FabLab itinerante es un programa que nace desde el FabLab Cuenca con el propósito de prolongar la civilización digital en el medio rural. Tiene financiación de la Embajada estadounidense en España, y la colaboración de Cruz Roja y de la Diputación de Cuenca.

En su experiencia conduzco, que ha concluido este fin de semana en Sigüenza, ha visitado, aparte de la Localidad del Doncel, las localidades en Tarancón (Cuenca), El Toboso (Toledo), Villarrobledo (Albacete) y Alcázar de San Juan (Localidad Real), una por provincia de la zona, en las últimas cinco semanas. “En todas y cada una, hemos registrado una elevada participación. Nos encontramos contentísimos con la acogida de la Castilla-La Mácula rural a nuestra idea, y con la contestación frente a las ocupaciones y la participación en las muestras. Fueron bastante gente las que han afirmado que su contacto con nosotros fué su primera experiencia con esta tecnología. Y ese es nuestro propósito: acercársela al medio rural de nuestra zona, y en especial a jóvenes y mujeres, haciéndola lo mucho más alcanzable viable, en el sendero hacia su integración en la cotidianeidad”, asegura Delia Millán, responsable del FabLab Cuenca.

“La innovación, la tecnología y el emprendimiento son elementos clave de las economías estadounidense y de España. Deseamos comunicar con la sociedad de españa ciertas de nuestras buenas prácticas, como la de ‘learning by doing’. De ahí que, para nosotros es primordial respaldar programas renovadores que promuevan el ingreso a la tecnología entre los jóvenes, y asimismo entre las mujeres”, confirmaba este fin de semana Joseph Mellot, ministro asesor en funcionalidades de la Embajada estadounidense y coordinador de este emprendimiento desde la institución, que se aproximó al cierre de la experiencia conduzco. Mellot aseveró asimismo que desde la embajada se sugieren “realizar cosas más adelante con ciudades como Sigüenza, para lo que hemos predeterminado contacto con su regidora”.

Por su lado, la regidora de Sigüenza, María Jesús Merino, daba las merced a FabLab Cuenca y a sus patrocinadores, por arrimar la idea a la Localidad del Doncel, tras conocerla en aspecto. “Cualquier idea que contribuya al cierre de la brecha digital, es mucho más que bienvenida en la Sierra Norte de Guadalajara. Enseñar tecnología puntera el medio rural, y aceptar a los jóvenes que se formen sobre esto es una espléndida forma de frenar el despoblamiento, e inclusive de captar nuevos pobladores a nuestra comarca”, señalaba Merino, quien resaltó del mismo modo el ahínco que efectúa FabLab Itinerante para enseñar su emprendimiento a “mujeres emprendedoras”.

El FabLab itinerante radica en furgón, pertrechado con tecnología puntera en fabricación digital –impresora 3D, grabadora laser, cortadora de vinilos, y fresadora y cortadora de circuitos– que se utiliza para crear elementos customizados, sencillamente y con materiales alcanzables.

En horario de mañana y tarde, este sábado, en su escala seguntina, FabLab Itinerante propuso a la población local un taller de electrónica creativa para jóvenes y otro de fabricación digital para mujeres, en horario de tarde, aparte de muestras abiertas para todos y cada uno de los públicos en horario de mañana.

La versión itinerante de FabLab brotó a causa de la necesidad descubierta en la sede de FabLab, en Cuenca. “Nos llamaban de pueblos y ciudades pidiendo nuestra presencia y formar parte en nuestras proposiciones. De esta forma, inspirándonos en los FabLabs móviles inteligentes que hay en USA, decidimos llevar a cabo esto mismo en Castilla-La Mácula, aproximando la innovación tecnológica y la fabricación digital a las áreas despobladas de la zona”, afirma Millán.

Tras el éxito del emprendimiento conduzco recién concluido en Sigüenza, se estima que en una segunda etapa, con este modus operandi, se logre arrimar la tecnología a novedosas localidades, tal como conocer de forma regular las precedentes, con la intención de, en una tercera etapa, proponer la creación de espacios maker, con talleres digitales o tecnológicos. “Principalmente, procuramos romper la brecha digital, y asimismo la brecha de género en el campo de la tecnología y la ciencia, tal como retener el talento local”, resumía Millán finalmente, quien ensalzaba además de esto la participación seguntina y el acogimiento municipal de la idea: “Sigüenza es un enclave increíble. Lograr realizar el cierre en un lugar tan icónico de Castilla-La Mácula fué el colofón de esta experiencia conduzco”.

¿Qué es un FabLab?
El término FabLab procede de laboratorio de fabricación, por sus iniciales en inglés, y hablamos de un programa habitual en la civilización de america, que se ha extendido hacia otras sociedades de todo el mundo. El término hace aparición al comienzo del año 2001 en el Center for Bits and Atoms (CBA) del Massachusetts Institute of Technology (MIT). En el avance de sus indagaciones, el CBA recibió financiación del National Science Foundation (NSF) para conseguir máquinas capaces de “edificarlo prácticamente todo”. ​ En 2002, surgieron los primeros FabLabs en India, Costa Rica, Noruega, Boston y Ghana, como entidades de producción de alta tecnología a escala local. El de Cuenca, el primero de Castilla-La Mácula, se creó en 2015.

#FabLab #itinerante #cierra #experiencia #conduzco #Sigüenza

Fuente: Comunicae