El temor a los okupas aumenta la instalación de puertas blindadas y acorazadas en La capital española

Foto de Puertas acorazadas


Los okupas, la pasividad del gobierno y el abandono prolongado de segundas viviendas formaron un ‘coctel’ mortal en 2020, en el momento en que las demandas por ocupación ilegal ascendieron a 41 cada día. Este fenómeno sostiene en desequilibrio a inquilinos y dueños que, frente del desamparo judicial, están acrecentando la demanda de puertas blindadas y acorazadas, singularmente en la Red social de La capital de españa, donde mucho más de 5.000 casas continúan ocupadas.

Según datos del Ministerio de Interior, el número de casas ocupadas en 2018 era de 12.214, 4.475 mucho más que en 2013, lo que piensa un alza del 58% en solo cinco años, siendo Galicia, Murcia, Canarias, la Red social Valenciana y Cataluña son las comunidades mucho más perjudicadas. Este inconveniente popular no es menor en la ciudad más importante de españa, donde las comunidades de vecinos y mercaderes viven en persistente psicosis por la amenaza de ‘okupación’. Hasta el 93% de ellos viene demandando una normativa que se haga más fácil el desalojo de okupas, según una encuesta del centro Sondea, pero esta y otras medidas se hacen aguardar.

Este miedo popularizado está tras el apogeo en la venta de puertas blindadas y acorazadas, un ‘salvavidas’ en oposición al sentimiento de indefensión judicial y la pasividad del Gobierno. Según los expertos de Puertas Blindadas y Acorazadas, portal experto en la instalación de puertas reforzadas, este producto ha conocido ganarse la seguridad de los dueños por su alta confiabilidad y su aptitud disuasiva.

En comparación con las puertas comúnes, «la diferencia fundamental es que el cerco de las puertas blindadas son de madera maciza y tienen la posibilidad de ir reforzadas con cerco de hierro, el que le dan una resistencia plus a la madera para en c aso de apalancamiento por hurto, les sea más difícil entrar a los bullones de la cerradura», comentan desde este portal madrileño, correspondiente a la Cerrajería Luyce.

«El papel de una puerta blindada —prosiguen— está construida con aglomerado macizo, y con una chapa por cada cara de 0,8 mm de espesor, logrando llevar cerraduras de 10 o 16 puntos de anclaje, con bombillos de seguridad de doble embrague».

Pero una puerta blindada no es exactamente lo mismo que otra acorazada. «En la puerta acorazada de calidad estándar, la diferencia con las blindadas radica en que el papel aparte de llevar ámbas chapas, asimismo llevan unos cilindros de hierro internos soldados a las chapas y cubiertos de cuadros de madera, que dan una resistencia plus a el papel, aparte de que la bisagra extendida transporta incorporada unos rodamientos antidesgaste», aclara el equipo de Puertas Blindadas y Acorazadas.

Alén del repunte general en este campo, el comprender realizar de Puertas Blindadas y Acorazadas ha influido en su buen desempeño a lo largo de los últimos meses. «Nos diferenciamos de nuestros contendientes, puesto que estamos trabajando de manera directa con desarrolladores y montadores, con lo que el valor repercute en pos del cliente. Además de esto siempre y en todo momento tenemos la puerta base, a fin de que usted se lleve una puerta espléndida con un precio sin rivalidad, basándonos siempre y en todo momento en el modelo de la oferta», apostillan.

Sobre Puertas Blindadas y Acorazadas
Puertas Blindadas y Acorazadas es un portal experto en la instalación de puertas reforzadas, propiedad de la Cerrajería Luyce, compañía madrileña que trabaja ya hace 25 años satisfaciendo a una cartera que sobrepasa los 65 mil clientes del servicio. Sus expertos están capacitados para solucionar pretensiones urgentes, como la apertura de puertas, cajas fuertes o automóviles, de esta manera para disponer cerraduras de alta definición.

#temor #los #okupas #aumenta #instalación #puertas #blindadas #acorazadas #La capital de españa

Fuente: Comunicae