Pero uno de sus máximos exponentes transporta mucho más de treinta años estudiando y haciendo un trabajo este término, en un inicio desde la visión de la sepa. Se habla del Artista Boyer Tresaco cuyas proyectos fueron expuestas en ciertas primordiales galerías de arte de Europa y EE. UU.

“Desde la Fundación Boyer Tresaco queremos constatar su trabajo tal como su trayectoria en el instante en que la Estatua Invisible ha captado la atención en todo el mundo”.

Historia de la Estatua Invisible de Boyer Tresaco
Boyer Tresaco ahora presentó en 1993 en la Feria de La capital española Antes de Cristo, una de sus primeras representaciones de “la sepa” que le llevarían poco tiempo después a la estatua invisible: una estatua hiperrealista de él mismo ahorcado con su ropa, pero en sentido anti gravitatorio, o sea la cuerda se encontraba atada a una tubería en el suelo y los pies hacia el techo, sitio donde estaba desprendido un zapato. La imagen plástica era deslumbrante, él mismo ahorcado y con una ejecución de la figura hiperrealista que simbolizaba la sepa del artista, que en teoría deseaba representar su ahorcamiento en Novedosa Zelanda, en las Antípodas de La capital española. Por año siguiente Boyer Tresaco volvió a Antes de Cristo con una estatua hiperrealista del cuerpo de una mujer a la que se había dado la vuelta como a un calcetín, de forma que, con la salvedad de un pie, toda la estatua, aun estando presente y efectuada con todo aspecto, quedaba esconde a la visión, o sea no aparente. Estas 2 proyectos le impulsaron en el colectivo de artistas de todo el mundo contemporáneos.

Desde ese momento Boyer Tresaco siguió haciendo toda clase de proyectos que tratan de representar los espacios de sepa que dejamos; “energía prevalente”. Como ha dicho nuestro artista, “nuestra sepa es algo que continuará para toda la vida”. Desde este punto de inicio fue llevando su técnica hacia la total invisibilidad. El reconocimiento fue gradual, pero unánime. Críticos de renombre como Thomas McEvilley, del New York Times, lo dejaron clarísimo: “La deliciosa técnica de Tresaco, completamente de su invención”.

Pero no es hasta 2001 que su primera Estatua Invisible, completamente intangible, es expuesta y vendida, en la Galería Theredoom en Barcelona. Más tarde presentó Estatuas Invisibles en París, Novedosa York, y nuevamente en La capital española ahora en 2015. Boyer Tresaco fué una figura mediática en el circuito artístico, mostrándose en varias publicaciones nacionales y también de todo el mundo y televisiones, entre ellas el Canal Arte europeo.

Objetivos de la Fundación Boyer Tresaco
Desde la Fundación Boyer Tresaco quieren comunicar el trabajo del artista en un instante en que semeja que la Estatua Invisible es algo reciente, tanto por su exposición como por su venta. También, quieren anunciar los objetivos de esta fundación, con origen en La Manga del Mar Menor: primeramente proveer asistencia popular continuada a zonas deprimidas, y esto, a través de las aportaciones de “Amigos de la Fundación” y la administración del legado de Boyer Tresaco, con mucho más de 1500 proyectos de distintas artistas de todo el mundo.

#Estatua #Invisible #Boyer #Tresaco

Fuente: Comunicae