¿Qué pasó con la policía de Londres en el caso Sarah Everard? – Los hechos.

Estoy tentado de escribir un artículo de opinión, pero me voy a controlar. Creo que una presentación de los hechos del caso de Sarah Everard, te permitirá opinar por ti mismo.

Por lo tanto, voy a presentar todos los datos que han sido confirmados tanto por los detractores de la policía como por la policía misma.

Sarah Everard

La “Met”, como se conoce coloquialmente la policía metropolitana de Londres, está siendo criticada duramente en los últimos días por su actuación en el caso de una mujer de 33 años llamada Sarah Everard.

Básicamente, hubo una vigilia en un parque en memoria de Sarah Everard, que había sido asesinada hacía pocos días. Fue un acto pacífico y emotivo con flores y velas. La polémica se produjo a raíz de la actuación de la policía que dispersó de forma violenta a dichas mujeres , alegando que no tuvieron más remedio que actuar así porque su deber era acabar con aquella concentración para proteger a la ciudadanía de posibles contagios de Covid. Este argumento entra en contradicción total con el hecho de que no mostraran esa misma preocupación por contagio de Covid cuando Kate Middleton, la duquesa de Cambridge, acudió sin mascarilla a esa misma concentración un rato antes. Nadie hizo nada, bueno los fotógrafos la siguieron para sacarla en las portadas de los periódicos como un ejemplo de la empatía de la casa real. Luego esos mismos fotógrafos pudieron presenciar cómo otras mujeres, esta vez con mascarilla, eran forzadas, derribadas al suelo, esposadas y arrestadas.

Hay un pequeño detalle acerca del asesinato de Sarah Everard que hace pensar que… no, no, prometí no opinar. Simplemente voy a listar los hechos. El giro final de la historia parece el guión de una serie de intriga, pero tristemente es cierto. Y hará que te formes una opinión clara al respecto, estoy seguro.

Empecemos con el caso Sarah Everard.

2 de marzo: Wayne Couzens, un oficial en activo de la policía metropolitana, comienza un turno de 12 horas a las 7 de la tarde.

3 de marzo: La ejecutiva de marketing Everard desaparece. Lo último que se sabe de ella es que salió de casa de un amigo en Clapham, al sur de Londres, alrededor de las nueve de la noche. Su plan era andar los 4 km que hay hasta su casa, un paseo largo que normalmente hacía en unos 50 minutos.

Sarah Everard llama desde el móvil a su novio y charla con él mientras pasea. La duración de la llamada es de 14 minutos.

Existen imágenes de Sarah grabadas por varias cámaras de vigilancia:  a las 21:15 se la ve caminando sola; otra cámara la captura de nuevo caminando sola a las 21:28, y algo más tarde, a las 21:32 es capturada todavía sola por la cámara de un coche de policía.

Alrededor de las 21:35 horas, una cámara de autobús captura imágenes de dos personas y un coche Vauxhall Astra (Vauxhall es como se denomina la marca Opel en UK) blanco con las luces de emergencia (los cuatro intermitentes) parpadeando, en Poynders Road.

El mismo coche aparece con ambas puertas abiertas en una captura de cámara de otro autobús.

La matrícula del vehículo es identificada gracias a otras imágenes rastreadas por la policía cuando sale de Londres hacia Kent. Con estos y otros datos, confirman que se trata de un coche alquilado en Dover, Kent.

La policía metropolitana realiza un minucioso trabajo cotejando todas esas cámaras logrando así reconstruir los movimientos de la víctima minuto a minuto.

5 de marzo: Couzens informa a sus superiores que no se encuentra bien por causas de estrés y que regresará al trabajo en unos días.

6 de marzo: La Policía Metropolitana da la voz de alarma por la desaparición de Sarah Everard. En su declaración afirman que era no era propio de ella desaparecer sin decir nada a familiares y amigos. Ese mismo día la policía divulga una imagen de ella tomada por las cámaras de vigilancia, y dando el itinerario que creían que había hecho aquella noche, caminando sola a través de Clapham Common, un gran parque, después de salir del apartamento de su amigo. Se dirigía hacia su casa en Brixton, un paseo de casi una hora.

Ese mismo día, Couzens, un oficial portador de armas de fuego, envía un correo electrónico a su supervisor para decirle que ya no quiere llevar su arma reglamentaria. (En la policía británica no está generalizada la tenencia de armas. Solo especialistas altamente entrenados y de máxima confianza pueden ir armados).

8 de marzo: Scotland Yard declara que sigue «con la mente abierta en cuanto a todas las posibilidades» sobre la desaparición de la Sra. Everard, al tiempo que confirma que se ha iniciado una investigación con los protocolos adecuados en la desaparición de personas. Agentes especializados de toda la policía metropolitana son asignados al caso.

9 de marzo: La policía hace una batida con perros rastreadores por las calles y los jardines de las casas que se encuentran en el trayecto que supuestamente hizo Sarah Everard la noche de su desaparición.

El Met tuitea que ha arrestado a un oficial de policía en un domicilio de Kent en relación con la desaparición de la Sra. Everard. El subcomisario Nick Ephgrave dice que el hecho de que el hombre sea un oficial de policía en servicio «es a la vez impactante y profundamente perturbador».

10 de marzo: Los detectives que investigan la desaparición registran una casa y un bosque en dos lugares del condado de Kent al sureste de Londres. El Met revela más tarde que el sospechoso es un oficial de unos 40 años que trabaja en protección de diplomáticos y que está siendo interrogado por presunto secuestro y asesinato.

Cressida Dick, Comisionada del Met, anuncia que han encontrado restos humanos en un bosque de Ashford, Kent.

12 de marzo: La policía confirma que el cuerpo encontrado en el bosque de Kent es el de la Sra. Everard.

Couzens, de 48 años, es acusado de secuestro y asesinato.

13 de marzo: Couzens comparece ante el Tribunal de Magistrados de Westminster.

Este recorrido de los hechos en orden cronológico que comienza el 2 de Marzo menciona a Couzen casi desde el principio, así que no debe de haberte sorprendido que ese policía sea el asesino. Ese no es el giro de la historia que comenté antes. Después de su arresto unos datos perturbadores han salido a la luz.

Tres días antes de la desaparición de la víctima, Couzens protagonizó dos incidentes que la policía metropolitana ahora admite que estaba investigando. En palabras del portavoz de la policía “El 28 de febrero, el Met creó un informe criminal en relación con dos incidentes separados de exposición indecente (exhibicionismo) en un restaurante de comida rápida en el sur de Londres.” Se trataba de Couzens.

Caso Sarah Everard

Este policía fue pillado in fraganti, incluso grabado por cámaras de vigilancia, mostrando sus genitales a unas chicas en un McDonalds. Por lo visto al Met le pareció lo bastante serio como para iniciar una investigación, pero no tan grave como para quitarle su arma, ni para suspenderle cautelarmente de patrullar en las calles. Esas calles donde él (supuestamente) secuestró, asesinó y descuartizó a una mujer joven tres días después.

La tuvieron que identificar por sus registros dentales. No doy mi opinión, pero me apuesto lo que quieras a que es la misma que la tuya