Tras sus mucho más de 12 años de vida, Taberna Puerto Lagasca se convirtió en un líder gastronómico indispensable en la ciudad más importante. Este bonito lugar de comidas de espíritu marinero, cautiva con los más destacados artículos del mar y de la tierra, que Paco Carrascosa se hace cargo de realizar con enorme maestría para apoderarse a los paladares mucho más rigurosos.

Un hermoso local situado tras la muy elegante embajada italiana, que llama la atención con tres lindos espacios. Una barra mucho más informal, para la hora del piscolabis, que en este momento lamentablemente ha debido amoldarse a la normativa con ocasión del COVID, un salón agradable para gozar de agradables veladas, y su recién estrenada terraza, invitan a empaparse de la esencia de Taberna Puerto Lagasca.

Su artífice, el canario Pepe Caldas, dueño asimismo de Taberna Los Gallos, leal a su emblema de prestar una iniciativa de calidad a costes razonables, recrea con un bello local dónde gozar de las mejores materias primas. Lindos espéculos, hermosas lámparas y una vigilada decoración donde prevalecen los tonos marineros, el azul y el blanco que trasladan al comensal a esos entrañables pueblecitos de pescadores dónde saborear el más destacable producto recién traído del mar.

Con la meta escencial de llevar a cabo gozar al comensal, Paco Carrascosa realiza con sumo mimo los más destacados modelos para recrear con una correcta y balanceada iniciativa gastronómica. Últimamente, Paco introdució nuevos platos en carta y vale la pena evaluar la exquisita ensalada verde y la original pinsa romana de tomates diversos y burrata, 2 opciones idóneas para comunicar, adjuntado con las exquisitas rabas de calamar de anzuelo.

Entre los platos primordiales, el sanísimo risotto verde de verduras es un auténtico espectáculo y los tacos de costilla de buey laqueada forman una fantástica explosión de gusto en boca que crea adicción. El toque revolucionario viene a través de platos como las excelentes chuletitas de cordero lechal asadas con miel de romero que van acompañadas de un muy rico cus cus. Entre los postres está un dulce sin gluten que es una auténtica joya, la fantástica tarta de almendra con helado de pistacho, que conquista tanto a celíacos como a los que no lo son.

Taberna Puerto Lagasca, excelencia gastronómica a un precio accesible. Un hermoso local dónde comer claramente bien, mientras que su cautivador servicio se esfuerza en realizar contentos a sus clientes del servicio. Un trocito de mar en la Milla de Oro madrileña, que cautiva con un soplo de aire limpio invitando a reiterar, prontísimo.

#Taberna #Puerto #Lagasca #mejor #destino #para #fondear #corazón #del #vecindario #Salamanca

Fuente: Comunicae