La acumulación de grasa o la carencia de flexibilidad de la piel que se refleja tras padecer cambios significativos en el cuerpo son ciertas primordiales causas que causan que ella región del abdomen gane flacidez. En estas modificaciones, las mucho más usuales acostumbran a generarse a consecuencia de una notable pérdida de peso o de un embarazo. Las dos, causas primordiales y básicas para lograr someterse a una abdominoplastia.

En la situacion de los embarazos y los cambios que padece el cuerpo de una tolerante a lo largo de este desarrollo, de manera anterior a quedarse embarazada, la musculatura de los rectos abdominales de la mujer continúa unida en la región media. En el instante en el que se queda embarazada, de manera progresiva, se marcha creando un espacio entre los músculos del abdomen y la coherente separación de estos, que es lo que se conoce como diástasis de recto del abdomen. Esta separación de la musculatura de la región, tras ofrecer a luz, puede sostenerse como una “región de debilidad” en el abdomen de la mujer, que puede aun a llegar a sufrir hernias, todo gracias a la separación del músculo por haber acogido bastante contenido en la cavidad peritoneal, en un caso así un feto y su desarrollo de desarrollo y maduración.

Otro de los motivos por los cuales alguien puede someterse a una abdominoplastia es por una pérdida significante de peso. Si bien, frente esto, el doctor Javier Collado, referente en todo el país en el campo de la cirugía plástica, hace particular hincapié y aclara que “no es una intervención para adelgazar”. Según el cirujano plástico, estas operaciones se acostumbran a efectuar “para reposiciones de los tejidos en su lugar, para eliminar piel que sobra de la región o para concretar zonas de grasa” tras una pérdida esencial de peso. Por este motivo, tanto de manera anterior como tras la operación, es aconsejable que el tolerante lleve unos hábitos de vida saludables, una aceptable nutrición y la realización de ejercicio.

Aparte de todo lo relacionado con el perder peso y con los cambios significativos en tal región en el cuerpo de una mujer tras padecer un embarazo, una abdominoplastia asimismo puede contribuir a remover las estrías y el exceso de piel que se encuentra en la parte de abajo del abdomen. No se debe olvidar que pese a todos las ventajas, tanto de salud como estéticos, que logre tener esta operación, hay que preguntar siempre y en todo momento con un cirujano la oportunidad, viabilidad y deseo de someterse a esa intervención, para conseguir siempre y en todo momento la visión y consejo de un especialista. Sin embargo, si bien esta intervención logre acarrear semanas de restauración, “las ventajas estéticos y médicos para someterse a ella son mayores”, apostilla el cirujano Javier Collado.

¿Qué provecho tiene someterse a una abdominoplastia?
Entre los primordiales provecho de someterse a una abdominoplastia, está la sencillez para el tolerante para sostenerse en un peso conveniente. O sea, los pacientes que se someten a esta intervención son, en la mayoría de los casos, menos propensos a ganar peso de nuevo y, “si además de esto tienen comprados unos hábitos de vida saludables, les resultará mucho más simple sostenerse en forma”, resalta el cirujano. El exceso de piel y grasa en la parte baja del abdomen tienen la posibilidad de llegar a complicar e inclusive imposibilitar la práctica de deporte y por esta razón la liposucción abdominal es ventajosa para lograr practicarlo de forma cómoda.

“En el momento en que una mujer da a luz, en varias oportunidades puede llegar a padecer una distensión de la pared abdominal adecuada a la separación de los músculos rectos abdominales para albergar al bebé”, cuenta el doctor Collado, que detalla que “esto frecuenta dejar como resultado una pérdida del tono muscular y un abultamiento de la línea media del abdomen al efectuar sacrificios o hernias”. Estos inconvenientes tienen la posibilidad de ser corregidos merced a una abdominoplastia. Esta impide que, tras el perder peso y la debilitación del músculo abdominal se provoquen hernias en la región umbilical.

Si bien, entre los enormes propiedades de la abdominoplastia es que puede ser persistente en el tiempo. Esto es, el tolerante va a poder gozar de unos desenlaces “para toda la existencia”. Por este motivo es fundamental que se consulte con un cirujano el instante para someterse a esa intervención de forma anterior a ello. Eso sí, para lograrlo deben seguirse todas y cada una de las sugerencias del especialista y transformar en un hábito tanto el ejercicio como la alimentación sana.

En manos especialistas
Es indispensable que a fin de que un tolerante se someta a cualquier género de cirugía estética se asista a las mejores manos a fin de que, más que nada, les asesoren sobre su intervención y consigan los desenlaces deseados. Alguien que se titula y experimentado en el campo, que dé plenas garantías sanitarias a sus pacientes. En la primera solicitud, el doctor Javier Collado se ocupará de llevar a cabo una historia clínica de su tolerante, valorando su caso específico y enseñando cuál es la técnica que mejor se amolda a las especificaciones del tolerante, de su cuerpo y de sus pretensiones, aconsejando asimismo en cuándo sería el más destacable instante para someterse a cualquier clase de intervención quirúrgica.

“La cirugía estética y plástica siempre y en todo momento está en incesante evolución”, apunta el doctor, considerado un cirujano de referencia del campo. Esta evolución no solo pide una puesta cada día incesante, si no además de esto un trabajo estudioso continuo, que es el que hace la excelencia y los altos escenarios de satisfacción de los cientos y cientos de pacientes intervenidos de año en año. “Si alguien tiene la necesidad dominante de someterse a una intervención de esta clase, le sugiero que se ponga a cargo de un equipo especialista y con años de experiencia, que no solo sepa llevar a cabo en frente de la intervención, si no asimismo a los adversidades potenciales que logren aparecer a lo largo de y tras la operación”, concluye el cirujano plástico.

#Los #provecho #someterse #una #abdominoplastia #según #los #especialistas

Fuente: Comunicae