El pasado 21 de junio fue el día que dio el pistoletazo de salida el comienzo del verano del año en curso 2021. De año en año las temperaturas son mucho más altas y los efectos del sol fuerzan a tomar cautelas para eludir golpes de calor, insolaciones u otros problemas médicos como resultado una prolongada exposición al calor.

La gente mayores pertenecen a los conjuntos que mucho más cautelas tienen que tomar. El hecho de envejecer hace la multitud se vuelva mucho más sensibles y también inútiles de supervisar la temperatura corporal.

Por esta razón, SEPES Atención Domiciliaria hace 10 sugerencias para el precaución de la gente mayores en verano:

Tomar mucha Agua
Con el calor del verano, el organismo pierde líquido de manera rápida con lo que es fundamental tomar agua para regenerarlo. En lo que se refiere a la gente mayores no acostumbran a tener mucha sed con lo que no solicitan agua de forma frecuente. Es primordial supervisar su ingesta de agua a fin de que esté bien hidratado.

Acrecentar el consumo de fruta y verdura
En el momento de alimentarse es esencial integrar alimentos con modelos frescos y naturales, más que nada, con mucha agua para contribuir a la gente mayores a batallar el calor con una nutrición correcta.

Eludir bebidas con alcohol y cafeína
El consumo de alcohol y bebidas con cafeína afectan al sistema inquieto y incrementa la deshidratación, con lo que está completamente descartado su consumo en la gente mayores en esta temporada del año.

Cubrirse del sol
Si un individuo mayor tiene la necesidad de salir a la calle se aconseja llevarlo a cabo a lo largo de las horas mucho más frescas. Antes de las 11 de la mañana eludiendo de este modo las horas de máxima exposición del sol de 12:00 a 17:00. Y como es natural, hay que buscar las ubicaciones de sombras de las calles.

Eludir el ejercicio en instantes de calor profundo
Efectuar todos los días ocupaciones físicas es saludable para la movilidad de la gente mayores. Frente a las elevadas temperaturas del verano hay que eludir realizar ejercicio en los instantes de máximo calor para no ocasionar una deshidratación del cuerpo.

Supervisar las horas del sueño
Las elevadas temperaturas del verano repercuten en las horas y en la calidad del sueño. En este intérvalo de tiempo, se tiende a reposar menos, lo que significa acrecentar el cansancio frecuente a lo largo del día. Para la gente mayores es esencial ordenar una rutina del sueño y tener un espacio de reposo fresco y transpirable.

Sostener fría la vivienda
Para sostener la vivienda fría es esencial cerrar las ventanas a lo largo de las horas de máximo calor.

Y abrirlas a última hora de la tarde y durante la noche, que es en el momento en que mucho más refresca.

Contemplar la cabeza y el cuerpo
Es indispensable la utilización de protección del sol para la gente mayores en el momento en que van a la calle. Además de esto, asimismo se aconseja la utilización de viseras y/o sombreros para mayor protección de los fotones del sol.

Emplear ropa rápida
La utilización de ropa rápida y transpirable incrementa la tranquilidad y la disminución de asfixia. Tejidos como el lino o el algodón son los mucho más aconsejables para contrarrestar el calor del verano.

Controlar la tensión arterial
Las elevadas temperaturas del verano es una variación que altera la tensión arterial de la gente mayores. Según el historial de cada uno de ellos es primordial efectuar un control períodico de esa tensión para impedir ocasiones potenciales de peligro.

Gemma Montero, Gerente de SEPES Atención Domiciliaria, enseña que “la gente mayores son el colectivo mucho más damnificado por las elevadas temperaturas del verano y, por consiguiente, precisan un precaución increíble acorde con sus pretensiones.

Además de esto, añade que “nosotros garantizamos unos cuidados customizados 24 horas cada día para asegurar la mejor calidad de vida de nuestros mayores y, mucho más en esta temporada del año donde tanto padecen por el calor asfixiante del verano.

#SEPES #Atención #Domiciliaria #Sugerencias #para #precaución #las #personas #mayores #verano

Fuente: Comunicae