Dada la situación de alarma sanitaria que se vive en todo el mundo debido al Covid-19, las comparsas que participarán en la edición de 2021 del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, llegaron a la conclusión de que, si bien ahora esté instaurada la ‘novedosa normalidad’, la mejor solución es eliminar el certamen de comparsas y la conocida exhibición de la avenida de Anaga. Eludiendo de este modo, en medida de lo viable, la capacitación de aglomeraciones para achicar el peligro de contagio.

Ciertos presidentes y directivos del cuerpo de baile y parrandas, han comentado al periódico El Día de Tenerife que, dadas las condiciones sanitarias recientes, y la indecisión frente a un viable rebrote, deben ser reservados y cautos.

Además de esto, han aducido que, tras sopesar múltiples opciones, los ensayos no son ejecutables, puesto que en ellos forman parte mucho más de 100 personas, y varios de ellos forman parte a conjuntos de riegos, siendo ciertos, aun, sanitarios.

Por consiguiente, fiestas y comparsas, llegaron al acuerdo de dejar de lado la competición y suspender los certámenes para ordenar y festejar 2 exhibiciones, en su sitio. Estas exhibiciones van a contar, naturalmente, con todas y cada una de las cuestiones de inseguridad y prevención frente al Covid-19.

Novedosas medidas y proposiciones a las que se aúna la de Fernando Hérnandez, directivo general del conjunto Joroperos, quién anunció que su capacitación sí participa en la edición del carnaval de 2021. Lo va a hacer con disfraces reciclados, proposición que fué festejada y aprobada.

A todo lo mencionado, varios representantes han confesado que estas medidas de recorte les van a aceptar recobrar su economía interna, al poder cortar costos en músicos, en la adquisición de materiales en tiendas de disfraces y, naturalmente, en la confección de los disfraces de mayores, elementos que se llevan la mayoría del presupuesto de forma anual.

#Las #comparsas #Tenerife #han #acordado #concursar #edición #según #Concejalía #Fiestas

Fuente: Comunicae