Todas y cada una de las pacientes del estudio daban a conocer una contestación extremamente baja a la estimulación ovárica y habían sufrido antes un fallo total en la restauración de óvulos usando la técnica de punción folicular en un régimen de fecundación in vitro (FIV), condición llamada “punción blanca”. Un resultado que se acostumbra justificar por una sepa de óvulos en los folículos aspirados, “síndrome de folículos vacíos”.

No obstante, en la mayor parte de las situaciones no es de este modo, según la experiencia de los estudiosos granadinos. El equipo de la Clínica MARGen empleó una exclusiva técnica no invasiva, llamada foliculoscopia sonográfica digital, creada por el doctor Tesarik, que dejó detectar un cumulus oophorus (una capacitación de células que aloja un óvulo) en la mayor parte de los folículos de estas mujeres. Esto quiere decir que estos folículos no estaban vacíos y que fuerza de la aspiración estándar no había sido bastante para dividir el cumulus oophorus con su óvulo de la pared folicular.

Según los autores del estudio, el desencadenamiento de la ovulación con solo una dosis de gonadotropina coriónica (HCG) fue deficiente para relajar la adhesión entre el cumulus oophorus y la pared folicular, y aplicaron una segunda dosis de HCG, 12 horas tras la primera, en las pacientes que deseaban reiterar, a pesar del fracaso inicial. En el segundo intento se ha podido obtener óvulos del entre el 90 y el 94 por ciento de los folículos en los que su presencia había sido identificada mediante la foliculoscopia digital efectuada antes.

Específicamente, en mujeres con 1, 2 y 3 folículos con un cumulus oophorus detectado por la foliculoscopia digital, la tasa de éxito fue, respectivamente, 94%, 93%, y 90%. Ninguna de las mujeres desarrolló mucho más de 3 folículos, gracias a su condición de insuficiencia ovárica. El éxito de esta novedosa técnica se puede argumentar por el hecho que la hormona HCG no solo desata la maturación final de los óvulos, sino asimismo fomenta la relajación del contacto de los óvulos con la pared de los folículos.

Con el apoyo de esta novedosa técnica se consiguieron nacimientos de niño sanos en casos que, de otro modo, habrían sido cancelados por una “punción blanca” (sepa total de óvulos en el líquido aspirado de los folículos).

Según los doctores Tesarik y Mendoza-Tesarik: “merced a nuestra técnica de foliculoscopia sonográfica, pudimos revisar que la mayor parte de los folículos en los que no se había podido aspirar un óvulo, no estaban verdaderamente vacíos, sino el óvulo estuvo pegado, a través de las células del cumulus oophorus que lo cubren, a la pared folicular tan firmemente que la fuerza de aspiración folicular no lo ha podido dividir”.

Aparte de la confirmación de la herramienta de la novedosa técnica de foliculoscopia sonográfica digital, creada y publicada antes por el equipo de la clínica MARGen, la noticia del estudio es que la reiteración de la inyección de HCG (hormona que desata la ovulación), 12 horas tras la primera, soluciona el inconveniente y deja el éxito de la FIV en mujeres cuyo régimen se habría cancelado con el protocolo estándar.

#Una #novedosa #técnica #asistencia #conseguir #óvulos #mujeres #con #insuficiencia #ovárica

Fuente: Comunicae