El pasado 1 de junio entró en vigor la novedosa cuota de la luz, que modificaba la composición de costos y horarios, afectando directamente a la rutina día tras día de los ciudadanos.

No obstante, pese al revuelo inicial causado por de qué forma afectaría esta cuestión al bolsillo de los españoles, el Observatorio Jurídico de Legálitas ha comprobado que, pasados un par de meses, el número de consultas de clientes del servicio apasionados en reclamar sus facturas de suministro eléctrico no se vió en especial perturbado, manteniéndose en porcentajes muy afines a los de antes de la subida. Esto es, el valor no ha causado, supuestamente, mayores fallos de facturación u otras disconformidades por la parte de los usuarios, si bien, va a haber que aguardar un tanto mucho más, para comprender si la aparición de esta regla hace mayores fallos y disconformidades en la app práctica de exactamente la misma por la parte de las comercializadoras.

De igual manera, según una solicitud efectuada a 2.500 seguidores a través del perfil de Twitter de Legálitas, prácticamente la mitad (47%) no se ha preocupado por revisar fallos en su factura. A el interrogante: “Desde la entrada en vigor de la novedosa #tarifaluz, ¿has detectado ERRORES en la #facturaluz?» La contestación fué afirmativa en un 33,6% y negativa en un 19,4%, al paso que el 47% sobrante aseguró “no haberla mirado”.

Aparte de rememorar que, llevar a cabo una reclamación por un importe indebido, una lectura equivocada o un corte de suministro, es un trámite que todo usuario está en su derecho a efectuar en el momento en que no esté según con su recibo, Legálitas repasa ciertas cuestiones esenciales que van a ser de mucha ayuda para detectar fallos o comprender qué realizar en el momento de proteger los derechos como usuarios.

¿Qué hay que comprobar en la factura para entender si se ha comprado de sobra?
Hay que tener en consideración que, desde la entrada en vigor de la novedosa normativa, todas y cada una de las tarifas 2.0 TD van a tener tres periodos distintas en el término de energía y el cliente va a poder contratar 2 potencias eléctricas en todo el día. Por ende, es la app de estos conceptos (capacidad y energía) los que existen que comprobar y revisar en la factura, en tanto que, adjuntado con otros auxiliares, como el alquiler de equipo, seguros, mantenimientos, etcétera. afectan a los términos económicos de una factura.

Comprobar la capacidad contratada: La capacidad contratada va a ser exactamente la misma en los 2 nuevos periodos, pero el cliente va a poder alterarla, logrando tener 2 costos distintas con la intención de amoldarlas a los nuevos periodos horarios, logrando ser mucho más alta en hora punta y mucho más económica en hora valle. Lo favorable sería realizar mayor empleo del consumo eléctrico en el periodo de tiempo mucho más económico y usar la máxima capacidad, pero todo es dependiente de las pretensiones de cada cliente y especificaciones de la instalación.

Comprobar la energía contratada: En la actualidad, las tarifas se distinguen con precio fijo, con discriminación horaria en 2 periodos (2 costes de la energía diferente a lo largo del día) o con discriminación horaria en tres periodos (tres costos de la energía distintas a lo largo del día). En este momento, todas y cada una de las tarifas sostendrán tres costos de la energía distintas según el intérvalo de tiempo y día de la semana:

  • Horas valle (precio mucho más económico): de lunes a viernes de 0 a 8,00 de la mañana y últimos días de la semana y festivos.
  • Horas llanas (precio intermedio): de lunes a viernes de 8, 00 a 10,00 de 14,00 a 18,00 y de 22,00 a 00,00.
  • Horas punta (precio mucho más alto): de lunes a viernes de 10,00 a 14,00 y de 18,00 a 22,00.

Para entender si el cobro en los tres periodos fué acertado, si no hace aparición distinguido de manera clara en la factura (con una diferencia de lecturas en todos y cada intérvalo de tiempo) va a haber que dirigirse a la compañía a fin de que se haga más fácil estos datos y de esta forma contrastar que no hay ninguna incidencia en el cobro.

Comprobar otros conceptos: Comprobar el valor del alquiler de equipos, seguros u otros servicios contratados como el de cuidado y cotejar con el contenido del contrato o facturas precedentes.

