La oferta de terrazas en La capital de españa es muy, muy amplia, no obstante, ocasionalmente hace aparición alguna que llama la atención no solo por su carta, sino más bien por la alta definición de sus platos combinada con un ámbito y un servicio impecables. Este es la situacion de la terraza de Candela Lugar de comidas.

Candela Lugar de comidas tiene 2 entornos distinguidos. En la planta superior o planta calle está la región de barra, con mesas altas y pantallas para poder ver el fútbol. Aquí marcha, en horario ininterrumpido, una carta de formato mucho más informal que deja gozar de un tapeo de calidad en buena compañía. La planta inferior, por su lado, aloja una salón mucho más formal, con horario y carta de lugar de comidas y con aptitud para 20 comensales y 6 mucho más en una mesa alejada con vistas a la cocina para acoger encuentros mucho más relajados, de tertulia y sobremesa. Además de esto, tiene 2 reservados para 10 y 6 personas respectivamente, para asambleas mucho más íntimas y almuerzos de trabajo, con la intimidad caracteristica de las considerables mesas de poder.

Sin embargo, la joya de la corona es su terraza, con región tanto al aire libre como con una mucho más cuidada para los días de elevado calor. Gracias a las limitaciones del Covid, en Candela Lugar de comidas tuvieron que limitar el aforo. Más allá de todo, la increíble terraza puede albergar a mucho más de 30 comensales, un lujo en el centro de La capital española.

Su carta, inspirada en la cocina madrileña, está vigilada y sin virguerías. En ella, están desde platos para comunicar y picar en la barra hasta proposiciones mucho más ‘de cuchara’, de esas que necesitan sentarse sobre buena compañía para disfrutarlas con tranquilidad y sin agobios. Para ir abriendo boca, se puede elegir una ensaladilla rusa con langostinos, cuya mahonesa es simplemente increíble; unas tradicionales croquetas de jamón, que se deshacen en la boca en una fusión especial entre el crocante del rebozado y la cremosidad del interior; o una tortilla de patata, al estilo de Betanzos, jugosa y en su punto.

Para los fanáticos de las verduras, las alcachofas fritas de Candela Lugar de comidas, con un punto logrado de sal, son una alternativa especial. Capítulo aparte merece su tomate con aceite de oliva virgen plus, de esos que no están en cualquier lugar de comidas. Su fragancia y textura trasladan de forma directa a la huerta y su gusto hace rememorar esas noches de verano en el pueblo, en las que un fácil tomate recién cogido basta para realizar de una comida simple un lujo.

La carta de vinos la compone una vigilada selección de 25 referencias donde, excepto ciertos tradicionales de gama alta, apuesta por etiquetas de creador, designaciones de origen menos comunes –Toro, Bierzo, Ribeiro, Ribera Sagrada, etcétera.– y, generalmente, vinos de buena relación calidad precio que no engrosen la factura final. Para los fanáticos de la coctelería, Candela Lugar de comidas no defrauda. Se tienen la posibilidad de localizar desde lo mucho más tradicionales a otros mucho más renovadores, como el mojito de melón, que hacen rememorar, prácticamente sin estimar, los míticos chicles que varios devoraban al salir del instituto. Además de esto, su personal, solícito y siempre y en todo momento presto a producir una experiencia única, es con la capacidad de hacer, en el instante, novedosas composiciones ajustadas a los deseos personales de cada cliente.

La cocina de Candela Lugar de comidas está capitaneada por José María Ibáñez, alma de Semon a lo largo de 13 años, que ejercita aquí de chef ejecutivo aportando su dilatada experiencia en comedores de la talla de Jockey y Akelarre, su filosofía culinaria de respeto al producto y a la tradición y ciertas de sus recetas mucho más. Adelante de sus fogones está el gallego Pedro González Rial, exjefe de cocina el varios de los sitios de comidas del Conjunto Oter, al paso que de la partida de dulces y de ofrecerle el toque mucho más contemporáneo a la iniciativa se ocupa su segundo, Jorge Pérez-Juste, formado en El Celler de Cánido Roca.

Los costes son, además, son muy confrontados. El valor medio en barra ronda los 25 euros, al tiempo que en la región de lugar de comidas se eleva a los 45. Está abierto de lunes a miércoles de 11:00 a 23:00 h; de jueves a sábado de 11:00 a 00:00 h y domingos de 11:00 a 17:00 h. Por su lado, el horario de cocina en la región de comedor es de 13:00 a 17:00 h y de 20:00 a 00:00 h.

Dirección: calle Uruguay, 1. La capital española
Teléfono: 91 457 90 73
Web: https://candela.la capital de españa/
Dirección de correo electrónico: [email protected]
Abierto de lunes a domingo: de lunes a sábado comidas y cenas; y domingo solo comidas
Horario de cocina en barra: ininterrumpido
Precio medio barra: 25 €
Precio medio lugar de comidas: 45 €

#Candela #Lugar de comidas #una #terraza #increíble #corazón #La capital española

Fuente: Comunicae