Fundación Ebro y Asociación Norte Joven lanzan “EbroYoung”, una idea popular para fomentar la capacitación en la especialidad de cocina para un conjunto de 17 jóvenes, de entre 16 y 25 años de edad, en situación de desventaja. Por medio de este taller de cocina, jóvenes con trayectoria de fracaso escolar y derivados de ocasiones socioeconómicas de contrariedad, van a recibir capacitación como asistentes de cocina a fin de que consigan las competencias, hábitos y cualificaciones primordiales para entrar al mercado de trabajo o seguir sus estudios en escenarios superiores.

EbroYoung, un emprendimiento impulsado por la Fundación Ebro, está absolutamente alineado con su deber popular con la educación, el emprendimiento y el ingreso al empleo de esas personas, que hallan mayores adversidades para entrar a ocasiones de futuro. EbroYoung es la coalición mediante la que la Fundación Ebro y Norte Joven reúnen sacrificios para ayudar a la consecución del ODS4, poder una educación inclusiva, equitativa y de calidad, fomentando la optimización de la empleabilidad de jóvenes en desventaja por medio de la capacitación en cocina.

“Ebro Young reúne en un solo emprendimiento los primordiales objetivos con los que estamos trabajando en Fundación Ebro: igualdad de ocasiones, inclusión popular, educación, ingreso al empleo, valores, cultura del esfuerzo, sostenibilidad, etcétera. Nos encontramos persuadidos de que va a sospechar una experiencia y estudio integral para todos y cada uno de los competidores y una apertura de puertas hacia nuevos desafíos y objetivos de futuro” ha señalado Blanca Hernández, presidenta de la Fundación Ebro.

El deber de las dos entidades con la Agenda 2030 y el avance sostenible, con el foco puesto en la contribución a los ODS 2 y 12, se integra en este emprendimiento de capacitación con el taller “consumo 360º”. La meta es educar, mentalizar y sensibilizar al alumnado mediante diferentes ocupaciones sobre: la relevancia de achicar la huella ecológica, la generación de cero restos, la administración de los elementos para achicar el encontronazo medioambiental, etcétera. Todo ello en el contexto de la educación y sostenibilidad medioambiental, aplicado al ambiente de la capacitación en cocina.

Y, finalmente, la idea EbroYoung incluye asimismo la participación de los futuros chefs y chefs en el servicio de catering popular, una experiencia de capacitación práctica real. Los jóvenes van a preparar una media de 60 comidas por semana (mínimo 30 comidas 2 días por semana), lo que podría sospechar la elaboración de sobra de 1.000 menús – todos supervisados por un nutricionista-. El catering popular forma asimismo una experiencia de estudio-servicio (ApS) para el alumnado, que aprende a cocinar cocinando para otros y ofertando un servicio solidario a personas del ambiente de Villa de Vallecas, sin elementos ni capital y con pretensiones básicas no cubiertas, a las que se entregan estos menús de manera gratuita.

“Formar parte en el catering popular ofrece a los jóvenes la posibilidad de efectuar prácticas reales como asistentes de cocina, primordial para poner a prueba sus habilidades y los aprendizajes comprados, pero más que nada les prepara para su ingreso al mercado de trabajo. Tiene, además de esto, múltiples provecho formativos, personales y sociales: estimula la educación en valores, la adquisición de capacidades pro-laborales, la promoción del esfuerzo, la motivación, la autovaloración, etcétera. Componentes todos ellos que nos asisten, por medio de la capacitación, a prosperar la empleabilidad de los jóvenes y a hacer novedosas ocasiones de futuro” enseña Mercedes Negueruela, directiva general de Norte Joven.

En el contexto de EbroYoung, además de esto, los estudiantes van a poder formar parte en otras ocupaciones que se van a organizar como desafíos, clases magistrales, conversas de motivación.

#EbroYoung #una #idea #para #impulsar #empleo #juvenil #cocina

Fuente: Comunicae