El Instituto de Farmacéuticos de Gipuzkoa proporciona pautas para progresar la higiene del sueño en un videoconsejo

El Colegio de Farmacéuticos de Gipuzkoa ofrece pautas para mejorar la higiene del sueño en un videoconsejo


El reposo es una sección primordial para el buen desempeño del cuerpo humano y, por este motivo, llevar una rutina y también higiene de sueño correctas es de escencial relevancia. El sueño es un desarrollo biológico que contribuye a procesar información novedosa, a sostenerse saludable y a sentirse descansado. Por este motivo, y con la meta de reportar y contribuir a las varias personas que sufren inconvenientes relacionados con él, el Instituto Oficial de Farmacéuticos de Gipuzkoa (COFG) ha publicado un nuevo videoconsejo que puede visualizarse en: https://www.youtube.com/watch?v=jA-mvwh3aco

A pesar de que la proporción de sueño precisa es dependiente de múltiples causantes, desde el COFG señalan que hay sugerencias en general de horas cotidianas de sueño según la edad: los recién nacidos entre 16 y 18 horas; de 11 a 12 horas para la edad anterior a la escuela; por lo menos 10 horas en la edad escolar; entre 9 y 10 horas cada día a lo largo de la adolescencia; y los mayores, introduciendo ancianos, entre 7 y 8 horas cada día. “Conforme se avejenta, se tiende a reposar menos horas y a pasar el menor tiempo en el sueño profundo”, enseña el farmacéutico Xabier Aizpurua y, por este motivo, sugiere adoptar una aceptable higiene del sueño: un grupo de prácticas primordiales para reposar bien que tienen que sumarse al suficiente tiempo de sueño.

Los componentes que tienen la posibilidad de ayudar a progresar el sueño son: tener una rutina de sueño (reposar y despertarse a exactamente la misma hora todos y cada uno de los días); eludir la nicotina y los estimulantes (cafés, tés, etcétera.), estos últimos en especial por la tarde; llevar a cabo ejercicio de manera regular, pero no bastante tarde; no efectuar siestas tras las 15.00 horas y que estas sean de un máximo de 20 minutos; antes de acostarse eludir las bebidas alcohólicas y las comidas abundantes, aguardar una o 2 horas a acostarse y no llevarlo a cabo con apetito, logrando un vaso de leche beneficiar el sueño. Para finalizar, es esencial relajarse antes de acostarse con ocupaciones como tomar un baño o leer, sostener la temperatura de la habitación fría y eludir dispesiones como ruidos o las luces refulgentes de gadgets electrónicos.

Frente al inconveniente para conciliar el sueño, Aizpurua lanza una clara recomendación: “Si pasados los 20 minutos de haberse metido a la cama es imposible reposar, resulta conveniente salir de ella, realizar alguna actividad relajante y regresar. Quedarse en cama va a aumentar la ansiedad”.

Y sucede que los efectos de la carencia de sueño repercuten de manera negativa en la persona, que puede sentirse agotada o ver perjudicado su desempeño, introduciendo la aptitud de meditar con claridad, reaccionar de manera rápida y conformar recuerdos. “Asimismo puede perjudicar al estado anímico (irritabilidad, inconvenientes en las relaciones, ansiedad, depresión, etcétera.) y a la salud física. Los estudios prueban que incrementa el peligro de presión arterial alta, incidente cerebrovascular, obesidad o diabetes tipo 2”, enseña Xabier Aizpurua.

Tratamientos de indicación farmacéutica
El COFG desaconseja la automedicación para el régimen del insomnio, una práctica frecuente entre quienes experimentan esta nosología. Aizpurua aclara que los modelos de venta libre comercializados para el insomnio “están indicados para el régimen de inconvenientes de sueño transitorios, eventuales y en un corto plazo” y si el inconveniente de sueño persiste, ofrece asistir al profesional médico para estudiar los componentes que logren desencadenarlo.

En este sentido, ten en cuenta que los primordiales tratamientos para el insomnio de indicación farmacéutica son:

– Los antihistamínicos H1 inductores del sueño.

– La melatonina, una hormona animal que se asocia con substancias como el triptófano y las vitaminas que fortalecen su síntesis. En su empleo como complemento alimenticio tiene una dosificación inferior a 2 mg; al paso que como fármaco tiene una dosificación igual o mayor a 2 mg.

– La fitoterapia:

  • Empleo avalado a nivel científico:
    • Valeriana
    • Pasiflora
    • Kava-kava
  • Empleo no tan avalado a nivel científico: lavanda, lúpulo, melisa y espino blanco.
  • Uno no avalado a nivel científico: tila, hierbaluisa, verbena y amapola de California.
  • Otros: naranjo amargo, manzanilla, cananga odorata, marrubio negro…

#Instituto #Farmacéuticos #Gipuzkoa #da #pautas #para #prosperar #higiene #del #sueño #videoconsejo

Fuente: Comunicae