Von der Leyen, sobre las vacunas: “¡la gibamos, tía Manuela!”

Úrsula von deer Leyen (Foto: Comisión Europea)

Por Carlos Matías

¡Insólito: por fin, un político reconoce que ha metido la pata!

La presidenta de la Comisión Europea acaba de dar una lección de pundonor a todos los políticos del Viejo Continente. Incluso a todos los políticos de los cinco continentes del planeta. Úrsula von der Leyen ha entonado el ‘mea culpa’ y ha reconocido sobre las vacunas contra el Covid que “fuimos muy tarde con la autorización; muy optimistas sobre la producción masiva; y quizá muy confiados sobre la entrega de dosis a tiempo”.

Úrsula von deer Leyen (Foto: Comisión Europea)

Sí: ha hablado en primera persona del plural, incluyendo, así, a todos los miembros de la Comisión Europea. Lo cual no habrá hecho gracia alguna a más de uno y más de dos, claro está: “Pio, pio, que yo no he sido”. La Von der Leyen y su «mea culpa», mientras otros «mean» fuera del tiesto…

Pero al menos ella se ha puesto al frente de todos los culpables y ha tenido la honradez de reconocer que ha metido la pata. Un “¡la gibamos, tía Manuela!”, que dista mucho de la actitud que el día antes José Borrell mostró al dar cuentas de su “desbarre”, menuda ocurrencia la suya, al irse a Moscú a por lana (“exigir” la liberación inmediata del disidente ruso Alexei Navalni) y salir trasquilado “ipso facto” con el “¡zasca, en toda la boca!” del ministro de Exteriores de Putin, Sergei Lavrov¸ viejo zorro de la política, tocándole los “puigdemont…nes”, por decirlo para que se entienda, con el tema del ‘procés’.

Parece nuevo Borrell. Mira que no tener en cuenta que Putin está atento a cualquier movimiento nacionalista (o sea, fascista, pero disfrazado de modernidad, digamos ‘fake’) que debilite a la Unión Europea…

Pero la Von der Leyen no se ha conformado con eso, no. Frau Ursula fue, agarró y, además, dijo lo más terrible que se le puede decir a un político: “Ahora debemos preguntarnos por qué ocurrió”. ¡O sea, que va a hacer auditoría de responsabilidades!

Lo que para muchos significa que Ursula von der Leyen ha vivido su peor crisis institucional en los catorce meses que lleva de mandato ha sido en realidad una exhibición de valentía política. Valentía premiada por la mayoría del Pleno, que ha respaldado su gestión. Además, la mandataria alemana ha anunciado en la Eurocámara un nuevo mecanismo de autorización en la EMA y el envío de las primeras dosis de Covax durante este mes. O sea, que nada de «sostenella y no enmendalla», como tan típico es de nuestro territorio patrio.

Y hablando de nuestro territorio patrio, hagamos comparaciones, precisamente porque son odiosas. Lo de la presidenta de la Comisión Europea es «igualito, igualito» que lo que vienen ocurriendo en España desde los tiempos de Viriato. Nuestros gobernantes no aguantan un repaso a la hemeroteca, como bien dice “Maldita” ídem:

En septiembre de 2020, Pedro Sanchez aseguró: “en el mes de diciembre podremos empezar a vacunar a una parte de la población de nuestro país». Y repitió: «la previsión es que en diciembre podamos tener vacuna, y no una, sino dos».

“¡Y dos huevos duros!”, tendría que haber dicho.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, también dijo que «si se superan los análisis clínicos», en diciembre ya tendríamos la vacuna.

En enero, el diario EXPANSIÓN publicaba: “Pedro Sánchez, convencido de que se superará el objetivo de vacunar al 70% de los españoles en verano”. Y no contento con eso, dijo a Efe: “en mayo o junio habrá 20 millones de españoles vacunados”. La misma agencia de noticias (la oficial, la que depende de Presidencia del Gobierno): «Otro paso más en el plan de vacunación: quiénes, cuándo y con qué vacuna».

Y Salvador Illa: «Al final del verano estará vacunado un 70% de la población y entraremos en un estadio muy distinto». Diario Público.

Pero los dos pueden tener razón, porque ninguno dice de qué año…

Este año no parece, porque Illa no ha querido ni hacerse las pruebas anti-covid antes del debate electoral. Que dice que «los protocolos no lo aconsejan»… ¿Serán los protocolos que le han elaborado los «anónimus» de su “Comité de Expertos”..?

Gracias por su pundonor presidenta Von der Leyen