En la sanidad catalana hay unos 2.500 biólogos, contratados como a titulados superiores en instituciones privadas y públicas, y que trabajan en el campo clínico pero donde no se les considera expertos sanitarios. El decano del Instituto de Biólogos de Cataluña, Lluís Tort, pide al Ministerio “el reconocimiento de la integridad de los biólogos sanitarios como expertos sanitarios, cumpliendo las promesas atentos que los distintos equipos ministeriales hicieron los últimos años”.

El Ministerio de Sanidad había comunicado su regulación en 2019, pero el equipo comandado por Carolina Darias se desdijo en un inicio de ofrecer ingreso a los mucho más de 15.000 biólogos de toda España que desarrollan su tarea en el campo de la salud. Una situación que han vuelto a considerar y en este momento, se estima que retomen su deber sin más ni más dilación.

En la actualidad, se consideran expertos sanitarios solo los que hayan logrado el título de experto en las especialidades de laboratorio de Análisis Clínicas, Microbiología y Parasitología, Bioquímica Clínica, Inmunología, Radiofarmacia y Radiofísica Hospitalaria, pero no en muchas otras donde los expertos de la biología efectúan ocupaciones asistenciales, analíticas, enseñantes y también estudiosas.

Para el decano de los biólogos catalanes, «sin los biólogos, el sistema sanitario se quedaría sin muchas especialidades», entre aquéllas que resalta 2 enormes áreas como la Genética Clínica y la Reproducción Asistida, donde el 98% de los expertos son biólogos. “En estas disciplinas, desde hace unos años reguladas en Europa, los biólogos habrían de estar en situación de igualdad al resto de los expertos (médicos, farmacéuticos, enfermeros, psicólogos) que sí que tienen conocida su función sanitaria”, demanda Tort.

La tarea de los biólogos sanitarios es fundamental para la sanidad y fué fundamental en el ahínco multidisciplinario para supervisar la expansión del coronavirus. El avance de las vacunas, la realización de pruebas diagnósticas, la tarea de los equipos de investigación y de los expertos en virología, donde estuvieron en primera línea, es solo una parte de un trabajo tan esencial como poco reconocido, “puesto que la su figura profesional prosigue sin gozar en España de un reconocimiento legal concreto”, demanda Tort.

Indispensables en novedosas áreas
Actualmente, prácticamente todas las especialidades médicas se secundan de una u otra forma en la genética y en la biología molecular para sus diagnósticos. Un caso de muestra se ha vivido en esta pandemia, donde la secuenciación del virus ha servido para progresar las técnicas de diagnóstico, saber en probables tratamientos, ver el accionar de los distintos leños y desarrollar vacunas en tiempos récord.

Otro ejemplo es el régimen del cáncer, donde es indispensable hacer un diagnostico los modelos tumorales con técnicas de biología molecular para mejorar los desenlaces. O en la reproducción humana, donde los biólogos son mayoritarios, y donde el control biológico tiene cada días un poco más relevancia gracias a los cambios en los hábitos de vida.

Asimismo están biólogos en Anatomía Patológica, Dietética y Nutrición, Bromatología o Anomalías de la salud infecciosas. En ámbitos como la Salud Pública, hay expertos en sanidad ambiental y seguridad alimenticia, que forman parte en el avance de controles y protocolos para comedores de institutos, hostelería o restauración; en los análisis de aguas residuales para la detección del sars-cov-2 u otros patógenos o en los protocolos para la desinfección.

El Instituto de Biólogos de Catalunya (CBC) es una empresa de derecho público que establece el punto de acercamiento de los expertos de la Biología de adscripción obligatoria para ejercer la profesión. Tienen la posibilidad de ser integrantes todos y cada uno de los licenciados en biología, y esos titulados en grados oficiales que acrediten un leño común importante con el nivel de biología. El Instituto reúne en estos instantes cerca de 2.500 expertos.

 

#Los #biólogos #solicitan #ser #reconocidos #como #profesión #sanitaria #España

Fuente: Comunicae