Candela Lugar de comidas, reservados de altura en el corazón de La capital de españa

Foto de Reservados de Candela Restaurante


Se agradece conseguir en esos sitios de comidas que les encantan espacios privados donde tramar tácticas socioeconómicas, comunicar misterios inconfesables entre amigas, entonar un cumpleaños feliz a voz en grito sin incordiar a el resto comensales o, sencillamente, sentirse un poquito mucho más COVID free.

Candela Lugar de comidas, cuenta, de esta forma, con 2 reservados para 10 y 6 personas respectivamente, aparte de un comedor formal que puede llevar a cabo las ocasiones de salón privada con aptitud para 20 personas y 6 mucho más en una mesa alejada con vistas a la cocina. Para los que deseen un ámbito mucho más libres, en la planta superior o planta calle está la región de barra, con mesas altas y pantallas para poder ver el fútbol. Aquí marcha, en horario ininterrumpido, una carta de formato mucho más informal que se completa con una extensa lista de cócteles tanto tradicionales como contemporáneos y con actuaciones para animar el tardeo.

Candela Lugar de comidas, que está en la región de Hispanoamérica del distrito de Chamartín, es un lugar de comidas hecho para los madrileños en el que se recobran sabores, recetas y prácticas de siempre y en todo momento. Su iniciativa culinaria respira la esencia de las genuinas viviendas de comidas, aquellas en las que se ponía sobre el plato el más destacable género del mercado tratado con mimo artesano y sin virguerías, al paso que sus distintas espacios –barra, comedor y reservados– dejan desde gozar de la informalidad del tapeo y el animado ámbito del bar, hasta acoger encuentros mucho más relajados, de tertulia y sobremesa, con la intimidad caracteristica de las considerables mesas de poder.

Candela Lugar de comidas piensa la vuelta al ruedo de José María Ibáñez, alma de Semon a lo largo de 13 años, que ejercita aquí de chef ejecutivo aportando su dilatada experiencia en comedores de la talla de Jockey y Akelarre, su filosofía culinaria de respeto al producto y a la tradición y ciertas de sus recetas mucho más insignes, como las albóndigas con colmenillas, indudablemente entre los hits de esta novedosa enseña. Adelante de sus fogones está el gallego Pedro González Rial, exjefe de cocina el varios de los sitios de comidas del Conjunto Oter, al paso que de la partida de dulces y de ofrecerle el toque mucho más contemporáneo a la iniciativa se ocupa su segundo, Jorge Pérez-Juste, formado en El Celler de Cánido Roca. Este enorme equipo rubrica una cocina sincera y de temporada, que pone por enfrente un producto inusual –hay anchoas de Santoña, gambas blancas de Huelva, alcachofas de Tudela, ternera asturiana, vaca vieja gallega, etcétera.– y donde todo se realiza en nuestro lugar de comidas.

Amén de las citadas albóndigas, en Candela Lugar de comidas no tienen la posibilidad de pasarse por prominente la ensaladilla rusa con langostinos, las croquetas de jamón o el matrimonio de anchoas, trío que da fe del nivel culinario del lugar de comidas. Tampoco las alcachofas crocantes, los calamarcitos de potera con mahonesa de lima elaborados con tres harinas que dan como resultado un rebozado muy particular, los huevos con trufa o la tortilla de patas estilo Betanzos. Y bastante menos tienen que dejar de probarse el rabo de toro –al estilo cordobés y sin harina–, sus impecables callos a la madrileña –con pata, bastante morro y el punto justo de picante–, el foie micuit hecho en el hogar o un académico steak tartar elaborado a la visión del cliente y acompañado de patatas suflé. Platos, todos ellos, que remiten a la memoria culinaria de la ciudad más importante, a sus enormes comedores burgueses, a la cocina de los hogares y al tapeo mucho más castizo. Asimismo sobresalen los arroces –a banda, de bogavante, de rabo de toro y boletus y fideuá negra con chipironcitos y langostinos–, las carnes –entrecot de vaca vieja madurada, Tomahawk Steak, milanesa de ternera, solomillo con foie, etcétera.– y los postres, todos de manufactura casera, entre aquéllos que resaltan la tarta de queso, el coulant de chocolate, la tarta fina de manzana y el tiramisú.

La carta de vinos la compone una vigilada selección de 25 referencias donde, excepto ciertos tradicionales de gama alta, apuesta por etiquetas de creador, designaciones de origen menos comunes –Toro, Bierzo, Ribeiro, Ribera Sagrada, etcétera.– y, por norma general, vinos de buena relación calidad precio que no engrosen la factura final. Cabe nombrar asimismo a un equipo de salón animado y con experiencia que ayuda a redondear la experiencia.

Dirección: calle Uruguay, 1. La capital española
Teléfono: 91 457 90 73
Web: https://candela.la capital de españa/
Correo electrónico: [email protected]
Abierto de lunes a domingo: de lunes a sábado comidas y cenas; y domingo solo comidas
Horario de cocina en barra: ininterrumpido
Precio medio barra: 25 €
Precio medio lugar de comidas: 45 €

#Candela #Lugar de comidas #reservados #altura #corazón #La capital española

Fuente: Comunicae