El pintor almonacileño Alfonso Plaza muestra, hasta el próximo 31 de julio, 50 cuadros, generalmente de pequeño formato, en el Espacio Cultural El Molino.

Nativo de La capital de españa, “por una al azar de la vida”, se crio en la villa almonacileña. Su afición por colorear “siempre y en todo momento estuvo ahí”, recuerda. Desde los 55 años, empezó a dibujar con color. Después, llegaron las acuarelas, y de esta forma fue como esa inclinación natural que siempre y en todo momento tuvo le llevó a la Escuela del Palacio de La Cotilla, en Guadalajara, una vez por semana, a recibir clases de pintura.

Entonces descubrió el carboncillo, el óleo, el pastel o el acrílico. “Me sirvió de bastante comprender de qué manera se manejaban todas y cada una estas técnicas”, enseña el artista local. Jamás dejó de colorear. En este momento, lo realiza la mayoria de las veces ensuciando el acrílico y finalizando los cuadros con óleo.

Otra de sus aficiones es la fotografía. Tenía una ampliadora y le maravillaba revisar de qué manera aparecía la imagen en el papel. De ahí que, mezclando una y otra inclinación, Alfonso acostumbra colorear las imágenes que él mismo tomó con su cámara, y revelado en blanco y negro, pero asimismo recomendaciones que le mandan sus hijas.

Vive en Guadalajara desde los 27 años, donde trabajó, hasta su jubilación en una compañía de elementos en Guadalajara, la Philips. Los retratos que se detallan en la compilación, son de sus conocidos cercanos. Resaltan los de sus hijas. Alfonso tiene su pequeño estudio en su casa de la ciudad más importante, que monta y desmonta en el momento en que pinta. En Almonacid, mucho más liberado y con mucho más espacio, se encara a cuadros mucho más enormes, en su estacionamiento “sin la necesidad de agarrar en el momento en que termino”.

Jamás, hasta la actualidad que el Municipio de Almonacid le dió la posibilidad, había expuesto a solas. Solo en alguna ocasión había compartido públicamente alguna de sus proyectos en una colectiva. Complacido por la idea, y solidario, no solo le hace una enorme ilusión enseñar su pintura, sino asimismo prosigue con interés la del resto de pintores locales que van pasando por el Espacio Cultural El Molino. No se expone vender sus cuadros. “En ocasiones, me hicieron pedidos, pero no sabría ponerles precio”, apunta sinceramente.

La exposición de Alfonso Plaza se puede conocer, hasta el día 31 de julio, los viernes de 16 a 20 horas, sábados de 10:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 20:00 horas y el domingo de 10:00 a 14:00 horas, con todas y cada una de las cuestiones de inseguridad antiCOVID.

#obra #del #pintor #local #Alfonso #Plaza #hasta #julio #Molino

Fuente: Comunicae