Landfillsolutions, la compañía que convierte en oro la basura

Foto de Landfillsolutions, la empresa que transforma en oro la basura


Según los últimos datos recogidos por el INE en la ‘Estadística sobre Obtenida de Restos Urbanos’, en España se recogieron en 2020 un total de 485,9 kilos de restos urbanos por habitante, un 0,4 por ciento mucho más que en el año previo. De estos, 391,3 kilos por persona y año correspondieron a restos mezclados y 94,6 kilos a obtenida separada. Cada español crea por año 524 kg de restos urbanos, cifra que incrementa un 6 por ciento anualmente.

Precisamente la basura es un inconveniente que de año en año va medrando en número de kilogramos y que, siguiendo una estela de buscas mucho más sostenibles con la naturaleza, cada vez nacen mucho más métodos para conseguir 2 cosas: que los restos contaminen menos y que estos logren tener una segunda vida.

Landfillsolutions es una compañía de capital 100% español que actúa en el mercado en todo el mundo y que, de a poco, se marcha afianzando en la activa de este ámbito. No obstante, enseña su director ejecutivo, Daniel Anka Beatos, “lo que como compañía nos importa trasmitir es REVALUO, un término que integra múltiples procesos para la administración del modo mucho más eficaz, efectivo y ecológico viable hoy en dia”. REVALUO consigue a través de un desarrollo de termodescomposición o de hidrólisis todo el desempeño que se tienen la posibilidad de conseguir de los restos, así sea en el desarrollo de gasificación para producir electricidad, como sacar hidrógeno u conseguir biofuel o etanol dependiendo de la composición del resto a tratar y todo ello prácticamente con emisiones cero.

Las tendencias llevaron hace unos años al director ejecutivo de esta compañía a buscar la adecuada administración de los restos en otra de sus ocupaciones: la demolición: “Desde ahí las ocasiones brotan y mi deseo de dejar un planeta mejor y orientar a futuras generaciones en puntos medioambientales logró el resto. Con sangre extremeña en las venas me planteé apoderarse tierras lejanas con proyectos diferenciadores y nos encontramos en ello construyendo plantas en Kazajistán, proyectos en India, Arabia Saudita, Congo, Ruanda, Bulgaria, Colombia, etcétera. y participando en concursos en otros países como Ecuador, Panamá, y Ghana por refererir ciertos. Además de esto, en España nos encontramos activamente presentándonos a las gestiones locales, Municipios, Diputaciones, Mancomunidades, etcétera.”, enseña Anka.

En esa búsqueda de dar un grano de arena en de qué manera se administra en la actualidad la basura está este empresario que no duda de una enorme verdad: “deseamos ser verdes pero no contamos aptitud para esto”. Si bien lo matiza: “si contamos aptitud para serlo pero el inconveniente radica en la carencia de intención política para fomentar el cambio a eso que se aúna el poder de los lobbies de las mal llamadas energías limpias y renovables (eólica y del sol). Estas son intermitentes y condicionadas por situaciones climatológicas. A lo largo de bastante tiempo han vivido de la subvención, desincentivan los trabajos en el campo y verdaderamente no asisten lo bastante a la descontaminación y la reducción de emisiones de gases. Observaremos en pocos años toda la problemática que va a llegar con el régimen de esos cuadros obsoletos y las aspas de las turbina”, se lamenta el empresario.

La situación en todo el mundo
Como cabría aguardar esto no es un inconveniente que afecte solo a España o a la UE, es algo global en consecuencia lo que Landfillsolutions hace no es nuevo internacionalmente si bien en España sí sean los que han abierto la veda a buscar otro género de resoluciones considerablemente más sostenibles, eficientes y limpias con el medioambiente. “En la actualidad hay mucho más de 40 plantas en desempeño en EEUU, Australia, Turquía, Aruba, Eslovaquia y nuestra planta, que está en etapa de emprendimiento y planeada para comenzar la producción en 2022, en Kazajistán. Ojalá próximamente tengamos la posibilidad arrancar ciertos proyectos presentados en España”.

Ser verde, el propósito
Daniel Anka es empresario y busca como tal una rentabilidad en sus negocios pero con una meta clarísimo y del que parte la iniciativa de arrancar en este planeta: ser verde. “Poseemos una triple motivación medioambiental. Lo primero creamos un emprendimiento 100% respetuoso con el medioambiente puesto que nuestras emisiones son mínimas (emitimos 1.500 ocasiones menos CO2 que un vehículo híbrido en circulación urbana media). Con nuestro desarrollo proponemos un reciclaje total desde un sorteado manual y mecánico para conseguir una fracción resto con los restos no valorizables con los que crear un pellet que es el que procesaremos en nuestra tecnología, la meriólisis, para conseguir el resultado definitivo (biogas o biofuel). En tercer rincón, somos capaces de recobrar un vertedero dejándolo en su estado original y eludiendo los peligros que acarrea y la doble polución que emite, así sea por emisiones de metano o por infiltraciones de lixiviados”, enseña. “Y todo lo mencionado ofertando empleos de calidad, provocando una industria paralela para el cuidado y comercialización de materiales reciclados”, apostilla.

El futuro de las basuras pasa por tener métodos como este o afines
Daniel Anka no aloja ninguna duda sobre que, transcurrido un tiempo, este sistema dejará de ser una novedad para ser la regla: “Pienso que nuestra tecnología es una parte de la solución que nos va a hacer ser independientes energéticamente, primero por el hecho de que crea un empleo de calidad y que va a poder devolver la producción agraria a nuestra España vaciada impulsando de este modo la economía que ha de ser transformada antes o después. Además de esto es que debemos comprender que no tenemos la posibilidad de proseguir sepultando elementos, asolando el campo con placas o molinos. Hay compañías y nuevos negociantes que deseamos prestar una opción alternativa a los lobbies energéticos, aun producir mercados alternos en medios rurales o ámbitos urbanos en donde las considerables compañías no ven rentabilidad”, mantiene.

La tarea de los políticos en impulsar estos cambios
Daniel Anka admite que, más allá de que varios les escuchan, las adversidades son distintas. “Generalmente les suena bien en el momento en que conseguimos llegar a tener una charla con los políticos o con los operadores, pero los presentes pliegos no promueven el resto cero y eso no estimula el cumplimiento de la normativa europea que desea achicar el depósito. El coste operativo con nuestra tecnología es mayor que el presente, puesto que mover a un monte es bastante económico y el tener que realizar inversiones es otro de los hándicaps que ven las compañías que en la actualidad administran los Centros de Transferencia de Restos (CTR) o los depósitos finales”, se lamenta. “Nuestro plan de negocio señala un roi menor a 8 años, reduciendo la tasa municipal por depósito que se paga hoy día por los ayuntamientos y sin ningún género de asistencia pública (en el momento en que entendemos que están muy subvencionadas estas instalaciones) con lo que invito a cualquier entusiasmado que visite nuestra página web www.landfillsolutions.eu/es y se ponga en contacto con nosotros y le vamos a poder efectuar una simulación real de su viable administración”, concluye.

#Landfillsolutions #compañía #convierte #oro #basura

Fuente: Comunicae