Estudiar a advertir las señales de una infestación es esencial para eludir males mayores
En la temporada vernal, en el momento en que el calor comienza a apretar, la flora se lleva a cabo de forma apurada y, con esto, varios insectos se muestran molestando a la población en su día a día, como los mosquitos y avispas. Pero aparte de estos insectos recurrentes, hay otra clase que resulta mucho más molesta, aún si cabe, por los daños que crea su presencia: las termitas. Esta plaga tiene mucho más de 300.000 especies conocidas, pero solo el 3% de ellas son las responsables de los graves daños a las casas y al patrimonio histórico, lo que piensa un gasto mundial de sobra de 60.000 millones de dólares americanos por año, según los especialistas del ámbito.

Rentokil Initial, internacional experta en control de plagas y también higiene ambiental, la considera, por consiguiente, una plaga dañina y de las mucho más destructoras, ya que una colonia de termitas subterráneas puede contener millones de individuos que atacan sin piedad las construcciones de madera de las edificaciones. Suelos de madera, rodapiés, escaleras, marcos de puertas y ventanas son otros de los elementos damnificados por su ataque. A esto hay que añadir que los asaltos se generan desde termiteros subterráneos y que al comer la madera desde el interior prácticamente no son perceptibles.

Modus operandi
Las termitas acostumbran a tener una longitud inferior a los 9 milímetros y un cuerpo blando, y una nutrición fundamentada en celulosa, un complejo orgánico que se encuentra en la madera, las plantas y el papel. Todo ello les otorga una mayor aptitud de adaptación al medio y mayor sencillez para adentrarse de forma silenciosa en las construcciones, debilitándolas de a poco y llegando, aun, a ocasionar su colapso en el momento en que es ya tarde para accionar contra ellas. En verdad, según la compañía, todos los años mucho más de 4.000 hogares y también inmensidad de inmuebles icónicos en toda España padecen daños por esta plaga, puesto que las construcciones de sobra del 90% de las creaciones de antes de 1920 poseen madera. Por consiguiente, las pérdidas cada un año llegan a ser millonarias.

Señales de que las termitas andan cerca
Hay múltiples puntos clave que dan cuenta de la existencia de termitas en las casas, inmuebles y otras creaciones:

  • Madera que suena a hueco. Las termitas consumen la madera de dentro hacia afuera, dejando una cubierta superficial y fina de madera o sencillamente la pintura en área. Por ese fundamento, si se apalean ciertas zonas como marcos o vigas y suenan a hueco, puede ser una señal de su presencia, ya que parte o la integridad de la madera del interior ha desaparecido.
  • Ruidos en las paredes. Las termitas son estruendosas, por naturaleza. Estos insectos mastican la madera de manera ocasionando un sonido destacable, y se apalean la cabeza contra la madera o sacuden sus cuerpos para comunicar si existe algún riesgo al resto de la colonia.
  • Rodapiés que se rompen en el momento de barrer. Como las termitas se comen el interior del rodapié, el fácil golpe de un cepillo al barrer la vivienda provoca que se rompa.
  • Cordones de barro adheridos a las paredes o colgando de los techos. A las termitas subterráneas no les agrada la luz, en el momento en que no hallan una veta de madera y tienen necesidad de salir al exterior crean una suerte de túnel de barro que les resguarda de la luz y tienen la posibilidad de seguir explorando la región en pos de novedosa madera.
  • Puertas o ventanas que no cierran bien. Estos insectos trasladan barro desde el nido aportando humedad al interior de la madera, lo que provoca que se hinche y las ventanas o puertas no encajen bien con su marco.
  • Enjambrazón. Este fenómeno señala la existencia de termitas voladoras, machos y hembras que dejan el termitero para buscar un compañero y entablar una exclusiva colonia, más que nada entre abril y mayo. Una vez hallan su pareja, estas pierden sus alas que, siendo de forma fácil reconocibles, suponen otra prueba de su presencia. Por este motivo, otra prueba que señala su presencia son las alas desechadas.
  • En el exterior es esencial controlar todos y cada uno de los elementos de madera que se puede contar con en el jardín como tocones, vallas y postes de madera, aparte de las leñeras.

De qué forma tratar esta plaga
Una vez descubierta la existencia de termitas Rentokil Inital sugiere como régimen la instalación de un sistema de cebado, específicamente el sistema Sentritech, que garantiza la supresión de la colonia al 100%. Este régimen tiene una duración de 5 años; a lo largo del primero prácticamente se suprime la colonia, pero es primordial proseguir realizando una monitorización de forma anual para garantizar que no se han generado termiteros secundarios o advertir de forma temprana probables reinfestaciones.

Impedir es sanar, y mucho más tratándose de una plaga tan destructora como las termitas. Cuanto mucho más tiempo se tarde en emprender el inconveniente, mucho más gasto económico y mucho más deterioro de la propiedad producirá su presencia.

#Rentokil #Initial #Las #termitas #una #plaga #costosa #pone #jaque #patrimonio #histórico #mundial

Fuente: Comunicae