A juzgar por la última redada policial contra una compañía de artículos espía, por la presunta venta, por medio de tiendas físicas en España, de productos espía a una red criminal y donde se ha incautado mucho más de un millón de euros en efectivo, regresa a esta época el enfrentamiento sobre la utilización y comercialización de gadgets espía.

Los especialistas consultados en Espiamos.com, han comentado: “los equipos espía no son tecnologías destinadas a la comisión de delitos, a la inversa, tienen la posibilidad de ayudar a la investigación de exactamente los mismos, favoreciendo la resolución de amenazas distintas”

En frente de la creciente y preocupante utilización por bandas delincuentes, brotan las inquietudes sobre si es viable una comercialización legal y ética de gadgets de supervisión enmascarada y contraespionaje como herramienta en la pelea contra delitos y fraudes o si son un peligro para los ciudadanos.

Consultados sobre esto Espiamos.com, asegura: “Este género de tecnología asimismo se usa para eludir fraudes en exámenes a través de detectores de continuidad, encontrar desaparecidos merced a los GPS, o aclarar delitos de acoso sexual instalando cámaras escondes, entre otros ejemplos que redundan en un servicio a la sociedad”

Desde Espiamos.com, agregan: “cada compañía escoge si asesorar sobre usos poco éticos (pinganillos para exámenes), comercializar equipos, de enorme beneficio pero incierta transparencia (teléfonos encriptados), o limitar la capacitación y venta de determinada tecnología a los expertos y cuerpos policiales”.

Muchas son las voces que piden un mayor control sobre este género de compañías, que evite el ingreso de conjuntos delincuentes a una tecnología y un conocimiento que logre complicar la acción policial.

El campo de las tiendas de modelos espía vive años convulsos, en las que ciertas compañías sostienen discusiones legales por la utilización inapropiado de fabricantes y la rivalidad desleal. Cuestionados sobre esto , Espiamos.com recomienda: ”Sería deseable una mayor transparencia, que deje a los actores implicados competir en igualdad de condiciones y eludir que el público prosiga confundido sobre la legalidad en la adquisición y utilización de estos equipos”.

#Las #redadas #contra #las #tiendas #espía #ponen #actualidad #tecnología #usada #por #las #bandas #delincuentes

Fuente: Comunicae