La medicina regenerativa es ya una situación médica si bien la mayor parte de la multitud la siente como una herramienta del futuro. Un considerable número de tratamientos ahora están libres en el mercado sanitario y fueron antes clínicamente probados. Raúl García Renedo, Médico especialista en mal articular y medicina regenerativa enseña qué noticias hay sobre esto.

Las terapias que se usan con mucho más éxito en el campo de la traumatología y el mal articular son las terapias regenerativas que se consiguen del plasma autólogo y sus fracciones o derivados, en los que está el plasma abundante en plaquetas, el suero abundante en citocinas o las células madre.

La regeneración tisular está apuntada por una larga red de citocinas que actúan de manera sinérgica. La meta de esta novedosa terapia regenerativa es reunir una mezcla homogénea de citoquinas y componentes de desarrollo que actúen en el desarrollo de regeneración, reduciendo la inflamación y activando la regeneración endógena.

Últimamente la investigación en el campo de la medicina regenerativa pudo hacer un suero abundante en citocinas, mucho más concentrado y sin la existencia de células.
La alta concentración de citoquinas provoca que se disponga de un régimen con un nivel mucho más fuerte de curación para esos casos en que el tejido está en peores condiciones.

Las citosinas son una familia de proteínas de bajo peso molecular producidas por células sanguíneas y plaquetas, causantes de regular la contestación inmune, la inflamación, la rehabilitación de tejidos y la distinción celular.

Las citoquinas regulan el metabolismo del cartílago y la contestación inflamatoria. Las citosinas anabólicas son las encargadas de establecer nuevamente la actividad metabólica del cartílago, achicar la inflamación y también comenzar el período regenerativos de los tejidos para recobrar las funcionalidades de la membrana sinovial y la síntesis de líquido hialino, que es lubricante “aceite fisiológico” de las articulaciones.

Este suero biológico se consigue de la sangre periférica del propio tolerante y tiene dentro intermediarios biológicos de causantes de coagulación – causantes de desarrollo y citocinas – y que contesta las vías de señalización de los procesos inflamatorios, actuando en la cascada inflamatoria molecular y activando la regeneración tisular.

Advertencias de nosologías musculoesqueléticas:

  • Artrosis articular de rodilla, cadera, tobillo y hombro.
  • Tendinopatías del hombro y tendón de Aquiles.
  • Epicondilitis del codo.
  • Fascitis plantar
  • Hernias de columna y mal de espalda por inflamación de una raíz inquieta.

Provecho del régimen

  • Progresar del mal y mejora servible. Retrasa la indicación de cirugía protésica, sin resultados consecutivos.
  • Incrementa la formacion de ácido hialuronico endógeno.
  • Reduce la citoquina proinflamatorias.
  • Estimula la renegación de lesión osteocondral.
  • Activa la revascularización de lesiones de menisco.
  • Efecto analgésico y antiinflamatorio.
  • Paraliza la progresión de la artrosis en diferentes fases.
  • Optimización los síntomas crónicos de mal y también inflación de la artrosis.

Van a hacer falta mucho más estudios y ver los desenlaces clínicos en un largo plazo de estas novedosas terapias biológicas, pero indudablemente abren una ocasión de régimen y se detallan como una opción alternativa real para el régimen de la artrosis y otras patologías musculoesqueléticas, tanto para reducir el mal y recobrar la movilidad y la calidad de vida.

#Las #novedosas #terapias #regenerativas #mal #articular #explicadas #por #traumatólogo #García #Renedo

Fuente: Comunicae