4 de cada 5 progenitores no tienen idea de qué manera charlar con sus hijos sobre el dinero, según Alfio Bardolla

Foto de Alfio Bardolla


Hay varios desafíos en el momento de educar a los hijos y entre los que suelen suceder mucho más inadvertidos hasta el momento en que se transforma en una necesidad es el tema del dinero y de qué forma comunicar hábitos sobre la educación financiera.

Según los datos de Alfio Bardolla, especialista en cultura financiera y principal creador de la compañía de capacitación financiera personal líder en Europa y cotizada en la bolsa de Milán: Alfio Bardolla Training Group Spa, 4 de cada 5 progenitores no tienen idea de qué forma enfrentar la educación financiera de sus hijos. Ignoran a qué edad comenzar, de qué manera llevarlo a cabo, y de qué forma comunicar buenos hábitos en los pequeños de la vivienda en relación al dinero.

Este apunte se consolida con una encuesta efectuada donde se revelaba que el 47% de los españoles estiman que las economías individuales es el tema mucho más bien difícil de charla con otra gente. Sobre la política, la religión o aun la desaparición. Esto asimismo sucede en nuestra familia.

Para Bardolla, «La historia de historia legendaria que los pequeños no tienen que preocupares del dinero no es adecuada cada día de el día de hoy, lo que si debe realizar es argumentar a los pequeños que el dinero es un recurso y que ha de ser respetado. Al fin y al cabo se tienen que hacer, desde muy jóvenes, buenos hábitos financieros».

En la temporada de crisis económica causada por los efectos de la pandemia, la educación financiera se transforma en parte de la capacitación básica para cualquier familia con independencia de su situación económica.

Alfio Bardolla declara que «Indudablemente educar a los hijos en relación al dinero es un desafío en tanto que hay tantas ocasiones como familias. No obstante todas y cada una deberían empezar a integrar diálogos sobre el dinero desde los 4 años a fin de que los pequeños se vayan familiarizando y naturalizando los elementos».

Conceptos financieros según la edad
Por supuesto no tiene que ver con argumentar los datos mucho más especialistas de las finanzas, para cada edad hay conceptos básicos que se tienen la posibilidad de ir introduciendo en la educación financiera.

Desde los 4 años se puede comenzar a educar en conceptos como el ahorro, de qué forma se gana el dinero o por qué razón hay gente que tiene mucho más dinero que otra.

Indudablemente un primer paso muy sugerido es que desde los 4 años los pequeños tengan su hucha para lograr empezar a ahorrar, enseñarles la relevancia de lo que valen las cosas y también procurar ser un caso de muestra sano para ellos.

Entre los 6 y los 9 años va a ser un óptimo instante para inculcarles lo que significa el «coste de ocasión», o sea, «si te compras una cosa entonces no vas a tener dinero bastante para obtener otra». Por otra parte es el instante perfecto para comenzar a proporcionarles recompensas económicas por llevar a cabo tareas.

Entre los 10 y 15 años, en el momento en que los pequeños son ya siendo conscientes de la verdad y tienen la posibilidad de absorber mucho más conceptos financieros es el instante de enseñarles a estar satisfechos con lo que se tiene y valorarlo sin precisar tener lo último del mercado, que en la mayor parte de las situaciones es lo mucho más costoso. Con esta edad es conveniente dejar que los pequeños empiecen a administrarse su dinero y de esta manera enseñarles el riesgo de las deudas. Es el instante idóneo para que empiecen a estudiar a diseñar sus capitales y a cumplirlos.

Alén de las distintas ocasiones económicas de cada familia, se dan frecuentemente casos como enseña que le sucede al propio Alfio Bardolla que con 2 hijos de 11 y 10 años y recibiendo exactamente la misma educación, las respuestas son muy dispares: «mi hija Arianna ahorra bastante, mientras que mi hijo Silvio gasta todo cuanto tiene hasta el último céntimo».

No obstante, el especialista apunta que se demostró que esos pequeños que recibieron educación financiera se endeudan hasta un 75% menos que los pequeños que no recibieron ningún género de capacitación sobre el dinero.

«En un planeta digital y con ingreso a toda clase de pagos, por juegos para videoconsolas, servicios, etcétera., se hace importante comunicar a los pequeños el día de hoy un mínimo de educación sobre el dinero, el ahorro, la autogestión y el endeudamiento. Los pequeños van a estar expuestos a los costos y hay que prepararles de qué forma se les prepara en otras caracteristicas de su educación», concluye Alfio Bardolla.

#cada #progenitores #saben #de qué forma #charlar #con #sus #hijos #sobre #dinero #según #Alfio #Bardolla

Fuente: Comunicae