Cinco artistas postulan por el Premio Cervezas Alhambra de Arte Nuevo en ARCOMadrid

Foto de Cervezas Alhambra


Las proyectos se expondrán en la próxima edición de ARCOMadrid que se festejará en el mes de julio, donde un jurado conformado por expertos del arte con esencial trayectoria en el panorama artístico nacional y también en todo el mundo escogerá al ganador del premio.

En su quinta edición, el Premio Cervezas Alhambra de Arte Nuevo prosigue su singular apuesta por ciertas primordiales promesas del panorama artístico español, tal como por artesanos de primer nivel.

El Premio Cervezas Alhambra de Arte Nuevo festeja su quinta convocatoria transformado ahora un líder en artesanía moderna. El galardón ha reunido de nuevo a los mejores artistas emergentes del panorama nacional para hacer proyectos nuevas que trasladen el espíritu de la marca a través de un desarrollo de producción artesanal reinterpretado en clave moderna, con la Alhambra y Granada como inspiración.

Tras ser elegidos como finalistas, los artistas Antonio Fernández Alvira, Fernando García, Julia Huete, Juan López y Belén Rodríguez expondrán sus proyectos en el espacio que Cervezas Alhambra va a tener en la próxima edición de ARCOMadrid 2021. La feria de arte contemporáneo, entre las primordiales del circuito en todo el mundo y la más esencial de este país, se festejará entre el 7 y el 11 de julio. El jueves 8 de julio, un jurado compuesto por expertos del arte con esencial trayectoria en el panorama artístico nacional y también en todo el mundo escogerá al ganador del año en curso entre todas y cada una de las proyectos competidores.

“El Premio Cervezas Alhambra de Arte Nuevo cumple en esta convocatoria su quinta edición. Un año mucho más, proseguimos continuando en la consolidación de un premio que está provocando muchas esperanzas al hacer un nuevo contexto para la creación artística, realizando de la unión entre arte y artesanía moderna una manera de producción original y que recopila el pasado, el presente y lo lanza hacia el futuro, dándole nuevos significados” ha proclamado Alicia Ventura, comisaria del Premio.

El Premio Cervezas Alhambra de Arte Nuevo está que se encuentra en la feria ARCOmadrid desde 2017, merced a una colaboración que brotó de forma natural desde unos valores compartidos. Hablamos de una apuesta singular que conecta con ciertas primordiales promesas del panorama artístico español, tal como con artesanos de primer nivel. Durante estos años, la meta siempre y en todo momento fué ser leales a la identidad de Cervezas Alhambra, poderosamente marcada por su localidad de origen. Por tal razón, el Premio está muy relacionado a Granada y al monumento estandarte de esta que, aparte de ser fuentes de inspiración, simbolizan la habilidad del entender realizar, la seducción y una singular exquisitez. Encarnan, en sí mismas, una manera de comprender la imaginación que fortalece esa inusual conexión de Cervezas Alhambra con el arte y la artesanía.

Por ese vínculo se hace asimismo natural la colaboración, como novedad en esta edición, del Patronato de la Alhambra y Generalife, fruto de un convenio por el que está que se encuentra en las distintas etapas del premio, como en el ascenso del ganador al ser parte del jurado que va a decidir el fallo del V Premio Cervezas Alhambra de Arte Nuevo.

El Premio está además de esto concebido como un emprendimiento en un largo plazo, en tanto que las proyectos ganadoras pasan a ser parte del Fondo Artístico de la marca, que se materializa en hacer/sin/prisa, la interfaz de creación moderna que invita a gozar de los datos del día a día.

Sobre los artistas
Antonio Fernández Alvira
trabajó Lacería de una geometría vaciada, donde utiliza uno de unos fundamentos extraídos de la lacería de la Torre de la Cautiva para hacer una estatua donde estos elementos decorativas, inútiles a efectos edificantes, se valen por sí solos, sujetándose entre ellos y creando su espacio. La obra fué construida con exactamente los mismos yesos y coloreada con exactamente los mismos pigmentos que emplearon los artesanos nazaríes.

Con su obra La manera y el alma, Fernando García conecta la práctica del surf y la arquitectura de la Alhambra mediante su relación con el agua, creando analogías visuales entre una tabla de surf y los cipreses, atisbando en los picos de Sierra Nevada una ola a puntito de romper. Tanto en la Alhambra como en el surf el agua se usa como un factor escultórico que crea alma: en la Alhambra se crea una fusión balanceada de las formas arquitectónicas y de los elementos naturales en un espacio que invita a la introspección; al tiempo que el surf radica en la búsqueda eterna de una manera impecable en un factor que está en incesante movimiento.

Julia Huete ha concebido De 2 cuerpos vengo, 2 pares de bastidores de madera de castaño sobre los que se tensan una compilación de 4 entapices, combinados de 2 en 2 y distintas en todos y cada cara. Los tejidos están inspirados en los lampás nazaríes, un género de paño labrado en seda, compuesto por 2 urdimbres, de base y de ligamento, lo que deja la elaboración de un diseño por su anverso y reverso. Con esta composición, los lampás se sumaban a los elementos que modulaban el habitar en las estancias de la Alhambra pero que asimismo se sumaban al programa de color, caligrafía y arquitectura del palacio.

El artista Juan López trabajó sobre entre los veinticuatro versos del poema grabado en la Salón de 2 Hermanas, atribuido a Ibn Zamrak, entre los tres enormes versistas de la Alhambra: “Son tan hermosas sus columnas en todo que vuelan proverbios con su popularidad”. Resultado de esto, ha estampado en un papel ciertos trozos de las expresiones del patrón original. Se pone aquí en relación la tarea estructural de entre los elementos arquitectónicos de la Alhambra con las epigrafías y su empleo ornamental. La caligrafía ha perdido su carácter comunicativo y su valor semántico en la obra Ápices para ofrecer paso a una visualización fundamentada en la manera, el volumen y la composición.

La parte de Belén Rodríguez, Hoja verso, está fundamentada en la tintura de lonas de algodón con elementos naturales provenientes del granado y otros vegetales descritos en Esplendor del jardín y recreo de las psiques de Al-Tignari, botánico y poeta granadino del siglo XI. Al obtener el corazón de las plantas la artista recrea una enciclopedia vegetal. Un libro de panoramas monocromos, una guía cromática de paseos por el ambiente de Granada. Cada hoja es un espacio preciso, un suelo, una luz, un microclima, el destilado de un paisaje. Tiene dentro la máxima concreción cromática y la máxima abstracción formal.

Dossier de prensa

Tendencia y Belleza - %filename$

#Cinco #artistas #postulan #por #Premio #Cervezas #Alhambra #Arte #Nuevo #ARCOMadrid

Fuente: Comunicae