Especialistas abogan por pensar y tomar resoluciones anticipatorias sobre la pandemia en la día del COEGI

Foto de Imagen general del curso organizado por el COEGI celebrado


«Todas y cada una de las pandemias se administran en la red social, en atención principal, con rastreos…, no con mucho más centros de salud. Varios conjuntos deben llevar a cabo lo que el COEGI hizo el día de hoy: pararse a meditar. Hoy, el peor ámbito de todos es que se muestre una exclusiva variación para la que las vacunas no tengan efecto. Yo les pregunto: ¿Pensáis que los gobiernos se están parando en este preciso momento a meditar en eso, en un plan B?”.

Esta reflexión de Rafa Bengoa, especialista en Salud Pública y codirector de SI-Health fué entre los mensajes extraídos de la día “Pandemia Covid-19: Pararemos para meditar”, estructurada esta mañana por el COEGI en los Tutoriales de Verano de la UPV/EHU. A lo largo del acercamiento se puso de relieve que “la pandemia fué un huracán que nos ha impactado a todas y cada una y a todos” y, por este motivo, con la gente y la sociedad en el centro, se han analizado el papel que tienen en exactamente la misma: políticos, sanitarios y organismos científicos, servicios sociales, representantes de derechos civiles (jueces), tal como cronistas y medios.

La día fué estrenada por el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, quien en su intervención ha subrayado que los ciudadanos tuvieron en su mayor parte un óptimo accionar, “si bien asimismo vimos aflorar hábitos individualistas y ególatras brotando inconvenientes que teníamos antes. Frecuentemente me hago una pregunta si poseemos próximo nuestra aptitud de resiliencia y sacrificio”, ha subrayado, para añadir que “todos somos un tanto causantes de haber llegado a esta situación, asimismo los políticos”.

Ahora se ha festejado la primera mesa redonda, moderada por la presidenta del COEGI, Pilar Lekuona bajo el título: “Meditemos como sociedad: ¿qué hicimos? ¿qué podíamos haber hecho?”. En ella han intervenido Rafael Bengoa, especialista en Salud Pública y codirector de SI-Health; Gurutz Linazasoro, neurólogo, directivo del Programa de Terapias Destacadas en Alzheimer y Parkinson de Policlínica Gipuzkoa y presidente Ejecutivo de VIVE biotech.; Juan José Álvarez, catedrático de Derecho En todo el mundo Privado de la UPV/EHU; y Estíbaliz Ruiz de Azua, periodista y comunicadora informativos fin de semana ETB2.

Todos ellos han expuesto de qué manera han vivido la pandemia; qué conmuevas, experiencias y aprendizajes han extraído; tal como su opinión respecto a la actuación, generalmente, del área profesional que cada uno representa y la educación que se puede obtener a futuro.

En este sentido, Rafael Bengoa aseguró que “en este momento en los capitales vascos toca realizar algo realmente serio con los servicios sociales y la sanidad pues, si en algo nos encontramos en concordancia, es en que la situación no ha acabado y se marcha a reiterar. ¿En 4 años vamos a regresar a desatender lo no COVID? Quisiera que la sociedad civil demande una evaluación neutral y seria de lo que ocurrió. Pienso que hay que hacerla”, enfatizó.

En este sentido, Bengoa ha subrayado que “la ciencia comunica y los políticos deciden, por el hecho de que para eso les hemos votado. Pero si en el momento de elegir introducen otras variaciones, lo que deben llevar a cabo frente a la sociedad es reportar de por qué razón decidieron algo muy distinta a eso que dijeron los especialistas. En verdad, veníamos advirtiendo hace meses de la variación Delta…”.

Por su lado, Gurutz Linazasoro ha señalado que: “Ha faltado una tarea de docencia colosal en toda la comunicación que se dió a lo largo de la pandemia. Esto generó desconfianza y mengua en cualquier administración medio eficiente que se haya podido realizar”. A su juicio, el accionar de la medicina fué ejemplar “y los fondos de europa han de ser siendo conscientes de la necesidad de remarcar, sí o sí, este capítulo”.

Juan José Álvarez ha recordado en su intervención que la Ley no tenia contemplado, “ni por asomo”, una situación como la que vivimos. A su juicio “hubo una sepa de actuación legislativa y también inacción normativa incomprensible. El derecho no estuvo a la altura. ¿Solo cuándo una regla se transforma en imperativa en forma de sanción reaccionamos? Hablamos de un aspecto que debemos investigar…”, dijo. Álvarez ha señalado que “hay enseñanzas que tomar en un largo plazo pero los políticos, frecuentemente, no están en esa clave. El día de hoy es instante de pensar y tomar resoluciones. Es primordial ser proactivos, en el momento en que a lo largo de este año y medio fuimos reactivos. Tomemos resoluciones anticipatorias”, ha subrayado.