¿Se puede reclamar sobre el horario?
Antes del cambio, todas y cada una de las franjas tenían un precio único, a menos que se aplicase una cuota con discriminación horaria, ingresando la novedosa regulación tres tramos para todos y cada uno de los individuos del mercado regulado: Punta, llana y valle. Así hay que distinguir:

– A. Si se está en la modalidad de precio regulado PVPC (mercado regulado) se aplicarán de forma automática los periodos de discriminación horaria en los costes de la electricidad: horas punta, liso o valle. Se reflejará en la factura sin precisar llevar a cabo nada.

– B. En la situacion de usuarios en el mercado libre, el comercializador va a deber amoldar el valor del contrato para integrar la diferencia de costos regulados, logrando elegir entre:

1.- Amoldar el valor del contrato a los nuevos periodos de energía y capacidad.

2.- Sostener los tramos de costes que el cliente tuviese acordado antes en su contrato (precio fijo todo el día, costos distintas entre semana/fin de semana, etcétera.), trasladando al precio la diferencia de costos que resultaría para su perfil de consumo.

El cualquier situación, el comercializador va a deber hacer llegar estos cambios al cliente con la bastante antelación.

¿Se puede escoger la capacidad contratada?
Como se señalaba previamente, aparte de los cambios en los tramos, la novedosa factura eléctrica tiene dentro la doble capacidad máxima contratada y el cliente puede cambiar su capacidad, logrando tener 2 costos distintas sobre dicho término, con el objetivo de amoldarlas a los nuevos periodos horarios y a sus pretensiones, resultando ser mucho más alta en hora punta y mucho más económico en hora valle.

Estos valores económicos los debemos comprobar a fin de hallar un mayor ahorro económico y esta adaptación, que efectuará el Distribuidor, no computará como cambio de capacidad para el cliente teniendo la oportunidad de cambiar un par de veces las potencias contratadas, sin costo a lo largo de los próximos 12 meses a contar desde el 1 de Junio de 2021 y hasta el 31 de mayo de 2022, a menos que el cambio implique actuaciones en el punto de suministro que requieran el movimiento de un técnico y no se pase la capacidad que tuviese contratada de antemano al 1 de junio.

En el caso de aumentar la capacidad máxima contratada, el cliente va a deber abonar el coste de los derechos de acometida pertinente. Una vez finalizado dicho período, proseguirá vigente la normativa de hoy que establece que la distribuidora puede negarse a llevar a cabo un cambio de capacidad en más de una ocasión por año.

¿De qué forma se corrigen los fallos en la factura?
Si la facturación es mayor a la adecuada, el cliente va a poder soliciar que las proporciones le sean devueltas en la próxima factura. Por otra parte, si la facturación fuera menor, el cliente va a poder soliciar que las proporciones que debe abonar sean prorrateadas en las próximas facturas.

¿Qué ocurre en este momento con los descuentos de una factura?
Van a depender de cada compañía, lo que sí es esencial tomar en consideración es que todo cliente está en su derecho a recibir una rebaja en la factura en el caso de cortes continuados en el servicio. El descuento va a poder resultar de hasta un 10% en la factura de forma anual.

¿Cuál es el trámite para enseñar una reclamación?
Si tras efectuar todas y cada una de las comprobaciones se observase que hay una incidencia, se va a deber arrancar una reclamación, bien sea a través de llamada telefónica al servicio de atención al usuario de la compañía suministradora o, con el apoyo de un servicio legal que, para conseguir un resultado mucho más efectivo, le va a ayudar a enseñar la reclamación por escrito, apuntada al área de atención al usuario de esa compañía.

En un caso así, Legálitas sugiere llevarlo a cabo a través de carta certificada con acuse de recibo, para de este modo tener un archivo que acredite la recepción por la parte de la compañía quien, más tarde y obligada por ley, va a facilitar al cliente el número de referencia y el justificante por escrito de esa reclamación. Asimismo, por medio de los servicios de atención al usuario de las páginas de las propias compañías, se va a poder recibir una contestación rápida. Si en el período de un mes, la reclamación no hubiera logrado contestación o no podría haber sido exitosa, el próximo paso va a ser asistir a los organismos de Consumo locales o autonómicos si se tratara de un inconveniente de facturación.

#Legálitas #enseña #qué #llevar a cabo #para #advertir #fallo #factura #luz #de qué manera #demandarlo

Fuente: Comunicae