La extremista transformación que padecerán las ciudades españolas debido al incontenible apogeo de los VMP

Foto de Proyecto ElectricGlip


Las novedosas elecciones de automóviles eléctricos, urbanos, ecológicos y sostenibles que poco a poco más personas escogen para sus desplazamientos por las ciudades españolas hacen de estas un espacio mejor donde vivir y garantizan terminar, cuando menos en buena medida, con el inconveniente de la polución.

Estos nuevos VMP (Automóviles de Movilidad Personal, de una o mucho más ruedas, dotados de una sola plaza y propulsados de forma exclusiva por motores eléctricos así como scooters o patinetes eléctricos, bicicletas eléctricas, monopatines eléctricos, monociclos y/o hoverboards) proponen la oportunidad de moverse por las respectivas ciudades de forma cómoda, rápida, entretenida y saludable. Pero por su parte traen consigo una secuencia de transformaciones profundas y primordiales que tienen que realizarse simultáneamente a su creciente empleo, como por poner un ejemplo la regulación de la normativa y legislación de seguridad vial o las infraestructuras de las ciudades, que van a deber amoldarse a esta novedosa forma de desplazarse.

Estos cambios podrían dividirse en 2 enormes bloques que van desde «estructurales»: la construcción de nuevos géneros de vías, novedosas señales, carriles destacables y peatonalización de determinadas zonas, etcétera., hasta el avance de normativas «legales»: el límite de edad, obligación de seguro contra terceros o la regulación de privilegios para lograr conducirlos (puesto que hasta la actualidad no habían sido precisos). Asimismo se expone la obligatoriedad de determinados complementos de seguridad para nuestro usuario como podrían ser el casco o el chaleco reflectante.

Todo es objeto de discusión y enfrentamiento continuo tanto por las autoridades que administran este desarrollo de transformación, como por los propios individuos que utilizan comunidades y sitios de acercamiento como ElectricGlip para desarrollar sus ideas y conseguir que todo el planeta se ajuste a esta novedosa situación con consenso y de la manera más óptima viable.

Al fin y al cabo, el progreso incontenible de esta novedosa inclinación piensa un enorme reto para todos, y como resulta lógico hay varios puntos de vista en lo que se refiere a de qué manera encararlo. Por una parte, quienes abogan por regular las leyes y amoldar las infraestructuras de manera inmediata, y por otro, quienes ven con cuidado todos estos cambios. Indudablemente, todo está por crear pero hay algo indiscutible, la movilidad eléctrica urbana vino para quedarse, y este asombroso aumento en la última década del empleo de los automóviles eléctricos de movilidad personal por las ciudades de España (y del resto de todo el mundo) está mudando de forma extremista la manera que se tenía de moverse. ¿Exactamente en qué rincón van a quedar las rutas destinadas de forma exclusiva a los automóviles de combustión si el incremento del empleo de los VMP prosigue medrando de manera exponencial? ¿Podrían llegar a transformarse en el primordial medio de transporte? ¿Van a quedar apartados a un background, por poner un ejemplo, los habituales turismos de gasolina? ¿Van a ser las ciudades españolas irreconocibles en unos pocos años? ¿O quizás todo concluya siendo una moda pasajera?

#extremista #transformación #padecerán #las #ciudades #españolas #debido #incontenible #apogeo #los #VMP

Fuente: Comunicae