La periodista Estibaliz Ruiz de Azua ha apuntado que “informarse es una labor dificultosa que necesita de tiempo y esfuerzo y, generalmente, el ciudadano/a no está presto a invertir ese tiempo en informarse. Deseamos un titular de 2 líneas más allá de que la información es muy complicada y tiene muchas variaciones. ¿Cuántas ocasiones hemos compartido en comunidades información no contrastada?”, se ha preguntado.

Reflexión como sanitarias/les

Ahora se ha festejado una segunda mesa redonda llamada: “Reflexión como sanitarias/les: ¿Qué aprendido? ¿Hemos actuado deontológicamente?”, moderada por la vicepresidenta del COEGI y enfermera de Atención Primara, Gemma Estevez. En ella participaron Félix Zubia, jefe del Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Universitario Donostia (OSI Donostialdea); David Díaz Hurtado enfermero en Emergencias En general del Hospital Universitario Donostia y también miembro de la Interfaz de Investigación Clínica de IIS Biodonostia; Toñi López. Responsable de la Comisión de Geriatría del COEGI y enfermera en la vivienda de Sanmarkosene y Lourdes Ruiz Barbarin, sicóloga responsable de la asesoría sicológica COEGI.

En sus intervenciones, Félix Zubia ha incidido en que “tras los números y las experiencias hay personas” y que esta fué la primera oportunidad donde “la patología no se encontraba en el libro”. A su juicio, a lo largo de los últimos meses “hubo un fallo y vacío comunicativo realmente fuerte. Hubo bastante estruendos y poco mensaje. En el momento en que el mensaje es claro: o sea una pandemia y aniquila. Si bien el ‘semáforo’ cambie de color semana a semana, el inconveniente proseguirá hasta el momento en que no tengamos una inmunización del 80-90% y no tenemos la posibilidad de relajarnos. Las medidas son universales, para todos, con independencia del color del semáforo o la incidencia que tengamos”, dijo.

El jefe del Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Universitario Donostia ha complacido a la ciudadanía su compromiso por el hecho de que “la mayor parte de la multitud ha cumplido”, más allá de que ha apelado a la “corresponsabilidad de todos nosotros y de la gente que toman las resoluciones. Es requisito que tengamos una observación mucho más en un largo plazo. No me agradan los triunfalismos, o sea una carrera de fondo que va a perdurar considerablemente más”, ha señalado.

Por su lado, David Díaz ha manifestado echar de menos “la creación de una comisión de evaluación, extraña a cualquier partido o gobierno y también dentro por especialistas, donde se hubieran puesto las cartas encima de la mesa. Es una crisis sanitaria y hay que percibir a los sanitarios”, dijo. El enfermero ha subrayado que “a mi no me es necesario un reconocimiento por realizar mi trabajo, pero es verdad que Enfermería debería tener algunas competencias y especialidades, que hoy no posee, y que mejorarían bastante el sistema”.

Toñi López, ha señalado que: “En las viviendas atendemos a una población pluripatológica, muy frágil, y pienso que hay que invertir en elementos sanitarios en los centros residenciales, así como puso en prueba la pandemia. La mayor parte de inficionados de COVID estuvieron en los centros, que son sus viviendas, y se han eludido los traslados pues, si tienes los elementos precisos, puedes atenderles en nuestro centro”.

La enfermera ha subrayado además que “se ha aprendido poco. Cada vez se conoce mucho más y no nos adelantamos a las ocasiones. El papel lo aguanta todo”, para acabar aseverando que “la contestación de las familias fué buena y de reconocimiento del trabajo, generalmente”.

Lourdes Ruiz, sicóloga, ha señalado por su lado que: “Esta pandemia nos hizo ser mucho más selectivos de con quién deseas estar y a quién precisas. Y esta es una reacción habitual más allá de que nuestro entendimiento es popular. Vivimos algo que no se podía predecir y debemos tirar cara adelante cada uno de ellos con las herramientas que tiene”. Ruiz apostó por aumentar a futuro los elementos en salud psicológica, puesto que hoy día son pocos.

Homenaje y acuarelas

A lo largo de la día no ha faltado un simple pero caluroso homenaje a la generación que nos antecede y a la gente fallecidas a lo largo de la pandemia.

Además de esto, en el Palacio Miramar estuvieron expuestas a lo largo de la día acuarelas de Enrique Blanco. Hablamos de semblantes de la gente cuyos ojos han protagonizado el letrero del curso representando a la ciudadanía presente y observando en todo instante.

#Especialistas #abogan #por #pensar #tomar #resoluciones #anticipatorias #sobre #pandemia #día #del #COEGI

Fuente: Comunicae