Maurice Lacroix acaba de presentar el AIKON Quartz Chronograph, un reloj de edición limitada Vikings diseñado en colaboración con Anders Mol y Christian Sørum, miembros del equipo de Maurice Lacroix y jugadores profesionales de vóley-playa.

Hace dos años, Maurice Lacroix incorporó a Anders Mol y Christian Sørum al equipo. A lo largo de su carrera, han ganado numerosas medallas de oro y actualmente son los mejores en su deporte. Aprovechando su relación con Anders y Christian, Maurice Lacroix ha creado un reloj de edición limitada que recoge las ideas del ambicioso dúo.

De hecho, ambos atletas desempeñaron un papel activo en el proceso de diseño. Anders y Christian buscaban un reloj que pudieran llevar durante las competiciones. Esto significaba que el reloj tenía que ser ligero, fácil de llevar y preciso. Por todo ello, se eligió un movimiento de cuarzo. Además, el reloj debía ser resistente a los impactos, un atributo muy útil cuando los jugadores se entregan al 100 % en el juego. De esta forma se hizo realidad el AIKON Quartz Chronograph –Edición limitada Vikings.

Características del cronógrafo Lacroix

El AIKON Quartz Chronograph –Edición limitada Vikings de 250 piezas presenta los colores del equipo de vóley-playa Vikings. Este cronógrafo combina con estilo los tonos azules, rojos y blancos, lo que le da un aspecto joven y vibrante.

El reloj se presenta en una caja de acero inoxidable de 44 mm. Vestida de rojo, la esfera presenta un efecto cepillado soleil e incorpora tres contadores acaracolados en un tono azul que contrasta. Desde sus inicios, el AIKON siempre se ha caracterizado por mezclar diferentes acabados en su esfera y caja, enriqueciendo la experiencia del propietario.

El AIKON Quartz Chronograph –Edición limitada Vikings no es una excepción. Las agujas de las horas y los minutos están chapadas en rodio y tratadas con Super-LumiNova blanca, lo que facilita la legibilidad en condiciones de poca luz.

En el contador a las 6 horas se encuentra una indicación de fecha, completando la lista de funciones de este modelo. Para reforzar la asociación con los Vikings, el AIKON Quartz Chronograph –Edición limitada Vikings está equipado con una correa de caucho realzada con los colores del equipo. El fondo de la caja lleva grabada la marca Beachvolley Vikings, en reconocimiento al éxito del equipo a nivel mundial.

Este reloj perpetúa la historia del AIKON, un reloj lanzado en 2016 inspirado en el Calypso, un popular reloj elaborado en la década de los años 90.

Los códigos de diseño del AIKON incluyen un bisel que incorpora seis brazos prominentes y una caja que fusiona acabados pulidos y satinados en toda su extensión. Curiosamente, esta última característica es típica de los modelos Masterpiece con mayor precio de la marca, lo que ilustra aún más su continuo deseo por ofrecer un alto valor percibido junto con la tradicional artesanía suiza.

40 años de historia

Desde hace más de 40 años, Maurice Lacroix ha demostrado su saber hacer relojero ensamblando sus relojes en los talleres de la manufactura situada en Saignelégier, en Suiza. Con más de quince premios, la marca ha mostrado a lo largo de los años un espíritu innovador, vanguardista y perfeccionista.

De hecho, la cultura de Maurice Lacroix consiste en ofrecer piezas accesibles con un diseño icónico y un alto valor. En 2016, Maurice Lacroix reinterpreta su modelo icónico de los años 90, el Calypso, bajo el nombre de AIKON.

Moderno y atrevido, el AIKON está concebido para los Millienials conectados, cosmopolitas e ingeniosos al mismo tiempo. Esta ambiciosa generación se propone conquistar el terreno urbano para impregnarse de su energía. Una fuente de inspiración constante para el equipo creativo de Maurice Lacroix, una marca activa y urbana cuya energía late en el corazón de las ciudades.

Por esta razón, la manufactura relojera asocia su imagen desde ahora a una serie de actividades que permiten a los consumidores vivir experiencias únicas.