El tópico mucho más recurrente que asegura que Sant Cugat del Vallès es una localidad residencial, donde los barceloneses solo vienen a reposar, para entonces irse a trabajar a Barcelona, de a poco va perdiendo fuelle. De esta forma lo indican los datos de las primeras 2 décadas de siglo XXI, que comprueban que el aumento del número de compañías y de cargos laborales, es substancialmente superior al aumento demográfico de la población. En verdad, si bien en este intérvalo de tiempo el desarrollo demográfico de la región vallesana ha incrementado un 63%, pasando de los 55 mil pobladores de 2001, a mucho más de 90 mil de esta época; el número de compañías creció un 74%, situándose sobre las 3 mil compañías, y el número de puestos de trabajos se ha aumentado un 87% en este periodo de tiempo, situándose en 63.815 asalariados, según datos del consistorio municipal.

«Sant Cugat del Vallés dejó de ser una localidad dormitorio. En los últimos 20 años, coincidiendo con la apertura de los túneles B-30 y la llegada de las considerables tecnológicas, la localidad se convirtió en un polo de atracción de talento y empleo de prominente valor añadido. Además de esto, existe la paradoja de que Sant Cugat prosigue ofertando mucho más cargos laborales que su población activa, un hecho inédito en toda Cataluña, con unos escenarios de ocupación superiores o equivalentes a los de Sabadell o Terrassa», apunta Joan Franquesa, colega directivo de la inmobiliaria santcugatense Feliu Franquesa, que resalta visto que Sant Cugat pertence a las ciudades del país con mucho más pobladores con estudios superiores (65,4%), que «la transforman en una localidad de cargos laborales, renovadora y de desarrollo económico».

Necesidad de vivienda
«La necesidad de vivienda accesible por el momento no solo es para santcugatenses que no desean irse de Sant Cugat, sino más bien asimismo para la multitud que trabaja en la localidad y que desea vivir en Sant Cugat. O sea, se generan 2 vectores de demanda, los que trabajan y desean vivir cerca de donde trabajan, y los pobladores de Sant Cugat, que más allá de que varios de ellos quizás no trabajan en la localidad, pero no desean vivir fuera del concejo», asegura Franquesa, que demanda políticas municipales que asistan a ofrecer contestación a las dos solicitudes.

Mucho más sobre Feliu Franquesa
Feliu Franquesa es un centro de Servicios Globales Patrimoniales y experto en todas y cada una de las áreas que tienen relación con el planeta inmobiliario. La compañía tiene un capital humano compuesto por agentes de la propiedad inmobiliaria, gestores de fincas y abogados.

#Feliu #Franquesa #comprueba #Sant #Cugat #dejado #ser #una #localidad #residencial

Fuente: Comunicae