Un año es el tiempo máximo que calculan las compañías españolas para la restauración empresarial en este país. En concreto, prácticamente 6 de cada 10 entidades perjudicadas por la crisis sanitaria (55%) efectúa esta estimación, según establece la edición nueva del Informe Europeo de Pagos de Intrum, presentada esta semana internacionalmente. El estudio examina la salud financiera y las previsiones económicas de las compañías de 29 países de toda Europa.

Específicamente, así como exhibe el análisis efectuado por la compañía líder en servicios de administración de crédito, el 38% de las compañías españolas piensa que la pandemia dejará de tener un encontronazo negativo en su negocio a lo largo de la primera mitad de 2022, y el 17% sobrante calcula que esta situación se revertirá aun antes, en lo que queda de 2021. El resto cree que las secuelas de la crisis proseguirán lastrando sus finanzas alén de los próximos 12 meses.

“Después mucho más de un año de pandemia, el tejido empresarial español se ve en predisposición de realizar cómputo sobre el encontronazo que la crisis sanitaria tuvo en su negocio y, si bien todavía hay bastante indecisión de cara al futuro, las vacunas y la progresiva reactivación de la actividad llevan a las compañías a comenzar a tener una visión mucho más ilusionado. En verdad, prácticamente 6 de cada 10 compañías encuestadas en España están seguras de que la situación va a mejorar en los próximos 12 meses”, asegura José Luis Bellosta, director ejecutivo de Intrum en España.
Según el análisis efectuado por Intrum, de los 29 países encuestados, las compañías españolas se ubican entre las diez primeras de Europa que aguardan que la COVID-19 deje tener secuelas financieras en su negocio en el máximo de un año (el 55%), solo superadas por las de Grecia (58%), Irlanda (58%), Noruega (57%), Suiza (57%), Suecia (56%) y Reino Unido (56%).

Este optimismo tiene su origen en la sensación de haber salido adelante frente a una situación sin precedentes, a la que, así como destaca prácticamente la mitad (46%) de las organizaciones españolas consultadas, tuvieron bastante fortuna de sobrepasar.

La visión hacia la restauración asimismo está que se encuentra en los análisis completados por otras fuentes oficiales, como la última Encuesta del Banco de España sobre la Actividad Empresarial (EBAE), que mostraba en el tercer mes del año de qué manera las compañías españolas adelantaban una optimización en un corto plazo. Y sucede que, por vez primera desde finales de 2020, las compañías con perspectivas de desarrollo en su facturación (32,6%) superaban a las que preveían un deterioro agregada (23,2%).

“Sin embargo, no tenemos la posibilidad de relajarnos. Todavía estamos en un contexto de indecisión, donde el objetivo de las moratorias o de las ayudas estatales podría perjudicar a la salud financiera de las compañías que se estuvieron favoreciendo de estas ayudas”, añade el director ejecutivo de Intrum en España.

Solo 2 de cada 10 compañías españolas aseguran no haber sufrido el encontronazo negativo de la crisis
El ámbito empresarial sostuvo una inclinación expansiva de su actividad entre 2014 y 2019, ensayando una evolución efectiva en lo que se refiere a rentabilidad y liquidez, y un progresivo descenso de los escenarios de endeudamiento añadido. No obstante, marzo de 2020 trajo una contracción sin precedentes que deterioró la situación financiera de un alto porcentaje de organizaciones. Una situación desfavorable que, como se pudo revisar, no afectó a todas y cada una de las entidades por igual. Un reflejo de esto son los resultados que se consiguieron por Intrum.

Así como exhibe el estudio, solo 2 de cada diez compañías españolas aseguran no haber visto perturbado su margen de provecho en todo este tiempo. Específicamente, el 14% asegura no haber sufrido variantes en este sentido y el 5% confiesa, aun, haber experimentado un aumento.

Al lado de estas organizaciones, están aquellas que, si bien padecieron un descenso en sus provecho, han vuelto a la normalidad (8%) merced a la progresiva reactivación de la actividad y de la demanda, recobrando las cantidades anteriores a la pandemia.

Por último, y en contraste con las precedentes, estaría el conjunto mucho más extenso y perjudicado por la crisis sanitaria: el del 73% de las organizaciones españolas que piensa que sus provecho proseguirán abajo. Este porcentaje incluiría a las compañías que vivieron una disminución de sus cantidades de negocio, y que todavía no se han recuperado (48%), o aquellas que, si bien en este momento admiten que sus provecho continúan equilibrados, prevén una disminución en un corto plazo (25%).

El peligro de impagos, entre las primordiales intranquilidades de las compañías españolas
Según el análisis efectuado por Intrum, 2 de cada tres (63%) entidades reconocen estar mucho más preocupadas que jamás por la aptitud de pago de esos clientes del servicio con los que tienen cuentas atentos. En verdad, entre las primordiales preferencias de las compañías españolas es intentar garantizar los pagos de los clientes del servicio de manera mucho más rápida, singularmente en la situacion de las pequeñas y medianas empresas (21%).

Este miedo de no poder liquidar las deudas atentos con sus clientes del servicio llevó al ámbito empresarial a ser considerablemente más riguroso en el momento de admitir plazos de pago mucho más largos. Tal es conque el porcentaje de entidades que asegura no negociar las condiciones de pago se ha aumentado del 9% al 28% en solo unos meses. Algo que piensa un incremento de prácticamente 20 puntos porcentuales.

Es mucho más, si en la edición del estudio de finales del año pasado el 80% de las organizaciones españolas reconocía haber recibido plazos de pago mucho más largos de los que les agradaría para no dañar la relación con sus clientes del servicio, esta cantidad en este momento es del 46%, esto es, 34 puntos menos.

Va a haber que ver de qué forma se desarrollan los próximos meses, en tanto que la combinación del endurecimiento de requisitos y el aumento de la oportunidad de impagos podría producir un efecto dominó en el resto del ámbito empresarial.

#cada #compañías #perjudicadas #por #crisis #cree #situación #va a mejorar #aquí #año #según #Intrum

Fuente: Comunicae