Especialistas en celiaquía comentan la realidad de la celiaquía


Es bastante común percibir a bastante gente, en general mal informadas, oraciones como: “en este momento todo el planeta es alérgico a algo”. La verdad es que no hay datos que sustenten esta oración pero lo que sí es cierto es que cada vez se conoce mucho más y se diagnostica mejor. En España hay precisamente diagnosticados cerca de un millón de personas, o sea, entre el 1% y el 2% de la población. Un número nada desdeñable pero lo mucho más alarmante es que se estima que hay cerca de un 80% de celíacos que lo son y no lo saben por el hecho de que es una patología que frecuentemente no cursa síntomas por eso quién lo sufre no se realice pruebas. Que no dé la cara no supone, no obstante, que no comprometa la salud de quién la sufre.

¿Exactamente en qué radica y por qué razón en pequeños es mucho más simple de advertir?
La patología celiaca es una patología autoinmune y que perjudica a múltiples órganos del cuerpo. Es causada por una proteína llamada gluten, que está que se encuentra en el trigo, cebada y centeno. Comienza eminentemente en la niñez y adolescencia, que es en el momento en que se muestran los primeros síntomas. «Se podría sintetizar como una reacción inflamatoria exagerada de nuestro sistema inmune hacia el gluten, que puede dañar varios órganos, primordialmente la primera porción del intestino angosto (duodeno)», enseña Cristian Serra, experto en aparato digestivo.

Diagnóstico precoz: clave para eludir desnutrición y falta de desarrollo
«Es primordial tener la sospecha clínica y confirmarlo lo antes posible –enseña el doctor Serra. Es un padecimiento que al reducir o remover el contacto con el gluten prácticamente se soluciona totalmente. Es escencial el diagnóstico precoz en pequeños para garantizar un conveniente aporte sobre nutrición, en tanto que están en pleno desarrollo y avance. Cuando hay una sospecha clínica hay que buscar de forma sistemática en tanto que la mayor parte de los pacientes tienen escasos síntomas y muy inespecíficos. Los síntomas mucho más usuales son gastrointestinales, como distensión o hinchazón abdominal, mal abdominal inespecífico, diarrea en ciertos casos. En pequeños lo mucho más recurrente es anemia, fatiga y retardo en el desarrollo. En verdad, en el momento en que en las revisiones pediátricas del niño sano se aprecia que medra lentamente la primera sospecha tiende a ser exactamente esta, celiaquía».

Se tienen que reunir algunos criterios para entender si el tolerante es o no celíaco: pruebas serológicas (análisis de sangre, donde se advierten anticuerpos concretos a receptores del gluten); pruebas histológicas (biopsias de intestino angosto, para revisar afectación de la mucosa y atrofia de las vellosidades); test genéticos (HLA DQ2 y DQ8) y más que nada la contestación a la dieta sin gluten, que generalmente se mejoran todos y cada uno de los factores perturbados y se resuelven los síntomas del tolerante.

Origen y también incidencia
La patología celíaca está producido por el sistema inmunológico, que tiene una reacción inapropiadamente al tomar contacto con el gluten. Es mucho más recurrente de los que se cree y así como se dijo, según estudios de prevalencia, entre 1-2% de la población general sufre de esta patología y hasta un 75-80% de ellos están sin hacer un diagnostico.

¿De qué forma explicárselo al niño?
Generalmente los pequeños admiten bastante superior que lo mayores realizar cambios en su dieta, exactamente por el hecho de que llevan menos años sosteniendo una concreta y, más que nada resulta bastante tranquilizador dado que tienden a ser muy causantes, no solo en la situacion de la celiaquía, asimismo en otras alergias como el huevo, frutos secos, etcétera.
Lo primero de todo es normalizar el hecho de proseguir una dieta libre de gluten. Tranquilizarles y explicarles que tienen que eludir el consumo de determinados modelos y alimentos por su bien. De todas y cada una formas para los pequeños, enseña el psiquiatra Pedro Matos, “es mucho más simple admitir su situación que a los mayores que tardan mucho más en asumir que deben cambiar sus hábitos de un día para otro”. Por norma general tienen la posibilidad de realizar una vida habitual, cuidando más que nada en la edad escolar la trasgresión de la dieta, en general involuntaria. Lo idóneo sería que a familia entera dejase de comer gluten para eludir lo que lleva por nombre la polución cruzada pero la verdad es que según FACE, la cesta de compra de un celíaco piensa un aumento de 1300 euros mucho más por año de la que uno que no es así.

¿De qué manera cambia la nutrición?
El gluten es una proteína que se encuentra en la semilla de ciertos cereales, es bastante costoso aislara y separarla completamente. Se ha de ser precavidos en la manera de elaborar los alimentos en el hogar, tal como los artículos que se consumen fuera. Por fortuna la oferta de modelos sin gluten cada vez es mucho más amplia y extensa.

¿Qué les pasa si comen gluten por fallo?
Se ha de ser riguroso en no transgredir la dieta para hallar una contestación clínica correcta. “Por norma general hay que limitar al límite el contacto con el gluten. En general proporciones pequeñísimas no acostumbran a tener enorme influencia clínica”, enseña el doctor Sierra. Frente a la sospecha que un alimento o producto logre tener gluten, la recomendación sería evitarlo y no ingerirlo.

¿Qué ocurre si se come sin gluten y no se es celíaco?
No posee ninguna consecuencia médica ni sobre nutrición. El gluten es una proteína, compuesta de aminoácidos. Puede suplirse con otros alimentos sin inconveniente.

¿Qué alimentos llevan gluten?
«Primordialmente está en el trigo, la cebada, el centeno, conque toca remover estos alimentos y sus derivados de la dieta. La clave es alimentarse a partir de modelos naturales, como las frutas, las verduras, los huevos, la leche, los pescados, las carnes, los encurtidos, siempre y en todo momento mejor en su forma original pues en relación se guisan o se rebozan ahora se corre el peligro de que se muestre el gluten (en tal caso asegurarse de emplear harinas y pan rallado libres de gluten)», enseña la nutricionista de la Clínica Anthea, Natalia Cuéllar Fernanz.

#Especialistas #celiaquía #comentan #verdad #celiaquía

Fuente: Comunicae