía a Iker acudir a la clínica con frecuencia y que abandonaron el hospital juntos en el mismo coche.

Desde luego eso no es una “pista” muy fiable para saber si se han reconciliado como pareja (si es que en algún momento tuvieron una crisis tan gorda como se ha estado anunciando a la ligera), ya que cualquier persona humana acompañaría a la madre de sus hijos (estén juntos o no) en un momento tan delicado como ese.

Sara Carbonero e Iker Casillas se separan

Puede que jamás se hayan separado, puede que sí. Puede que sean amigos o que simplemente tengan una relación cordial por sus hijos. Que se quieran, pero no estén enamorados o que se amen tanto como cuando Iker le dio a Sara aquel famoso beso delante de las cámaras de televisión. En cualquier caso, es algo que solo saben ellos, porque en ningún momento han hecho ningún tipo de aclaración sobre la situación del matrimonio.

No se puede hacer “periodismo” a cualquier precio o simplemente por “rellenar” huecos en web. Un medio cuando publica afirmando una situación, tiene que estar muy seguro de lo que está diciendo y ser consecuente con ello.

Lecturas, sin embargo, volvía a afirmar que solo “se trataba de apoyo de un ex matrimonio que se tiene cariño, porque después de almorzar cada uno se fue por su lado”.

¿Cuántas veces habré desayunado con mi marido y después nos hemos ido cada uno por nuestro lado? Pues no sé, pero miles, seguro. Y aquí seguimos, juntos.

¿Será que la redactora o redactor duerme debajo de la cama de la pareja?

Toda una incógnita.

De lo que sí estamos seguros es que la pareja no pasa por el mejor de sus momentos por temas graves de salud y personalmente pienso que hay que tener un poco más de respeto por muy “famosos” que sean.

¿Te imaginas tener que estar haciendo un tratamiento contra un cáncer de ovario y que a su vez tengas que leer en según qué medios que te estás divorciando?

Un poco de veracidad, un poco de tacto.