El envejecimiento se dispara en España en 2021 hasta el 129%, según Fundación Adecco

Foto de Fundación Adecco


El Centro Nacional de Estadística hizo públicos los últimos datos sobre envejecimiento en este país que, un año mucho más, reflejan una inclinación incontenible: en 2021, España volvió a registrar un nuevo máximo de envejecimiento, del 129% o, lo que es exactamente lo mismo, ahora se contabilizan 129 mayores de 64 años por cada 100 inferiores de 16. Esta cantidad piensa el mayor desarrollo (3,4 puntos porcentuales) de la serie histórica desde 1999, sabiendo que el año pasado se situó en un 125,7%.

Contrasta la cifra de hoy con la de principios del milenio, en el momento en que este país era aún joven: en 1999 todavía había mayor población menor de 16 que mayor de 64, con un índice de envejecimiento del 99%. Desde el año 2000 España es ya un país avejentado, con un índice de envejecimiento que sobrepasa el 100% y que incrementa rápidamente de año en año. En verdad, a lo largo del último ejercicio la cifra se ha disparado en mucho más de 3 puntos porcentuales.

Tal repunte del envejecimiento se genera más allá de que la pandemia ha aumentado el número de defunciones en un 17%, afectando en especial a la tercera edad. No obstante, el número de nacimientos asimismo se vió impactado, con una caída del 6%. Además, el indicio coyuntural de fecundidad alcanzó en 2020 su valor mínimo desde el año 2000, con 1,1 hijos por mujer, según el INE. Este hundimiento de la tasa de natalidad a lo largo del último año se relaciona con la indecisión alentada por la crisis económica, tal como el miedo a problemas médicos a lo largo de la gestación, situaciones que están postergando los nacimientos.

La desinflada tasa de natalidad y el disparado índice de envejecimiento tienen su consecuencia mucho más aparente -y también inminente- en el sistema de pensiones. La relación cotizante-pensionista cerró 2020 con un número de 1,9, un índice en caída desde el año 2007, en el momento en que la cifra era de 2,7. “El valor mínimo de hoy no garantiza la sostenibilidad del sistema de pensiones y pide ofrecer contestación urgente a desafíos como la cronificación sistemática del desempleo entre la población activa de sobra edad o el impulso de incentivos fiscales y laborales que impacten en las familias y estimulen la natalidad”- asegura Francisco Mesonero, directivo general de la Fundación Adecco.

Envejecimiento por comunidades autónomas
Por comunidades autónomas, regresa a dirigir el top de envejecimiento Asturias, con un índice del 231% (231 mayores de 64 años por cada 100 inferiores de 16, un valor que creció 6,5 puntos porcentuales respecto al año pasado), seguida de Galicia (207%) y Castilla León (204%). Estas 3 zonas ahora muestran mucho más del doble de población mayor 64 años que menor de 16 años. En el otro lado, Ceuta (61,7) y Melilla (46,2) y Murcia (90,4%) son las únicas zonas que resisten con índices aún bajo 100%, registrando -todavía- una mayor proporción de jóvenes.

Talento sénior: el enorme reto del siglo XXI
A la luz de las cantidades previamente expuestas, la Fundación Adecco fortalece el enfrentamiento del talento sénior como única opción alternativa para el futuro de este país: “frente cantidades de envejecimiento de semejante intensidad, urge ubicar al talento sénior como prioridad nacional, tanto en las activas públicas como en las tácticas empresariales, tal es así que se erradique la discriminación laboral por edad de manera determinante y los desempleados mayores de 45 años logren reubicarse en el mercado de trabajo de manera sostenible en el tiempo”– resalta Francisco Mesonero.

De hecho, el talento sénior prosigue sin ser un tema prioritario para el 74% de las compañías y el 52% acepta conseguir frenos para la incorporación de expertos mayores de 45 años, según el informe #TuEdadEsUnTesoro, anunciado por la Fundación Adecco en este mes de junio. Además de esto, el 86% de los desempleados sénior piensa que la edad le daña en su ingreso al empleo. “Estos porcentajes chocan frontalmente con la situación demográfica, siendo los séniores la fuerza laboral dominante pero, al tiempo, la que mucho más óbices halla para consolidarse en el mercado de trabajo” -remarca Mesonero.

En verdad, el 56% de los desempleados mayores de 45 años transporta mucho más de un año en paro, en oposición al 45% general, un porcentaje que da cuenta de la inclinación a la cronificación del desempleo entre los séniores.

A este respecto, el directivo enseña que: “es primordial remarcar las políticas activas de empleo y la colaboración público-privada, siendo los enormes instrumentos para recualificar a los sénior que perdieron su trabajo y reubicarles, si es necesario, en otros campos que hoy en día están provocando demanda”.

Finalmente, Mesonero advierte de la necesidad de alentar la participación de los segmentos de la población hasta la actualidad mucho más inactivos (mujeres, personas con discapacidad, etcétera.), para equilibrar la carencia de relevo generacional y alentar, al tiempo, la inclusión y también igualdad de ocasiones de los mucho más atacables.

Sobre Fundación Adecco
Constituida en el mes de julio de 1999, la Fundación Adecco es fruto de la Compromiso Popular Corporativa que acepta el Conjunto Adecco como líder mundial en la administración de los Elementos humanos. Su primordial propósito es la inserción en el mercado de trabajo de esas personas que, por sus peculiaridades personales, hallan mucho más adversidades en el momento de conseguir un puesto.

– Personas con discapacidad

– Mayores de 45 años parados de extendida duración

– Mujeres con responsabilidades familiares no compartidas o víctimas de crueldad de género

– Otros conjuntos bajo riesgo de exclusión popular

#envejecimiento #dispara #España #hasta #según #Fundación #Adecco

Fuente: Comunicae