En un ámbito en el que entran en juego distintos agentes expertos, como es el Antes de Cristo (Arquitectura, Ingeniería, Construcción y Operaciones), poder una metodología de trabajo que unifique y centralice tareas, y que al tiempo saque el máximo provecho a las herramientas primordiales para proyectar de forma eficiente y eficaz, es clave. Ese logro existe, lleva por nombre BIM y vino para quedarse.

Así como resalta la asesora enfocada Espacio BIM –espacioBIM.com-, BIM o Building Information Modeling (Modelado de la Información para la Construcción o Modelado de la Información para la Edificación) es una metodología de trabajo colaborativa para la concepción y administración de proyectos de edificación y obra civil, cuya enorme virtud es que centraliza toda la información de un emprendimiento (geométrica o 3D, tiempos o 4D, costos o 5D, ambiental o 6D, y cuidado o 7D) en un único modelo digital creado por sus agentes.

Una revolucionaria tecnología pensada a un enorme reto: conseguir la interoperabilidad. La característica mucho más importante que se estima del empleo de la metodología BIM, consistente en la aptitud de canjear datos entre distintas programa BIM, admitiendo uniformar el fluído de trabajo y facilitando la automatización de los diferentes procesos a lo largo del período terminado de vida de un emprendimiento. Un reto que se hizo situación desde el instante en que Building Information Modeling llegó pisando fuerte al campo Antes de Cristo.

Poder el trueque de datos entre distintas programas, tal como, en esos diferentes programa, la lectura y la escritura de exactamente los mismos formatos del archivo y el empleo de exactamente los mismos protocolos, es una misión que está poco a poco más cerca merced a esta metodología de trabajo colaborativa que implica virtudes en todo el ciclo vital de un emprendimiento, desde su iniciativa hasta su derribo -o, en el más destacable de las situaciones, su reciclaje-. Intercambios que tienen la posibilidad de efectuarse por medio de distintos formatos o estándares, como IFC (Industry Foundation Classes), BCF (BIM Collaboration Format) y COBie (Construction Operations Building Information Exchange), y en cuyos procesos se trabaja para conseguir los desenlaces mucho más satisfactorios.

Y sucede que la interoperabilidad entre programa todavía es el caballo de guerra en el ambiente BIM; una metodología incontenible en su avance que día a día va mejorándose para ganar en efectividad y eficacia. Formarse en esta tecnología ahora indispensable entre los expertos del campo Antes de Cristo es una alternativa lógica y correcta si se desea sacar el máximo desempeño a la administración, el diseño y la realización de proyectos de edificación y obra civil. Una vía directa para llevarlo a cabo es el Máster BIM Manager En todo el mundo (+VR) de Espacio BIM, un programa en línea que garantiza una perfeccionada inmersión a distancia en esta práctica revolucionaria. Una alternativa valoradísima en el campo profesional. Y si se quiere entender otras elecciones a este máster BIM en línea y cotejarlas, se puede llevar a cabo visitando el explorador académico OTONAUTA –otonauta.com-.

#BIM #hacia #enorme #reto #interoperabilidad

Fuente: Comunicae